EE.UU. ve “probable” que el coronavirus se extienda por sus comunidades. La OMS lo compara con el terrorismo

La Organización Mundial de la Salud asegura que "el mundo necesita despertar" y considerar a la enfermedad su "enemigo público número uno" porque "tiene más poder para crear agitación política, social y económica que cualquier ataque terrorista".

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Noticias Telemundo

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) han asegurado este miércoles que se están preparando para que el coronavirus se asiente en Estados Unidos, pues consideran “probable” que se extienda de forma generalizada por las comunidades del país. “Eso disparará un cambio en nuestra estrategia”, ha indicado este miércoles su directora de Inmunización y Enfermedades Respiratorias, Nancy Messonnier.

La epidemia ha causado 1,115 muertes (la mayoría, en China, donde se originó), y ha contagiado a más de 45,000 personas, sobre todo en ese país. En Estados Unidos hay 14 casos registrados; se han puesto en marcha medidas estrictas de control, y en los aeropuertos se ha chequeado a más de 30,000 viajeros.

En este momento, los CDC no ven necesario el uso de mascarillas tapabocas en la población general.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado por su parte que “el mundo necesita despertar” y considerar al coronavirus como su “enemigo público número uno”. “

"Para ser honesto, un virus tiene más poder para crear agitación política, social y económica que cualquier ataque terrorista”, dijo este martes su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus, “es el peor enemigo que se pueda imaginar”.

Como sucede con el terrorismo (que no sólo provoca violencia y muerte, sino, sobre todo, miedo), las consecuencias del coronavirus han ido más allá de la crisis sanitaria, causando brotes de racismo y xenofobia, reacciones extremas y de otra índole.

Por ejemplo, la GSMA, la patronal mundial de los operadores móviles y organizadora del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, ha decidido finalmente cancelar la edición de este año del salón que iba a celebrarse entre los próximos 24 a 27 de febrero ante la oleada de cancelaciones de compañías asistentes por temor al coronavirus.

En un comunicado, el consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, ha asegurado que esta preocupación global sobre el coronavirus y los viajes hacían "imposible" acoger el evento, pero ha garantizado el compromiso de futuro de la GSMA con Barcelona para 2021 y años sucesivos.

Por su parte, Camboya permitirá atracar en sus costas a crucero con más de 2,000 personas a bordo que viajó durante semanas en busca de un puerto donde desembarcar tras ser rechazado por cinco países, pese a no tener casos confirmados de la enfermedad.

El barco, con 1.455 pasajeros y 802 tripulantes, zarpó el 1 de febrero de Hong Kong y tenía previsto anclar este sábado en la ciudad japonesa de Yokohama, pero las autoridades de ese país le denegaron el permiso después de que una persona a bordo procedente de China presentara síntomas del coronavirus.

Filipinas, Taiwán, el territorio estadounidense de Guam y Tailandia también rechazaron que el buque atracara, pese a que la compañía, la estadounidense Carnival, afirmó: “Todos los pasajeros en el barco están sanos y, a pesar de informaciones erróneas, no hay casos conocidos o sospechosos de coronavirus a bordo”.

La embarcación se dirige ahora la ciudad costera de Sihanoukville, en Camboya, donde tiene previsto llegar este jueves a las 7 de la mañana (hora local).

"Hemos recibido todas las autorizaciones y estamos extremadamente agradecidos a las autoridades camboyanas por su apoyo. Los pasajeros desembarcarán en Sihanoukville en los próximos días y serán transportados en vuelos chárter a Phnom Penh, desde donde podrán viajar de vuelta a sus casas", ha informado la compañía que opera el crucero en un comunicado.

Camboya, que es un firme aliado de China, ha restado importancia a la amenaza del coronavirus, hasta el punto que ha amenazado con expulsar a periodistas o funcionarios que aparezcan con tapabocas. También ha evitado prohibir los vuelos directos a territorio chino.

Lea también:

Carteles, insultos y acoso: el coronavirus dispara los incidentes de odio racista contra los asiáticos
 

Récord de más de 100 muertes en un día por el coronavirus en China: el presidente pide medidas "más fuertes"