Último paciente diagnosticado con coronavirus en EE.UU. fue dado de alta por error y volvió a ser puesto en cuarentena

Se trata de un pasajero del primer avión con estadounidenses que llegó a una base aérea de San Diego hace una semana procedente de Wahum, epicentro de la enfermedad que ya se ha cobrado la vida de más de un millar de personas.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

El décimo tercer paciente con el coronavirus, que recibió el nombre de Covid-19, en Estados Unidos y el primero registrado en la ciudad fronteriza de San Diego fue dado de alta por error este domingo y reinternado posteriormente después de que una evaluación adicional revelara que padece la mortal enfermedad, que ya se ha cobrado la vida de 1,017 personas y contagiado a casi 43,000 a nivel mundial, según las últimas cifras.

Ni 24 horas después de recibir el alta médica, "personal de los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) informó al Departamento de Salud Pública de San Diego que exámenes adicionales revelaron que uno de los cuatro pacientes había resultado positivo a la presencia del virus", informó este lunes el departamento de Salud la Universidad.

El paciente, que fue reinternado de inmediato en el hospital universitario donde se encuentra bajo observación y aislado, es una de las cuatro personas, entre ellas un menor de edad, que fueron dadas de alta este domingo después que exámanes de la presencia del virus resultaran negativos y fueran puestos de nuevo en cuarentena en la base aérea de Miramar con el resto de pasajeros que arribaron desde la ciudad china de Wuham, epicentro de la epidemia, el pasado 5 de febrero.

Además, el departamento de Salud de la Universidad de California en San Diego informó que un paciente adicional, también en cuarentena en la base aérea, fue trasladado este lunes por la tarde a sus instalaciones, en donde permanece bajo evaluación por el posible contagio con el virus Covid-19, nombre que este martes dio la Organización Mundial de la Salud (OMS) al patógeno.

Ambos pacientes "están bien y tienen síntomas mínimos", aseguró la universidad. 

Hasta el momento, los CDC han detectado la presencia del virus en Arizona, California, Illinois, Massachusetts, Washington y Wisconsin.

Por su parte, la OMS aseguró que a primera vacuna contra el coronavirus "podría estar lista en 18 meses", según anunció el director general Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La OMS, que mandó una misión de expertos a China, teme que el aumento de casos de transmisión fuera del país aumente su propagación a través del mundo.

Además, advirtió que el nuevo coronavirus representa una "amenaza muy grave" para el mundo, al inaugurar una conferencia para combatir la epidemia."Con el 99% de los casos en China, (la epidemia) sigue constituyendo una verdadera emergencia para este país, pero es también una amenaza muy grave para el resto del mundo" afirmó en Ginebra, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El primer fallecimiento, imputado al virus 2019-nCoV, aparecido en diciembre en la ciudad china de Wuhan (centro), fue anunciado el 11 de enero. Un mes más tarde la epidemia dejó 1,016 muertos en China continental (sin Hong Kong ni Macao), según un balance oficial publicado este martes.

Las autoridades sanitarias chinas anunciaron 108 nuevos fallecimientos en 24 horas, el balance diario más importante registrado hasta ahora. El número de contaminaciones confirmadas es de 42,000.  Sin embargo, como ya ocurrió varias veces la semana pasada, el número de casos diarios (2,478) disminuyó en relación al día anterior.

El presidente chino Xi Jinping pidió el lunes tomar "medidas más fuertes y decisivas para frenar decididamente el impulso del contagio" tras visitar un hospital en un barrio residencial de Pekín llevando una máscara.

La mayoría de compañías aéreas dejaron de volar a China continental y varios países cerraron sus fronteras a los que vienen del país. La Organización Mundial de la Salud (OMS) teme que la epidemia pueda acelerar su propagación por el mundo.

Fuera de China continental, el virus mató a dos personas, una en Filipinas y otra en Hong Kong. Más de 400 casos de contaminación fueron confirmados en treinta países y territorios.

Británico que contagió a 11 personas se recupera

Uno de los casos más llamativos y que generaba preocupación en la OMS era el de un británico que contrajo el coronavirus en Singapur y lo transmitió a una decena de personas, lo que le valió el apodo de "superpropagador".

Steve Walsh, de 53 años y originario del sur de Inglaterra, se infectó durante una conferencia empresarial en Singapur, y tras ese viaje pasó varios días en una estación de esquí en los Alpes franceses, donde transmitió el coronavirus a varios británicos, incluido un niño de nueve años.

Luego viajó de regreso al Reino Unido, donde se le relaciona con al menos otros cinco casos de coronavirus, incluidos dos miembros de los servicios médicos. Uno de ellos es un doctor que trabajaba en un centro médico de Brighton que tuvo que ser cerrado.

Tras confirmar que tenía el virus y pasar varios días en aislamiento en un hospital, Walsh confirmó este martes que se había recuperado.

"Quiero dar las gracias al NHS por su ayuda y sus cuidados. Estoy totalmente curado y mis pensamientos están con aquellos que contrajeron el coronavirus", dijo Walsh en un comunicado escrito desde el hospital de Londres donde permanece en cuarentena, según informó la agencia France-Press.

"Grave e inminente"

"La detección de este pequeño número de casos podría ser la chispa que terminará con un gran incendio" epidémico, dijo el lunes el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. "De momento es solo la chispa. Nuestro principal objetivo sigue siendo confinar" los focos de contaminación, añadió.

Hasta ahora, la mayoría de contaminaciones identificadas en el extranjero implicaban a personas que volvían de Wuhan, la ciudad china epicentro de la epidemia. "Es posible que solo estemos viendo la punta del iceberg", dijo Tedro.

"Siempre es preocupante que la gente se reúna [como en la conferencia en Singapur donde estuvo el británico] y luego se disperse, tenemos que gestionar el riesgo en consecuencia", indicó por su parte Michael Ryan, responsable de los programas de urgencia sanitarios de la OMS.

El Reino Unido calificó el lunes el nuevo coronavirus de "amenaza grave e inminente para la salud pública" con lo que podrá poner a la fuerza en cuarentena a personas contaminadas. Los ministros europeos de Sanidad se reunirán el jueves en Bruselas para hablar de medidas coordinadas contra la epidemia.

Una misión internacional de expertos de la OMS llegó a China, dirigida por Bruce Aylward –que ya lucho contra la epidemia de Ébola– para estudiar el origen del coronavirus y sus efectos. La OMS anunció por otra parte una reunión de expertos el martes y el miércoles en Ginebra para abordar posibles vacunas y tratamientos.

Crucero en Japón

Japón dejará que los pasajeros de mayor edad y lo que sufran enfermedades crónicas abandonen pronto el crucero que permanece amarrado en Yokohama y el que se han detectado 135 contagiados por el coronavirus, informó hoy una fuente cercana al asunto a la agencia Kyodo. La fuente ha asegurado que a estos pasajeros incluso se les podría permitir desembarcar en las próximas horas.

Desde hace más de una semana, el Gobierno nipón mantiene a las 3,600 personas a bordo del crucero Princess Diamond en cuarentena (que debería durar hasta el próximo 19 de febrero) de cara a evitar nuevos contagios en el país.

Esta nueva decisión del Ejecutivo japonés responde a que el 80 por ciento de los 2,666 pasajeros tiene más de 60 años, incluyendo a algo más de 200 que tienen 80 años o más. Expertos médicos han determinado que el estrés generado por permanecer tanto tiempo encerrados en el barco puede agravar la salud de muchos de ellos.

Vea también: