IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un nuevo libro narra y profundiza en la “tragedia estadounidense” de la política de separación de familias en la frontera

En 'Separated', el periodista Jacob Soboroff –corresponsal de nuestra cadena hermana NBC– documenta desde el inicio la cuestionada práctica que ha separado a unos 5,000 niños de sus familias y realiza un recuento exhaustivo de cómo se implementó en 2018 y sus consecuencias.

La escandalosa crisis de derechos humanos que tuvo su inicio en 2018 en la frontera sur de Estados cuando cientos de niños migrantes comenzaron a ser separados de sus familias por mandato de la administración Trump puede parecer un recuerdo lejano para quienes no la vivieron directamente.

Sin embargo, para el periodista Jacob Soboroff —quien documentó desde el inicio la cuestionada práctica que el Gobierno mantuvo por meses en secreto— el recuerdo es vívido.

Este martes, el corresponsal de MSNBC y NBC News, la cadena hermana de Telemundo, publicó el libro 'Separated: Inside an American Tragedy' (Separados: al interior de una tragedia estadounidense), un volumen de 400 páginas en el que el multipremiado reportero le recuerda al mundo una política de la que poco se habla por estos días pero que, asegura, no ha terminado de implementarse a pesar del compromiso de Donald Trump de suspenderla.

“El número de niños arrebatados a sus padres por la administración Trump ascendió a 5,000, en una acción sin precedentes para el gobierno de Estados Unidos”, dijo Soboroff el lunes en el programa “TODAY”.

“Nunca olvidaré haber visto a los niños enjaulados en la estación de procesamiento de la Patrulla Fronteriza de McAllen, Texas”, agregó. Y cuestionó: “¿Cómo pudo haber pasado eso en este país? Esta fue una acción que se tomó incluso cuando se sabía que no cuidaba los mejores intereses de los niños”.

[Continúa la separación de familias en la frontera]

'Separated' narra a través de múltiples entrevistas con funcionarios del gobierno y con las propias familias migrantes afectadas lo que organizaciones de derechos humanos han descrito como uno de los capítulos más vergonzosos de la historia moderna de Estados Unidos.

El autor de 'Separated: Inside an American Tragedy' pasó dos años investigando la separación de familias en la frontera sur. Agence France-Presse/AFP via Get

Durante meses de investigación en la frontera, Soboroff fue testigo de las pésimas condiciones en que los niños eran detenidos al cruzar: habitaciones superpobladas, recintos rodeados por cercas de metal en los que los solicitantes de asilo dormían en el suelo envueltos en mantas plateadas. Él fue uno de los primeros en llamar a esos recintos "jaulas".

El diario The New York Times fue el primero en alertar de la crisis humanitaria en la frontera sur, cuando en abril de 2018 publicó en su portada que unos 700 menores de edad habían sido separados de sus padres al cruzar hacia Estados Unidos desde octubre de ese año. Más de 100 de esos niños eran menores de 4 años.

La práctica había sido implementada en secreto luego de que la administración Trump, bajo su política de tolerancia cero ante la inmigración, presionara al Departamento de Seguridad Nacional para que tomara acciones más agresivas contras los inmigrantes en la frontera, que los desalentaran de buscar refugio en el país. La entonces secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, presentó a Trump una serie de propuestas para cumplir con esta directriz, entre ellas la separación de familias.

"Lo que comenzó como una exploración de las realidades de la vida a lo largo de ambos lados de la frontera se convirtió, para mí, en una lección de cómo treinta años de políticas fronterizas fallidas condujeron al momento presente, en el que miles de niños pequeños, supuestamente para “disuadirlos”, es probable que hayan quedado permanentemente traumatizados gracias a la búsqueda de un objetivo político”, escribe Soboroff.

El volumen de 400 páginas repasa la crisis que organizaciones de derechos humanos han descrito como uno de los capítulos más vergonzosos de la historia moderna de Estados Unidos.    Amazon

Su influyente serie de reportajes sobre el tema contribuyó al escrutinio público que llevó a que el presidente revirtiera su propia política mediante una orden ejecutiva en junio de 2018. Estos trabajos le valieron el Premio Cronkite a la Excelencia en Periodismo de Difusión Política y el Premio Hillman de Periodismo de Difusión 2019.

Para el libro, Soboroff desarrolló fuentes desde dentro de la administración Trump que comparten detalles críticos de la implementación de la política por primera vez.

[Niña símbolo de la separación familiar en la frontera denuncia condiciones de centro de detención]

El periodista revela cómo Scott Lloyd, el funcionario de la Administración encargado de mantener el conteo de los niños separados en un listado, se enfadó luego de ver que el Times había filtrado la cantidad de menores contabilizados por los funcionarios en la frontera. El reportaje “irritó a Lloyd”, según el libro.

“Al considerar cómo manejar los efectos colaterales de la fuga”, Scott decidió “deshacerse de la lista”, cuenta Soboroff, a pesar de que esta era el mejor recurso con que contaban las autoridades para reunificar las familias. El periodista expone cómo este funcionario sustituyó la lista por emails en los que se comunicaba con el DHS para evitar riesgos de que se volviera a filtrar información.

Otro momento revelador de 'Separated' es cuando la portavoz del DHS y asistente del vicepresidente Mike Pence, Katie Miller, explica que el Departamento la envió a la frontera para ver las separaciones con sus propios ojos y “tratar de conmoverla”.

“No funcionó”, dijo Miller, una firme defensora de la política de separación. La exfuncionaria de la administración Trump también hizo otros comentarios antiinmigrantes al cuestionar la existencia de barrios con fuerte presencia latina, como la Pequeña Habana, en Miami, Florida, una comunidad mayoritariamente de inmigrantes cubanos.

[Cambia el pañal y cuida de niña de cuatro años separada de su tía. La historia de adolescente en un centro en la frontera de Texas]

"Creo que si vienes a Estados Unidos, deberías integrarte", dijo Miller, según el libro de Soboroff. "¿Por qué necesitamos tener La Pequeña Habana?".

El volumen también narra la dramática odisea de una familia separada procedente de Guatemala que vino a Estados Unidos a solicitar asilo luego de haber sufrido amenazas de muerte por parte de grupos de narcotraficantes. La familia fue separada en la frontera: el menor terminó en Texas y el padre a miles de millas de distancia, en el desierto de Mojave, en California Central.

En junio de 2018, Trump firmó una orden ejecutiva para terminar con la separación de familias, pero cientos han sido separados desde entonces. AFP via Getty Images

Los funcionarios de la administración Trump se han negado repetidamente a proveer datos sobre cuántas familias han sido separadas, pero han sugerido que el número es relativamente bajo. Soboroff asegura que se trata de al menos 5,000.

En junio de 2018, bajo constante presión política, Trump firmó una orden ejecutiva para terminar con la separación de familias, aunque no han dejado de hacerlo, denuncia el periodista. Alrededor de 1,000 niños han sido separados de sus familias desde que esta práctica se declaró como terminada.

Soboroff señala que la práctica es mucho más peligrosa en un momento como el actual, con la crisis sanitaria del COVID-19.

“Hay brotes de coronavirus en centros de detención familiar hoy en día, y aún hay niños bajo riesgo de ser separados”, dijo a TODAY. Y advirtió: “Hay un impacto humano real, desastroso francamente. Tanto la Academia Americana de Pediatría como la organización Médicos por los Derechos Humanos aseguran que esto dejará traumas de por vida en los niños que le son quitados a sus padres”.  

“Deberíamos pensar más profundamente sobre nuestro país y cómo estamos tratando a las personas que vienen buscando refugio”, dijo el periodista. “Debemos saber que hay personas que tienen que ser responsabilizadas por esto”.

Lea también:

Una jueza federal ordena la liberación de niños migrantes en centros de detención familiar debido al coronavirus

Migrantes detenidos por ICE denuncian que los obligaron a limpiar instalaciones infectadas con coronavirus

“Es un abuso de poder”. ICE empieza a exigir fianzas altas para dejar en libertad a los solicitantes de asilo, según activistas