Murió Alfredo Ríos Galeana, asaltabancos y enemigo número uno de México en los años 80. Se fugó más veces que 'El Chapo'

El delincuente, que murió por una infección bacteriana en la sangre, robó más de 20 bancos, cantó rancheras y se hizo cirugías plásticas para no ser reconocido.
RIOS GALEANA
Alfredo Rios Galeana, asaltabancos y otrora enemigo público número uno de México, en una fotografía de archivo de julio de 2005 en la Ciudad de México.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Una infeccion bacteriana en la sangre, conocida como sepsis, fue la causa de la muerte de Alfredo Ríos Galeana, una conocido expolicía mexicano y asaltabancos que operaba en los años 70 y 80 y a quien se le consideró el enemigo número uno de México. 

El delincuente de 69 años, quien se fugó de prisión incluso más veces que 'El Chapo' Guzmán, murió a mediados de diciembre en un hospital donde fue trasladado desde el penal de Máxima Seguridad del Altiplano, en el estado de México, pero la noticia no trascendió haste este miércoles.

Apodado como 'El Feyo' o 'El Charero del Misterio', Ríos Galeana estaba recluído desde 2009 donde cumplía una sentencia de 25 años.

El asaltabancos llegó a Ciudad de México desde Guerrero, donde nació el 28 de octubre de 1950, donde se alistó en el ejército, fue policía y también ingresó al Batallón de Radiopatrullas del Estado de México, creado para defender a bancos de asaltos, y desde donde cometió sus primeros robos de una veintena en los que participó, según estimaciones de los 70 y 80.

Ríos Galeana asoló a la población y tuvo en jaque a la policía mexicana en las décadas de los 70 y 80 cuando se fugó tres veces de prisión, de ahí su fama de especialista en fugas.

El Servicio Secreto de Ciudad de México lo detuvo en 1974 bajo acusaciones de robo, posesión de arma de fuego y asociación delictiva y fue llevado preso al Reclusorio Oriente donde salió en libertad en 1976, según la información disponible.

 La División de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia (DIPD) de México lo recapturó en 1981 junto a otros cuatro miembros de su banda criminal y fueron encarcelados en la prisión de Pachuca, desde donde se fugó Ríos Galeana.

En 1984 fue aprehendido de nuevo y recluído en Santa Martha Acatitla desde donde también logró escapar pero volvió a ser capturado y trasladado al Reclusorio Sur.

Se sometió a tres cirugías plásticas para cambiar su identidad, compró un título de ingeniero civil de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), grabó un disco y tres sencillos.

Cuando fue presentado a la prensa en 1985 dijo "soy muy inteligente y mi captura no fue por error, sino por un chivatazo de uno de los elementos de mi banda. Cuando salga de la cárcel creo que continuaré con mis actividades delictivas", pese a estas jactanciosas declaraciones reconoció al comandante José Luis Aranda Zorrivas por su aprehensión "soy muy inteligente, pero él lo fue más que yo, y eso hay que reconocerlo. Nadie debe pararse el cuello con mi detención; el comandante tuvo perseverancia, destejió la madeja y llegó a mí".

Cuando lo capturaron en 1986 mencionó a los policías judiciales que para calmar los nervios, antes de atracar un banco primero robaba alguna casa habitación cercana a la institución bancaria que asaltarían.

Su última fuga fue el 22 de noviembre de 1986 cuando un comando formado por 10 hombres lo rescató mientras participaba en una audiencia en un juzgado.

En 2005 fue detenido en Los Ángeles, California, cuando intentaba realizar un trámite bajo el nombre de Arturo Montoya después de 19 años prófugo de la justicia y a punto de prescribir sus delitos. Desde California fue extraditado a México, donde pasó sus ultimos días.

Lea también:

La Fuga de Joaquín "El Chapo" Guzmán

López Obrador está conmovido por El Chapo y pide “no hacer leña del árbol caído”. Guzmán irá a penal anti-fugas