López Obrador está conmovido por El Chapo y pide “no hacer leña del árbol caído”. Guzmán irá a penal anti-fugas

“Una condena de estar en la cárcel de por vida, en una cárcel hostil, dura e inhumana, pues sí conmueve”, ha dicho AMLO. Conozca sus polémicas declaraciones y todo sobre el traslado de Guzmán a una prisión de máxima seguridad.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Joaquín Guzmán, apodado El Chapo, fue condenado el 12 de febrero por narcotráfico y conspiración para cometer asesinatos como capo del cártel mexicano de Sinaloa, y este miércoles conoció su sentencia: pasará el resto de su vida (tiene 62 años) en una prisión de máxima seguridad en Colorado, encerrado 23 de las 24 horas del día en su celda, y rodeado de peligrosos terroristas.

“Lamento mucho que se den estos casos”, ha explicado este jueves a la prensa el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, “yo no quiero que nadie esté en la cárcel”, añadió, “ni que nadie sufra”.

“Soy un idealista, creo en el amor, la fraternidad, la felicidad. Soy humanista, no le deseo mal a nadie, no me gusta hacer leña del árbol caído”, añadió, deseando a continuación: “Que todos los mexicanos tengamos posibilidad de ser felices sin incurrir en actos ilícitos, sin exponernos, sin vivir con los riesgos que se corren cuando se actúa al margen de la ley, es una vida también ingrata, el tener una familia y no poderla ver, el andar a salto de mata, a lo mejor eso no es vida”.

“Todas estas cosas que suceden terminan en condenas como éstas, una condena de estar en la cárcel de por vida, en una cárcel hostil, dura e inhumana, pues sí conmueve”, concluyó.

El Chapo fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017 después de fugarse en dos ocasiones de cárceles de México, donde había sido condenado también como máximo responsable durante décadas del cartel de Sinaloa.
Esta organización, considerada por las autoridades estadounidenses como “la más poderosa del mundo” en tráfico de drogas, es responsable de miles, sino millones, de muertes. El propio Guzmán ha sido considerado responsable directo de numerosos asesinatos, aunque su leyenda está cimentada más en su capacidad para escapar de prisión (con sobornos a oficiales) que en sus horribles crímenes.

En cualquier caso, tras conocer su sentencia, El Chapo se encamina ya a la prisión donde pasará el resto de su vida en Florence, en Colorado. Esta cárcel, inaugurada en 1994, que alberga ahora, alberga ahora, entre otros, a Ramzi Yousef, responsable del atentado de 1993 contra el World Trade Center de New York; al terrorista del maratón de Boston, Dzhokhar Tsarnaev; a Ted Kaczynski, apodado Unabomber; o al terrorista del zapato, Richard Reid, quien intentó hacer estallar en un avión una bomba que escondía en su calzado.

“Nuestro Gobierno entierra a entierra a gente viva en tumbas de cemento por toda su vida”, se lamentó Thomas Silverstein, un preso encerrado allí, “en realidad es más humano ejecutar a alguien que torturarlo año tras año tras año”.

Silverstein murió tras pasar 36 años en una celda de aislamiento como la que espera a El Chapo. Ésta es su historia.