Sillas vacías en las escuelas: las redadas de la Migra sacan de clase a miles de niños

Hasta 300.000 niños, la mayoría bebés, han dejado de ir a clase por ICE. Esto es lo que les ha sucedido.

Investigadores de la prestigiosa universidad de Stanford han concluido que, en aquellas comunidades en las que la policía local se ha aliado con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) para detener y deportar a indocumentados, el número de estudiantes latinos apuntados a las escuelas públicas ha caído de forma significativa.

“Estoy sorprendido por la magnitud [del descenso], ha señalado Thomas Dee, director del estudio publicado por la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas. Los investigadores analizaron datos de 55 condados entre los años 2000 y 2011  concluyeron que las alianzas con ICE desplazaron a 300.000 estudiantes hispanos.

La mayoría atendían a escuelas elementales; según el estudio, los padres consideran más fácil mover de colegio a los niños más pequeños, y además están más preocupados por qué será de éstos en caso de que ellos mismo sean deportados.

“El estrés causado por la mudanza familiar inesperada y el miedo a la deportación podrían dañar el desarrollo de estos niños”, afirman los investigadores.

Una encuesta en California ha indicado un crecimiento en el número de estudiantes que sufren estrés postraumático debido a la preocupación por su estatus migratorio, el de sus familias o el de sus amigos, según reporta la web informativa US News.