IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Esta pareja latina esperó a nombrar a su recién nacida hasta curarse de COVID-19. Murieron antes de poder bautizarla

La madre no estaba vacunada pese a estar embarazada. Cuando murió y su esposo estaba en la UCI, sus cuatro hijos “preguntaban dónde estaban sus padres”. Fallecieron "a un par de habitaciones de distancia".
/ Source: Telemundo

Por Wilson Wong - NBC News

Daniel Macías quería esperar a que él y su esposa, Davy Macías, se recuperaran del coronavirus antes de ponerle nombre a su hija recién nacida. Pero aproximadamente una semana después de dar a luz, la madre murió por complicaciones del COVID-19. Y casi dos semanas después falleció su esposo.

Davy Macías tenía 37 años y Daniel Macías 39, según Terri Serey, cuñada de la mujer. La pareja, ambos de Yucaipa, California, dejó huérfanos a cinco hijos, de 7, 5, 3 y 2 años y su bebé de 3 semanas.

"Eran las personas más amables y asombrosas", dijo Serey," ellos eran los que reunían a todos, para cada cumpleaños, cada día festivo".

Son parte de las más de 660,000 personas en Estados Unidos que han muerto a causa del coronavirus. Davy Macías no se había vacunado alegando que estaba embarazada, dijo Serey, pero no estaba claro si Daniel estaba vacunado.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) instaron a todas las mujeres embarazadas a recibir la vacuna contra el COVID-19 a principios de agosto, unas dos semanas antes de la muerte de Davy Macías el 26 de agosto, ya que los hospitales en los puntos más críticos de EE.UU. vieron un número preocupante de futuras madres no vacunadas y enfermas de gravedad que contrajeron el virus.

Toda la familia dio positivo por el coronavirus después de viajar a principios de agosto, según Serey. Pero mientras sus hijos se recuperaron rápidamente, los síntomas de los padres empeoraron.

Poco después de regresar del viaje, ambos fueron llevados al hospital e internados en la unidad de cuidados intensivos, con menos de una semana de diferencia, a "un par de habitaciones de distancia", dijo Serey.

[“Ahora vamos a la guerra”. La muerte de una anti-vacunas por COVID-19 dispara las amenazas a médicos por no usar ivermectina]

Davy Macías tenía 32 semanas de embarazo y se sentía "optimista" sobre su recuperación cuando fue hospitalizada el primer fin de semana de agosto, dijo Serey. Pero, dijo, la futura madre fue intubada y nunca conoció a su hija cuando dio a luz por cesárea el 18 de agosto.

Daniel Macías solo conoció a su quinta hija brevemente antes de ser intubado unos tres días después de su nacimiento. Aún no tiene nombre.

Daniel y Davy Macias.Courtesía Terri Serey

Davy Macias era enfermera en el Kaiser Permanente Fontana Medical Center, y Daniel Macias era profesor en Jehue Middle School en Colton, California, según Serey. Como ella trabajaba durante la noche y él trabajaba durante el día, Serey dijo que los niños eran el "centro de sus vidas".

Según Serey, no sabía si Davy Macías lamentaba no haber recibido la vacuna contra el coronavirus antes; solo sabía que la pareja pensaba que se recuperarían rápidamente y presentarían ellos mismos a su quinta hija al resto de la familia.

[Muere un hombre al ser rechazado en 43 hospitales saturados por COVID-19]

"Nunca lo hicieron", dijo Serey.

A Davy y Daniel Macias les sobreviven sus cinco hijos, quienes están bajo el cuidado de sus abuelos.

Serey dijo que no ha hablado con los abuelos desde que murió Daniel Macías. Pero, agregó, después de que su madre murió y su padre permaneció en la UCI, los niños "se preguntaron dónde estaban sus padres".