Tara Reade dice que no acusó explícitamente a Biden de acoso sexual en el informe del Senado

La exasistente del Senado que ha acusado de agresión sexual al exvicepresidente y candidato presidencial Joe Biden dice que "no está segura" de las palabras que utilizó cuando redactó la queja en papel que asegura haber presentado en 1993.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: Telemundo

Tara Reade, una exasistente del Senado que ha acusado de agresión sexual al exvicepresidente y candidato presidencial demócrata Joe Biden, especificó este sábado que "no está segura" de las palabras que utilizó cuando redactó la queja en papel que dice que presentó ante una oficina del personal del Senado en 1993. Reade añadió que no le acusó explícitamente de acoso sexual.

"Recuerdo haber hablado de que quería que sirviera bebidas porque le gustaban mis piernas y pensaba que era bonita y me hizo sentir incómoda", contó Reade en otra conversación con The Associated Press el viernes. "Sé que tenía demasiado miedo para escribir sobre la agresión sexual", recordó.

Reade reiteró que no usó la expresión "acoso sexual" para presentar la queja, pero en otros puntos de la charla afirmó que ese era el comportamiento que ella creía que estaba describiendo. "Hablé sobre acoso sexual, represalias. La palabra principal que usé, y sé que no utilicé acoso sexual, fue "incómodo". Y recuerdo "represalia", contó.

"Presenté una queja sobre acoso sexual y represalias, pero no estoy segura de qué palabras explícitas aparecen en ese formulario de admisión hasta que todos lo volvamos a ver", afirmó Reade a NBC News en un mensaje de texto este sábado.

La existencia del informe del Senado se ha convertido en un elemento clave de las acusaciones contra Biden, que él ha negado rotundamente. Reade dice que no tiene una copia del informe, y Biden declaró el viernes que no tiene conocimiento de que exista una queja en su contra. Le pidió al Senado y a los Archivos Nacionales que buscaran en sus registros para tratar de localizar una queja de Reade.

[Hillary Clinton respalda a Joe Biden como candidato demócrata: "No puedo esperar a que sea presidente"]

Pero Reade sugiere que incluso si el informe aparece, no corroborará sus acusaciones porque decidió no detallarlas en ese momento.

El año pasado, en otra entrevista con AP,  Reade dijo: "Tienen esta oficina de asesoramiento o algo así, y creo que entré una vez allí, pero luego me acobardé". Este viernes, Reade dijo que se refería a haberse "acobardado" al no presentar acusaciones completas de acoso o agresión contra Biden.

Este sábado Reade declaró que en el documento que rellenó podría haber un recuadro para verificar el formulario que señalaba una queja de acoso sexual, pero no podía recordarlo y no lo sabría con seguridad hasta que lo viera.

Reade fue una de las ocho mujeres que presentaron el año pasado acusaciones contra Biden afirmando que las había hecho sentir incómodas con muestras inapropiadas de afecto. Biden reconoció las quejas y prometió ser "más consciente en el futuro a la hora de respetar el espacio personal". Durante una de las entrevistas de abril de 2019, Reade recordó que Biden le pidió que se vistiera de manera más conservadora le dijo que no fuera "tan sexy".

La acusación ha afectado la campaña presidencial de Biden, generando ansiedad entre los demócratas. Los republicanos han acusado a los partidarios de Biden de hipocresía, argumentando que se han apresurado a creer que las mujeres que han acusado al presidente Donald Trump y otros conservadores de asalto. Trump se ha enfrentado a múltiples acusaciones de asalto y acoso, todo lo cual niega.

Reade dice que se mostró reacia a compartir detalles del asalto durante sus conversaciones iniciales con los periodistas hace más de un año porque tenía miedo de la reacción violenta y todavía estaba aceptando lo que le sucedió.

Dos de los asociados de Reade dijeron públicamente la semana pasada que Reade tuvo conversaciones con ellos y dijeron que corroboraron aspectos de su acusación. Uno, un exvecino, dijo que Reade le relató su experiencia sobre el presunto asalto. La otra, una excompañera de trabajo, declaró que Reade le contó que había sido acosada sexualmente por su jefe durante su trabajo anterior en Washington.

Biden ha insistido en que no existen registros, pero el viernes envió una carta al Secretario del Senado pidiéndo que "tomen o dirijan los pasos que sean necesarios" para determinar dónde existiría dicho registro de personal y entregar al público cualquier documento se encuentre relacionado con cualquier acusación que Reade podría haber hecho.

"No es cierto, estoy diciendo inequívocamente que nunca sucedió y que no sucedió", dijo Biden en una entrevista en Morning Joe de MSNBC. "Nunca sucedió", remarcó.

Biden también reiteró la negación de la acusación el viernes por la noche en una recaudación de fondos virtual con veteranos de la administración Obama. "Su confianza y fe siempre han significado mucho para mí. Primero, déjenme decir que, inequívocamente, esa afirmación simplemente no es cierta. No sucedió", afirmó.

Biden, virtual candidato presidencial demócrata, continuó diciendo, sin embargo, que seguía creyendo que "las mujeres deben poder ser escuchadas y que todas las reclamaciones deben tomarse en serio".

"No es suficiente tomar mi palabra y descartar las suyas. Francamente, eso no debería ser suficiente para nadie, porque sabemos que este tipo de enfoque es exactamente por lo que se ha permitido que la cultura del abuso se ha enconado durante tanto tiempo ", dijo.

Varios funcionarios del gobierno y de la campaña del expresidente Barack Obama también han defendido a Biden, y algunos señalan que no se han descubierto pruebas sobre las acusaciones durante el riguroso proceso de investigación que Biden pasó para ser elegido para el boleto electoral de 2008.

William Jeffress, uno de los casi doce abogados que formaron parte del equipo de búsqueda vicepresidencial de la campaña de Obama, aclaró a NBC News que en su verificación de antecedentes no encontró evidencia de quejas contra el entonces senador Biden, ya sean de acoso sexual, discriminación o cualquier tipo de conducta indebida.

"No hicimos una búsqueda completa de registros de su oficina", agregó Jeffress. "Si hubiera surgido algo, habríamos mirado los registros. No recuerdo y no creo que hayamos revisado sus registros del Senado", concluyó.

Con información de NBC News y The Associated Press.

Lea también:

Trump se burla de Biden en un vídeo por las denuncias de tocamientos inapropiados

Warren respalda a Biden como candidato presidencial demócrata tras evitar pronunciarse cuando aún peleaba contra Sanders

La salida de Elizabeth Warren reabre el debate sobre cuándo habrá una mujer presidenta en Estados Unidos