Giuliani buscó una reunión privada con el presidente ucraniano con el consentimiento de Trump

Los registros, publicados por los demócratas de la Cámara, también parecen mostrar que la exembajadora de Ucrania estaba siendo monitoreada

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Rudy Giuliani escribió una carta solicitando una reunión privada con Volodymyr Zelenskiy, entonces presidente electo de Ucrania, con el "conocimiento y consentimiento" del presidente Donald Trump, según los registros publicados este martes por los demócratas de la Cámara.

La carta era parte de la evidencia que los abogados de Lev Parnas, el asociado de Giuliani, que está esperando juicio por los cargos de financiamiento de la campaña, entregaron a los investigadores de la acusación de la Cámara de Representantes. Refuerza el argumento de los demócratas de que Giuliani estaba cumpliendo las órdenes de Trump al tratar de desenterrar trapos sucios sobre el rival político Joe Biden y el Comité Nacional Demócrata. Trump intentó anteriormente distanciarse de su abogado, diciendo el pasado noviembre que no le había dirigido.

Los registros entregados por los abogados de Parnas también parecen mostrar que la exembajadora de Ucrania, Marie Yovanovitch, estaba siendo monitoreada de cerca por una candidata republicana al Congreso, siguiendo sus movimientos físicos en tiempo real junto con su computadora y su teléfono.

Una declaración del presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, demócrata de California, y otros demócratas importantes, dijo que la información se enviaría al Senado junto con los artículos del juicio político. "Toda esta nueva evidencia confirma lo que ya sabemos: el presidente y sus asociados presionaron a los funcionarios ucranianos para que anunciaran investigaciones que beneficiarían políticamente al presidente", expone el comunicado.

La carta, escrita en papel con membrete de Giuliani, estaba fechada el 10 de mayo de 2018. "Estimado presidente electo Zelensky: soy un asesor privado del presidente Donald J. Trump. Para ser precisos, lo represento como ciudadano privado, no como presidente de los Estados Unidos. Esto es bastante común según la ley estadounidense porque los deberes y los privilegios de un presidente y un ciudadano privado no son lo mismo. Representación separada no es lo mismo", comienza inusual carta.

Felicitó a Zelenskiy por su victoria electoral, y luego solicitó una reunión con él para discutir una "solicitud específica". "En mi calidad de asesor personal del presidente Trump y con su conocimiento y consentimiento, solicito una reunión con usted este próximo lunes 13 de mayo o martes 14 de mayo. No necesitaré más de media hora de su tiempo y lo haré estar acompañado por mi colega Victoria Toensing, una distinguida abogada estadounidense que está muy familiarizada con este asunto", continúa la carta.

No se menciona el tema de la "solicitud específica", pero la correspondencia llegó un día después de que Giuliani le dijera a The New York Times que viajaba a Ucrania para averiguar información sobre el trabajo que el hijo de Biden había hecho para una compañía de gas ucraniana. "No nos estamos entrometiendo en una elección. Nos estamos entrometiendo en una investigación, que tenemos derecho a hacer", declaró Giuliani al periódico en ese momento.

Trump, en una llamada telefónica del 25 de julio, le pidió a Zelenskiy que investigara al exvicepresidente Biden y a su hijo Hunter Biden, así como una conspiración que involucra a los demócratas y las elecciones de 2016. Esa llamada llevó a la Cámara a lanzar una investigación formal de juicio político sobre los tratos de Trump con Ucrania.

Parnas envió un mensaje de texto con la carta de Giuliani a un asociado de Zelenskiy. La respuesta fue redactada en el comunicado. Giuliani luego le envía un mensaje de texto a Parnas: "Creo que este tipo cancela la reunión"

El exalcalde de la ciudad de Nueva York no tomó bien el rechazo.

Get the noticias newsletter.

"Voy a decir que he sido informado de que las personas que aconsejan al presidente electo no son sus amigos. Al menos uno estuvo involucrado en la entrega de evidencias fraudulentas acusando falsamente a la campaña e hizo declaraciones horribles sobre su deseo de derrotarlo", escribió Giuliani, de acuerdo con los registros. "Me informan que el presidente electo está en manos de personas declaradas sus enemigos, agregó.

Giuliani le dijo a NBC News en un mensaje de texto que la carta "muestra inequívocamente que estaba actuando" en su papel de abogado defensor buscando "evidencia exculpatoria".

Los documentos también incluyen intercambios de WhatsApp entre Parnas y Robert Hyde, un candidato republicano para el Congreso en Connecticut, donde parecen estar discutiendo sobre Yovanovitch, la embajadora de EE. UU. en Ucrania que fue removida de su puesto a instancias de Giuliani.

Los intercambios, en marzo de 2019, no nombran a la embajadora, pero incluyen enlaces a historias sobre ella, y son del período de tiempo en que Giuliani y sus asociados intentaban que despidieran a Yovanovitch. Los mensajes sugieren que se habían enterado de que el presidente ya había decidido destituirla, pero que podría haber cambiado de opinión.

Embajadora vigilada

Los mensajes de Hyde indican que los movimientos físicos de Yovanovitch estaban siendo rastreados en tiempo real, junto con su computadora y el uso del teléfono. "Ella está bajo una fuerte protección fuera de Kiev", se le dice a Parnas en un intercambio. "La trasladarán mañana", dice la persona en otro mensaje.

Hyde, cuyo sitio web de campaña dice que es un exveterano de la guerra de Irak, luego envía una "actualización" diciendo "no será trasladada" y "la unidad de seguridad especial actualizó la fuerza en el complejo". Él le dice a Parnas el 27 de marzo: "tenemos una persona dentro".

También parecía ser el tema de discusión entre Giuliani y Parnas un mes después. "La despidió de nuevo", escribió Giuliani. "Rezo para que suceda esta vez. Te llamaré mañana, mi hermano", respondió Parnas.

Yovanovitch fue retirada de su puesto el 20 de mayo. En su llamada telefónica con Zelenskiy, Trump dijo que Yovanovitch era "malas noticias" y que "iba a pasar por algunas cosas".

En testimonio ante la Cámara el año pasado, Yovanovitch dijo que había escuchado advertencias crípticas de funcionarios ucranianos de que Giuliani y el entonces fiscal General de Ucrania, Yuri Lutsenko, "tenían planes y que iban a hacer cosas, incluso para mí".

El abogado de Yovanovitch, Lawrence Robbins, dijo a NBC News: "No hace falta decir que la noción de que los ciudadanos estadounidenses y otros estaban monitoreando los movimientos de la embajadora con propósitos desconocidos es inquietante. Confiamos en que las autoridades correspondientes realizarán una investigación para determinar qué sucedió".

Hyde, que dirige su propia empresa de construcción, dijo en un mensaje de texto a NBC News que estaba bebiendo cuando envió los mensajes de WhatsApp a Parnas publicados públicamente por la Cámara. También atacó a Schiff en términos intensos.

Hyde fue sacado del Trump National Doral Miami por la policía en mayo. Le dijo al oficial que "un asesino a sueldo había salido a buscarlo" y que su computadora había sido pirateada por el Servicio Secreto, según un informe de incidente obtenido por The Hartford Courant.

Otros documentos publicados por los demócratas incluyen intercambios de texto entre Parnas y Giuliani donde discutieron los esfuerzos para obtener una visa para que el exfiscal ucraniano Viktor Shokin viniera a Estados Unidos. Shokin fue el fiscal al que Joe Biden ayudó a que lo expulsaran por acusaciones de corrupción, y que acusó al hijo del exvicepresidente de haber actuado mal. "Rechazaron su visa hoy", escribió Parnas. "Puedo revivirlo", respondió Giuliani. "Va a funcionar. No tengo a nadie".

Los documentos también incluían las notas escritas a mano de Parnas en papel del hotel Ritz-Carlton en Viena. Las notas no tienen fecha, pero la primera dice que Zelenskiy "anuncie que se investigará el caso Biden". Termina con asteriscos alrededor del nombre "Rudy".

También detallaron planes que involucran a Dmytro Firtash, un exsocio comercial de Paul Manafort, el exgerente de campaña de Trump, y un oligarca ucraniano que tenía a Parnas en su nómina. Los planes incluían eliminar al portavoz de Firtash, Lanny Davis, y reemplazarlo con Victoria Toensing y Joe diGenova, dos de los defensores más fervientes del presidente en Fox News.

Las notas dicen: "Deshazte de Lanny Davis (¡muy bien!"). Luego, las notas parecen referirse a los esfuerzos para sacar a Firtash de sus problemas legales diciendo "Firtash tóxico" y luego "cerrar un trato o ser despedido".

DiGenova y Toensing ahora representan a Firtash y pudieron reunirse con el Fiscal General William Barr para defender su caso. Toensing ha dicho que contrató a Parnas como "traductora" para trabajar en el caso de Firtash.

Firtash fue acusado en 2014 por lo que los fiscales federales en el Distrito Norte de Illinois alegan que fue su papel al sobornar a funcionarios indios para obtener un lucrativo acuerdo minero para vender titanio a Boeing. Fue arrestado en Viena en marzo de 2014, puesto en libertad bajo fianza de 174 millones de dólares y desde entonces ha estado impugnando su extradición a los Estados Unidos.

Firtash fue uno de los principales patrocinadores del Partido de las Regiones de Ucrania, el partido pro-Rusia para el que Manafort trabajó como consultor político durante muchos años, según la denuncia penal federal contra Firtash y un cable del Departamento de Estado de febrero de 2006 publicado por WikiLeaks en 2010. El bufete de abogados DiGenova y Toensing no respondió a una solicitud de comentarios.

Lea también:

Giuliani, el abogado personal de Trump, participó en llamadas con Nicolás Maduro, revela 'The Washington Post'

Giuliani proporciona detalles de lo que Trump sabía sobre la destitución de la embajadora en Ucrania