Las inundaciones aún irán a peor en Carolina del Norte. Más de 10,000 evacuados no pueden volver a casa

"Sé que fue difícil salir de casa, y que es incluso más difícil esperar y preguntarse si todavía habrá un hogar al que volver", ha dicho el gobernador, Roy Cooper

Breaking News Emails

Get breaking news alerts and special reports. The news and stories that matter, delivered weekday mornings.
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

La lluvia ha cesado en Carolina del Norte tras el paso del huracán Florence pero el agua llega a todas partes inundando carreteras, casas y desbordando ríos. Una de las ciudades más afectadas es Wilmington, que aún es una isla. Ante esta situación, el gobernador de Carolina del Norte ha pedido a las más de 10,000 personas evacuadas que sean pacientes y que aún no regresen a sus hogares. Hasta ahora, al menos 36 personas han perdido la vida tras la tormenta (26 en Carolina del Norte, ocho en Carolina del Sur y una en Virginia).

"Sé que fue difícil salir de casa, y que es incluso más difícil esperar y preguntarse si todavía tendré un hogar al que volver", ha dicho el gobernador, Roy Cooper, mientras las autoridades distribuían suministros a los residentes de Wilmington, con localidad de 120,000 habitantes. Este ha insistido en particular sobre los residente de los condados costeros, que son los más afectados, para que no regresen.

Cooper advierte a las más de 10,000 personas evacuadas en refugios, además de las “muchas” que son “incontables” porque están en otros lugares, que “los ríos continúan creciendo” y que las inundaciones” de hasta 3 pies (1 metro) de lluvia están lejos de terminar, incluso empeorarán en algunos lugares.

Florencia, que tocó tierra el pasado viernes con categoría 1, tres días después se convirtió en depresión tropical y después un sistema que dejó precipitaciones este martes sobre el Atlántico Medio y el sur de Nueva Inglaterra, según el Servicio Meteorológico Nacional.

La Casa Blanca dijo que el presidente Donald Trump visitará Carolina del Norte este miércoles para ver los daños. Aunque, de antemano, se jactó en Twitter: "Ahora mismo, todos están diciendo qué estamos haciendo un gran trabajo con el huracán Florence, y están al 100% en lo correcto". Añade que los demócratas pronto comenzarán a criticar la respuesta del gobierno, y "esto será una mentira total, pero eso es lo que hacen, ¡y todos lo saben!".