IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El avance imparable de los talibán arrincona a los últimos estadounidenses en Afganistán y obliga a actuar al Pentágono

"No habrá ningún escenario en el que se vaya a ver a gente siendo rescatada del techo de una embajada de Estados Unidos", promete Biden ante el riesgo de que se repita el final de la guerra de Vietnam.

Por Dan De Luce y Courtney Kube - NBC News

El Gobierno de Joe Biden anunció este jueves que evacuará a la mayoría del personal de su embajada en Afganistán debido al rápido avance de los talibán tras el anuncio de la retirada de tropas estadounidenses del país.

"Estamos reduciendo aún más nuestra huella civil en Kabul en vista de la evolución de la situación de seguridad", explicó el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, en referencia a la ofensiva militar de los talibanes y la escalada de la violencia en los últimos días.

[Biden anuncia que EE.UU. abandonará Afganistán el 31 de agosto pese al riesgo de guerra civil y el resurgir de los talibán]

El Departamento de Defensa desplegará temporalmente tropas adicionales en el aeropuerto de Kabul para proporcionar seguridad, mientras los trabajadores de su legación diplomática en la capital se marchan en los próximos días, señaló Price, sin ofrecer un número concreto de personas que serán evacuadas.

 

 

La embajada de Estados Unidos seguirá funcionando con "una presencia diplomática básica", prestando servicios y cumpliendo compromisos con el Gobierno afgano. "La embajada permanece abierta", subrayó Price.

Esta decisión se produce después de que el Gobierno pidiera a los ciudadanos estadounidenses en Afganistán que abandonen el país inmediatamente ante el rápido avance de los talibanes.

["Es hora de poner fin a la guerra más larga de EE.UU.": Biden anuncia la retirada total de las tropas en Afganistán]

Los insurgentes han capturado en la última semana una serie de capitales de provincia y cruces fronterizos, en una gran ofensiva que ha tomado por sorpresa a los funcionarios estadounidenses. El jueves anunciaron haber capturado la ciudad sureña de Kandahar, lo que representa una importante victoria estratégica y simbólica.

La embajada de Estados Unidos en KabulAhmad NazarAP

"Todo el impulso va en una dirección ahora mismo", dijo un funcionario de Defensa, en relación a la prioridad de asegurar el bienestar de los diplomáticos.

A pesar de la grave situación sobre el terreno, el presidente, Joe Biden, ha reiterado que no tiene intención de dar marcha atrás en sus planes de retirar a todas las tropas el 31 de agosto, antes de que se cumplan 20 años de los atentados terroristas del 11 de septiembre en Washington, D.C. y Nueva York.

El presidente ha prometido que no se vivirán caóticas escenas similares a la salida de Estados Unidos de Vietnam en 1975, cuando los vietnamitas fueron evacuados en helicóptero de la embajada estadounidense en Saigón. 

En una entrevista a CBS News en julio, Biden apuntó que "no habrá ningun escenario en el que se vaya a ver a gente siendo rescatada del techo de una embajada de Estados Unidos de Afganistán".

 

 

Para Estados Unidos y otros países, mantener una embajada en Kabul depende de que el principal aeropuerto de la ciudad sea seguro. La representación diplomática estadounidense en la capital afgana, fuertemente protegida, se encuentra a pocos kilómetros de dicho aeropuerto.

Turquía ha anunciado estar dispuesto a garantizar la seguridad del aeropuerto, pero aún no se han concretado los detalles.