IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Texas amenaza con cerrar la frontera para frenar a 8,000 migrantes que aguardan bajo un puente para solicitar asilo

El gobernador dijo que bloquearía todos los accesos, pero no tiene autoridad sin una orden del Gobierno federal. "La Patrulla Fronteriza está desbordada”, contó un sheriff.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, amenazó este jueves con cerrar seis pasos fronterizos ante la llegada masiva de miles de migrantes que esperan ser procesados para entrar en Estados Unidos. 

En el Puente Internacional Del Río se concrentran unas 8,400 personas, la mayoría procedentes de Haití, que buscan solicitar asilo, una cifra que ha crecido casi de forma exponencial en los últimos días, de acuerdo con el sheriff del condado de Val Verde, Joe Frank Martínez.

Abbott dijo en un comunicado en la tarde del jueves que había ordenado al Departamento de Seguridad Pública y a la Guardia Nacional del estado que aumenten su presencia con personal y vehículos para cerrar seis puntos de entrada.

"La crisis fronteriza es tan grave que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ha solicitado nuestra ayuda porque sus agentes están desbordados por el caos", justificó.

Sin embargo, el gobernador y el estado de Texas no tienen autoridad unilateral para cerrar los puertos de entrada federales de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras  (CBP, en inglés), a menos que la agencia les conceda permiso o lo solicite.

Migrantes esperan poder entrar a EE.UU. desde el Puente Internacional Del RíoCaleb Olvera/Telemundo

Tras conocerse la decisión de Abbott, la portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, Marsha Espinosa, dijo a CNN que "no está pidiendo ayuda al Estado de Texas para cerrar los puertos de entrada". 

"Sería una violación de la ley federal que la Guardia Nacional de Texas lo hiciera unilateralmente", añadió. 

Los puntos de ingreso al país dependen del Gobierno federal, no de los estados, al igual que la política migratoria.

La ley estadounidense recoge el derecho de los inmigrantes a solicitar asilo en la frontera. La llegada de solicitantes de asilo no es nunca una invasión, puesto que están esperando todos ellos en la frontera a ser procesados como ordena la ley por las autoridades federales. 

Abbott envió luego un segundo comunicado en la tarde del jueves, en el que se retracta de sus planes acusando al Gobierno federal de cambiar de pedirle ayuda y luego cambiar de parecer.

“[La Administración de Biden] ha dado un giro hacia una estrategia diferente que abandona la seguridad fronteriza y, en cambio, facilita el cruce ilegal de personas y la explotación de la frontera por parte de los cárteles", dijo.

[Cerca de 90,000 migrantes siguen varados en la frontera sur de México. En su mayoría son haitianos]

El gobernador indicó que ha ordenado a sus agentes "mantener su presencia" en los puertos de entrada. 

Miles a la espera de asilo

El sábado pasado había unos 2,500 migrantes a la espera de poder entrar en el país, dijo el sheriff del condado de Val Verde al diario Texas Tribune. Cinco días después el número se había triplicado.

"La Patrulla Fronteriza está desbordada. Simplemente no pueden procesarlos lo suficientemente rápido, por lo que estos individuos se están acumulando debajo del puente”, declaró el sheriff.  "No están detenidos, simplemente están reunidos allí esperando su turno para ser procesados", detalló.

Vista aérea de la zona cercana al Puente Internacional Del Río, donde esperan miles de migrantesCaleb Olvera/Telemundo

La llegada de migrantes indocumentados descendió levemente en las últimas semanas ante las medidas restrictivas aplicadas por México, pasando de 7,275 al día a 6,177. Sin embargo, los agentes federales registraron en agosto 5,196 encuentros con haitianos en el sector de Del Río, un aumento del 25% con respecto al mes anterior, según las últimas estadísticas.

[EE.UU. acepta nuevas solicitudes del programa de reagrupación familiar para menores de Centroamérica]

 

 

De acuerdo con el sheriff de Val Verde, alrededor del 70% de las personas que esperan en el Puente Internacional Del Río son procedentes de Haití.

El país caribeño enfrenta dos graves crisis provocadas: una humanitaria tras el terremoto de 7.2 de agosto y otra político-social por el asesinato de su presidente a manos de un comando armado en circunstancias aún por aclarar.