IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Al menos 400 agentes irán a la frontera para ejecutar el plan de expulsar a miles de inmigrantes haitianos hacinados en Texas

El puerto de entrada en Del Rio, donde quienes huyen de una enorme crisis en la isla caribeña se encuentran en condiciones deplorables, está cerrado hasta nuevo aviso. Las personas están redirigidas a Eagle Pass donde hay recursos para manejar el cruce de personas de forma más efectiva, según lo informó el Departamento de Seguridad Nacional.
/ Source: Telemundo

El Gobierno aseguró este sábado que planea enviar a cientos de agentes a la zona de Del Rio, Texas, en los próximos tres días, así como incrementar el número de vuelos de deportación de migrantes, la mayoría haitianos, hacinados allí.

En concreto, la Oficina de Aduana y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) enviará 400 agentes a la zona en las próximas 24-48 horas. Y si es necesario enviará más.

El anuncio forma parte de una estrategia de seis puntos que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) anunció este sábado, tras la repentina llegada de miles de haitianos.

[Con su primer ministro acusado de asesinato, Haití se desestabiliza aún más]

Autoridades estiman que más de 13,000 migrantes están hacinados bajo el puente del paso fronterizo de Del Rio en condiciones infrahumanas, huyendo de su país, asolado por la pobreza, la inestabilidad política tras el asesinato de su presidente y el reciente terremoto.

La estrategia incluye:

  • El traslado de migrantes de esta zona a otras. El DHS aseguró que el viernes trasladó a unos 2,000 migrantes de Del Rio a otros lugares para su procesamiento y posible expulsión del país.
  • El Gobierno está presionando a estos países, y aquellos de tránsito, para que acepten a las personas que residían allí antes.
  • La Casa Blanca ordenó a las agencias pertinentes que trabajen con el Gobierno de Haití y otros Gobiernos regionales para proporcionar asistencia y apoyo a los retornados.

Migrantes denuncian condiciones infrahumanas

Las autoridades aseguran estar tomando una serie de medidas para garantizar la seguridad y salud de las personas mientras esperan ser procesadas -como la presencia de técnicos de emergencia y el suministro de agua, toallas y baños-.

Migrantes que buscan asilo en Estados Unidos en el río Bravo, en Del Río, Texas, cerca del Puente Internacional entre México y Estados Unidos, donde esperan ser procesados, el viernes 17 de septiembre de 2021.  REUTERS/Go Nakamura

Sin embargo, los migrantes denuncian las precarias condiciones en las que se encuentran.

“Sí que me da miedo [estar en esta situación], me da mucho miedo, pero voy siguiendo el camino para que no me pase nada” y poder llegar a Estados Unidos, contó a Noticias Telemundo un migrante haitiano que no dio su nombre.

Los montones de basura que se acumulan tienen más de 3 metros de ancho y al menos dos mujeres han dado a luz en estas circunstancias, incluida una que dio positivo en COVID-19 tras ser llevada a un hospital, dijo el juez del condado de Val Verde, Lewis Owens, principal funcionario electo de la zona y cuya jurisdicción incluye a Del Rio.

[Texas amenaza con cerrar la frontera para frenar a 8,000 migrantes que aguardan bajo un puente para solicitar asilo]

Las condiciones infrahumanas en las que todos conviven ponen a muchos al límite. “Orinas donde sea, haces tus necesidades donde sea. Si tú te molestas con uno, te miran 7,000. Entonces estamos bastante asustados nosotros los venezolanos y los cubanos”, explicó a Noticias Telemundo una migrante venezolana que habló bajo anonimato.

Esto es “horrible", dijo de su lado Mairiani Busardo, de Venezuela. Hay "sed, no hay comida, los niños lloran, hay muchos zancudos [mosquitos], algunos se desmayan”, detalló mientras sostenía a una niña dentro del río Bravo.

Aumento de los vuelos de deportación

Un funcionario que habló bajo condición de anonimato con la agencia de noticias The Associated Press afirmó que habrá entre cinco y ocho vuelos diarios. San Antonio, la ciudad importante más cercana a Del Rio, podría ser uno de los principales puntos de salida de los aviones.

Otro funcionario de la Administración que también habló bajo anonimato dijo, por su parte, que esperaba dos vuelos al día como máximo y afirmó que todos los migrantes serán sometidos a pruebas de COVID-19.

Las autoridades estadounidenses cerraron el tráfico de vehículos y peatones en ambas direcciones en el paso fronterizo entre Del Rio y la ciudad mexicana de Ciudad Acuña después de que el viernes se desatara el caos.

Con información de AP.