IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El divorcio puede destruir los ahorros para la jubilación de las mujeres. Explicamos cómo recuperarlos 

Reestructurar los gastos, volver a trabajar o buscar un empleo mejor pagado ayudará a fortalecer un plan de retiro, recomiendan expertos.

Por Carmen Reinicke — CNBC + Acorns

Muchas personas no piensan que su matrimonio acabará en divorcio. Sin embargo, una separación puede perjudicar significativamente los ahorros para la jubilación, especialmente en el caso de las mujeres.

Las mujeres divorciadas o separadas, mayores de 65 años, tenían en 2016 una media de ingresos familiares de 35,736 dólares, en comparación con los hombres de la misma categoría que ganaban casi 38,000 dólares anuales, según datos del Centro de Investigación sobre la Jubilación del Boston College.

Eso les deja rezagados frente a los hombres y mujeres casados, mayores de 65 años, que en el mismo año tenían un promedio de ingresos por hogar de 67,404 y 64,524 dólares, respectivamente.

Las mujeres y hombres que enviudaron o nunca se casaron, también tenían menos dinero para vivir que sus homólogos casados, y las mujeres quedaban detrás de los hombres en todas las categorías.

Una de las principales razones es la diferencia salarial entre hombres y mujeres, según Geoffrey Sanzenbacher, profesor asociado de práctica económica en Boston College y miembro del Centro de Investigación sobre la Jubilación. Las mujeres suelen ausentarse del trabajo para cuidar a sus hijos o a otros miembros de la familia, lo que puede significar que ganen menos con el tiempo.

“Eso les afecta para siempre”, explicó. Además, es mucho más probable que las mujeres divorciadas tengan hijos.

Claro, el divorcio también daña las finanzas de los hombres, pero generalmente menos que las de las mujeres. Aquí explicamos cómo, según expertos, ellas pueden empezar a reconstruir sus ahorros para la jubilación después de un divorcio.

Hacer balance de las finanzas

Durante un divorcio, se separarán los bienes acumulados durante el matrimonio.

Tras este proceso, es importante que las mujeres se aseguren de haber realizado los cambios pertinentes, como cancelar las cuentas conjuntas, poner de nuevo los activos a su nombre, actualizar los beneficiarios, revisar la cobertura de los seguros y actualizar los planes de patrimonio.

Volver a trabajar o buscar un empleo mejor pagado podría suponer una gran diferencia a largo plazo, recomiendan los expertos.MoMo Productions / Getty Images

Después, las mujeres deben examinar su presupuesto y replantearse su estilo de vida actual y futuro, según Linda Farinola, planificadora financiera certificada y presidenta de PFG-Financial Planning and Management en Princeton, Nueva Jersey. Si no tienen suficiente para cubrir los gastos a fin de mes y ahorrar para la jubilación que desean, es probable que tengan que hacer recortes ahora como vender una casa más grande para comprar una más pequeña.

Aunque el cambio de presupuesto puede ser doloroso, especialmente si tiene hijos, le ayudará a largo plazo si le permite ahorrar más, aseguró Farinola.

“A veces tienes que tomar decisiones que no necesariamente te gustan”, señaló.

Otra cosa que muchas mujeres deberán considerar después de un divorcio es su capacidad de ganancia, señaló Shweta Lawande, planificadora financiera certificada y analista de Francis Financial, una empresa con sede en Nueva York dedicada a ayudar a las mujeres, a las parejas y a quienes atraviesan un divorcio. Volver a trabajar o buscar un empleo mejor pagado podría suponer una gran diferencia a largo plazo.

“Una mujer de 45 años que aumente su salario de 50,000 a 60,000 dólares al año se quedará con 210,000 dólares más para cuando se jubile a los 65 años”, aseguró. “Si invirtiera este incremento cada mes, el valor futuro de sus 10,000 dólares podría crecer hasta casi 420,000 suponiendo una rentabilidad de la cartera del 6% anual”, dijo.

Invierta de forma correcta

Una vez haya reajustado su presupuesto, cerciórese que está guardando dinero suficiente para jubilarse a tiempo y con los ahorros necesarios para cubrir su estilo de vida deseado.

La mejor manera de estar seguro de que está sacando el máximo provecho del dinero ahorrado para la jubilación es hacerlo en una cuenta de inversión que ayude a que su dinero aumente con el tiempo. Esto incluye un plan 401-k (pensión de contribución definida) patrocinado por su empleador, que a menudo viene con una compensación de fondos, un plan de jubilación individual o incluso ambos.

[¿Si me divorcio puede afectar el proceso de renovación de mi residencia?]

Después de un divorcio, también es conveniente revisar y ajustar el nivel de riesgo de cualquier cartera de jubilación que ya tenga

Asumir más riesgos puede ayudarle a recuperar el tiempo perdido, si no ha ahorrado lo suficiente, mientras que reducir el nivel de riesgo de su cartera le permitirá proteger sus bienes de las pérdidas.

Obtenga ayuda profesional

Un asesor financiero o un analista financiero certificado en divorcios puede ayudarle a ordenar su dinero y planificar su nuevo futuro.

“Para las mujeres que no participaron activamente en sus finanzas durante el matrimonio, es importante que tomen la iniciativa en lo que respecta a su planificación financiera e inversión a largo plazo, ya sea solas o con la ayuda de asesores financieros”, comentó Lawande.

Un experto puede encargarse de que se esté pensando a largo plazo y de que se aprovechen todas las opciones disponibles para ahorrar para la jubilación, entre ellas cómo gestionar y cobrar en el Seguro Social. Por ejemplo, algunos cónyuges divorciados pueden cobrar beneficios de su pareja anterior, lo que supone un cheque mensual mayor.

Protéjase ahora

Para los que no están divorciados o lo han estado antes y quieren casarse de nuevo, lo mejor que pueden hacer para protegerse es seguir involucrándose en las decisiones financieras, afirman los expertos.

“Los cónyuges que manejaron la mayor parte de las finanzas durante el matrimonio tienen una ventaja sobre su pareja”, indicó Lawande. “Hay que conocer todo lo que se posee como pareja, como el valor, la ubicación y las implicaciones fiscales de sus bienes”, agregó.

Además, las parejas casadas deben asegurarse de que están ahorrando correctamente para la jubilación de ambos, en lugar de hacerlo solo para uno o de contar con ganancias futuras para ahorrar más. Así, en caso de divorcio, la división de los activos dejará a ambas partes en una mejor posición.

Este artículo es parte de la serie Invest in You Ready. Set. Grow (Invierte en ti: Preparado. Listo. Crece), una iniciativa de CNBC y Acorns, la app de microinversión.

NBC Universal y Comcast Ventures son inversores de Acorns.