IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Al menos tres muertos, incluido el sospechoso, en un tiroteo en un casino de Wisconsin

La balacera ocurrió este sábado en la noche en el Casino Oneida, cerca de Green Bay. El sospechoso tenía como objetivo un trabajador que no estaba en el lugar y abrió fuego contra otras personas y fue abatido por la policía.

Al menos tres personas murieron, incluido un sospechoso, en un tiroteo sábado por la noche en un casino-hotel cerca de Green Bay, Wisconsin, según las autoridades locales.

El sopechoso tenía como objetivo a un trabajador que conocía en Duck Creek Kitchen + Bar dentro del Radisson Hotel & Conference Center en Ashwaubenon, Wisconsin, pero la persona no estaba allí, según explicó el teniente Kevin Pawlak de la Oficina del Sheriff del condado de Brown.

En cambio, el sospechoso abrió fuego y mató a dos de los compañeros de trabajo del objetivo y una tercera persona resultó "gravemente herida" por disparos, según Pawlak. Los agentes le abatieron fuera del hotel, que está conectado al Casino Oneida.

[Por qué las acciones de Biden para prevenir la violencia con armas no son suficientes, según los expertos]

El Casino Oneida en Green Bay tuiteó el sábado que había un tirador activo en las instalaciones. La portavoz del lugar, Bobbi Webster, dijo más tarde que alguien había disparado a varios "individuos", pero que no tenía información sobre cuántos o su condicion de salud.

Más tarde, Melinda J. Danforth, directora de asuntos intergubernamentales de Oneida Nation, la empresa que administra el casino, dijo que unas siete u ocho personas habían sido impactadas.

El tiroteo comenzó en un comedor del hotel Radisson Inn, que está conectado con el Casino Oneida, en la localidad de Ashwaubenon, en las afueras de Green Bay.

La policía procedió a revisar todas las habitaciones del establecimiento como precaución, dijo Danforth.

El casino tuiteó que estaba lidiando con "una situación de un tirador activo" y que varias agencias del orden estaban en el lugar respondiendo al ataque.

Un oficial de la Patrulla Estatal bloquea la carretera frente al Casino Oneida en Green Bay, Wisconsin, el sábado 1 de mayo de 2021, después de que se reportara un tirador activo.AP

"Varias agencias de aplicación de la ley están trabajando para asegurar la ubicación. No se acerque al casino principal en la autopista 172. Publicaremos la información a medida que esté disponible", dijo el casino en un tuit.

Además, anunció que sus otras tres ubicaciones permanecerán cerradas "hasta nuevo aviso".

Dos testigos describieron la escena a la prensa local como un caos, y dijeron escuchar disparos y ver a las personas "correr por sus vidas".

"Al principio, realmente no sabíamos qué esperar. Luego, una vez que vimos al policía corriendo hacia aquí con una  AR-15, supimos que esto se estaba poniendo bastante serio", dijo Dylan Luehring a la cadena noticiosa WLUK, una afiliada de CNN.

 "Una vez que escuchamos los disparos, supimos que esto ya no era una broma", dijo. "Estoy muy agradecido de haber podido salir de allí".

El fiscal general de Wisconsin, Josh Kaul, dijo más tarde en un tuit que la escena estaba "contenida". "Ya no existe una amenaza para la comunidad", escribió.

El gobernador de Wisconsin, el demócrata Tony Evers, publicó en Facebook que él y su esposa, Kathy, "estaban devastados al enterarse del tiroteo en el complejo del Casino Oneida. "Nuestros corazones, pensamientos y apoyo están con Oneida Nation, Ashwaubenon y Green Bay y todos los afectados por esta tragedia", escribió.

[La Corte Suprema aborda un caso fundamental sobre el derecho a portar armas fuera del hogar]

El tiroteo de este sábado ocurre luego de los recientes ataques armados del pasado jueves en Nueva York y Carolina del Norte.

En la Gran Manzana dos personas que se encontraban cenando en la terraza del icónico restaurante Peter Luger Steak House resultaron heridas cuando otro de los comensales abrió fuego. Cinco personas murieron, entre ellas dos policías, tras una toma de rehenes y un posterior tiroteo en la localidad de Boone, Carolina del Norte.

El presidente, Joe Biden, calificó recientemente como una “vergüenza internacional” la violencia armada en el país y pidió endurecer las normas para restringir la tenencia y la comercialización de armas de fuego.

Con información de NBC News.