Los demócratas buscan justicia en las urnas ante la probable absolución de Trump

La carrera presidencial comienza este lunes en Iowa mientras el Senado se prepara para exonerar al presidente: "Quizá esto podría influir en una participación récord en noviembre, para ambos partidos", opina un experto.
Warren, Biden y Sanders (de izquierda a derecha), durante el debate electoral del 14 de enero.
Warren, Biden y Sanders (de izquierda a derecha), durante el debate electoral del 14 de enero. 

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Por María Peña

WASHINGTON.— En vísperas de la esperada absolución en el Senado del presidente, Donald Trump, miles de votantes demócratas acuden este lunes a las urnas en Iowa, en la primera de una cadena de primarias en las que, según expertos, buscarán la justicia que les niegan los republicanos.

El Senado escucha este lunes los argumentos de cierre de la acusación y la defensa en el juicio político contra Trump, acusado de abuso de poder y obstrucción al Congreso. Los republicanos, que controlan el Senado, bloquearon la inclusión de testigos y se prepararan para absolverlo en una votación partidista el miércoles próximo.

La Cámara de Representantes aprobó los cargos contra Trump el pasado 18 de diciembre, y el Senado inició el juicio político la semana pasada.

Ya antes de que comenzara el juicio político, las encuestas plasmaban la polarización del país en torno a si Trump debe rendir cuentas sobre su presunta campaña de presión para que Ucrania investigara a sus rivales políticos para facilitar su reelección en noviembre próximo.

Un promedio de encuestas de "Real Clear Politics" a lo largo de enero pasado mostró un virtual empate entre quienes favorecen la destitución de Trump y los que se oponen a ese castigo.

En diciembre pasado, esa misma página web mostró que el 49% de los estadounidenses apoyó la investigación que iniciaron los demócratas en la Cámara de Representantes para iniciar el juicio político, en contraste con el 44,2% que se opuso.

El diario “Des Moines Register”, que normalmente divulga una encuesta antes de las asambleas populares en Iowa -conocidas en inglés como “caucus”-, decidió no hacerlo debido a problemas de metodología en el sondeo. Las urnas abren a las siete de la noche hora local. 

Expertos y activistas consultados hoy por Noticias Telemundo coincidieron en que, al margen del proceso de impeachment, los votantes acuden a las urnas en un ambiente enrarecido que sólo ha reforzado las divisiones ideológicas en Estados Unidos.

“Este impeachment ha confirmado y fortalecido los puntos de vistas sobre Trump que ya tenían tanto demócratas como republicanos de antemano: los demócratas lo desprecian aún más, y los republicanos cierran filas en torno a él con mucha más intensidad”, ha explicado Larry Sabato, analista y director del Centro para Política de la Universidad de Virginia.

“Creo que quizá esto podría influir en una participación electoral récord en noviembre, para ambos partidos, aunque también podría ser que, en unos nueve meses, la gente ya se habrá enfocado en otras cosas”, agregó.

“En general, los demócratas no parecen decidir cuál de los candidatos será el más fuerte contra Trump; todos los principales candidatos tienen sus virtudes, pero también sus debilidades y desventajas”, observó Sabato, quien describió a Trump como uno de los presidentes más controvertidos en la historia del país.

Sabato vaticinó que, al final, el 90% de los demócratas apoyará al candidato presidencial que seleccione el partido, porque “Trump ha sido un shock en el sistema y, para los votantes demócratas al menos, cualquier demócrata será mejor en comparación”.

Además de escoger al próximo presidente, los comicios generales del próximo 3 de noviembre pondrán en juego la totalidad de los 435 escaños de la Cámara de Representantes, poco más de un tercio del Senado, y decenas de puestos locales y estatales.

Aunque hay varios senadores con escaños vulnerables de cara a los comicios de noviembre, el consenso es que, al final, responderán a lo que piden sus respectivas bases y mantenerse leales a la postura de sus partidos. 

Según el senador demócrata por Montana, Jon Tester, cualquier cosa puede pasar en nueve meses, pero el juicio político podría afectar los comicios en noviembre si Trump “continúan pidiendo a países extranjeros que investiguen a sus rivales políticos”.

Su oficina ha recibido comentarios a favor y en contra de la destitución de Trump y, según indicó, le preocupa el “patrón” de conducta que ha mostrado el mandatario en la arena internacional, pero revisará sus copiosos apuntes de decidir su voto.

Mientras tanto, Trump, cuya tasa de popularidad permanece en menos del 50%, hace lo propio para movilizar a la base conservadora a las urnas, al enumerar los logros de su gobierno desde que asumió el poder en enero de 2017.

Desde su cuenta en Twitter, Trump instó a los republicanos a participar en los comicios de Iowa, y recuerden que su gobierno ya logró “grandes acuerdos comerciales con China, México, Canadá, Japón, Corea del Sur”, y más.

“Se avecinan grandes tiempos, después de una espera de décadas, para nuestros agricultores, rancheros, manufactureros, y todos. Nadie más podría haberlo logrado!”, aseguró Trump.

No cabe duda de que Trump utilizará su eventual absolución como herramienta electoral: el jueves pasado, el mandatario recibió un baño de multitudes durante un mitin político en Des Moines, donde repitió su queja de que el juicio político ha sido una "farsa".

La estrategia de Trump y la Casa Blanca ha sido remachar el argumento de que los demócratas jamás aceptaron su derrota en 2016 y ahora se empeñan en frenar su reelección. 

Sin embargo, según la página web "Fivethirtyeight", el 51,9% desaprueba de la gestión de Trump y el 43,6% la aprueba.