Nueva revisión de millones de autos por un fallo mortal de 'airbags'

Toyota advierte sobre 2.9 millones de vehículos en Estados Unidos, pero hay otros fabricantes también afectados por problemas similares.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Toyota ha llamado a revisión a 3,4 millones de vehículos debido a un nuevo problema con los airbags que protegen a los ocupantes en caso de accidente. 

La retirada, ejecutara tras un accidente fatal en el cual no se desplegaron los airbags, incluye 2.9 millones de vehículos en Estados Unidos, específicamente a los Corolla 2011-2019, Matrix 2011-2013, Avalon 2012-2018 y Avalon Hybrid 2013-2018.

Toyota ha indicado este martes en un comunicado que el problema tiene que ver con una unidad de control electrónico diseñada para obtener señales de los sensores de choque, con el fin de desplegar los airbags y tensar los cinturones de seguridad. La compañía cree que el defecto radica en que no reacciona a ciertos "ruidos eléctricos que pueden ocurrir en ciertos choques".

En abril, la Administración de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, en inglés) dijo que había identificado dos choques frontales con autos Toyota Corolla, incluido uno en que se produjo una muerte, "que involucra productos de Toyota en los que se sospecha (sobrecarga eléctrica) como la causa probable" de que no se desplegaran los airbags.

Para resolver el defecto, los concesionarios Toyota instalarán un filtro de ruido entre el módulo de control de la bolsa de aire y su arnés de cables si es necesario.

Toyota ha declinado informar de cuántas muertes o lesiones se han relacionado con el defecto. La empresa notificará directamente a los propietarios de vehículos sobre el retiro a mediados de marzo.

El problema con los airbags afectan también a otros fabricantes de automóviles.

La NHTSA emitió en abril de 2019 una orden de retirada de 12.3 millones de airbags potencialmente defectuosas -que no se desplegaban durante accidentes- instaladas desde 2010 hasta 2019 en vehículos de Toyota, Fiat Chrysler, Honda, Hyundai, Kia y Mitsubishi.

Estaban equipados con una unidad de control producida por TRW Automotive Holdings Corp, que ahora es propiedad de ZF Friedrichshafen.

En total, la NHTSA dijo que hasta ocho muertes podrían estar relacionadas con este problema.

La revisión anunciada este martes por Toyota sigue además a las que ya hizo pública el pasado 10 de enero, que afectaba a 1.3 millones de vehículos en Estados Unidos, para reemplazar airbags del fabricante japonés Takata.

Los modelos afectados en este caso son algunas unidades de Toyota 4Runner, Corolla, Matrix, Sienna, Scion XB; y los Lexus ES 350, GX 460, IS 250C, IS 350C, IS 250, IS 350 e IS-F.

Takata quebró en 2017 por sus problemas con airbags producidos en México usando un gas que provoca la explosión del dispositivo en el momento de activación.

Consulte en esta página web si su vehículo Toyota está sujeto a revisión.

(Editado por Ivette Leyva)