ICE ataca a De Blasio por política santuario después de que un indocumentado matara a anciana en Queens

Las autoridades migratorias atacan a la ciudad neoyorquina por "el colapso de la ley y el orden". El alcalde opina diferente.
Matthew Albence
Matthew Albence, derecha, director interino del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés), habla durante una conferencia de prensa en Nueva York, el viernes 17 de enero de 2020. (AP Foto/Jim Mustian)AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: TELEMUNDO

Washington DC.— El director interino del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés), Matt Albence, ha atacado este viernes al alcalde demócrata de Nueva York, Bill de Blasio, por apoyar políticas santuario que, a su juicio, perjudican la seguridad pública, tras la reciente muerte de una anciana presuntamente a manos de un inmigrante indocumentado.

Durante una conferencia de prensa en Nueva York, Albence retomó sus habituales ataques contra las ciudades santuario, que limitan al máximo su cooperación  con las autoridades migratorios, y en esta ocasión se centró en criticar con dureza a De Blasio.

Albence responsabilizó a la política de santuario de la ciudad de Nueva York por un incidente del pasado 6 de enero, en el que María Fuertes, una anciana de 92 años de Queens, fue violada y asesinada presuntamente por Reeaz Khan, un inmigrante guyanés indocumentado que en noviembre pasado había quedado en libertad.  

“La política de esta ciudad ha impedido que ICE aplique su autoridad para la protección de ustedes y sus vecinos… gente, estos son delitos prevenibles y, sobre todo, son víctimas prevenibles”, afirmó Albence.

Si las autoridades locales hubiesen entregado a Khan a ICE, Fuertes “caminaría por las calles con seguridad”, pero "las políticas de santuario de esta ciudad son la única razón por la que este criminal pudo andar libre por las calles y terminar con la vida de una mujer inocente",  argumentó Albence.

Khan, que ahora se encuentra vamos custodia de las autoridades  y afronta siete cargos por la muerte de Fuertes, había sido arrestado por la policía el pasado 27 de noviembre por agredir a su padre, pero quedó en libertad semanas antes del homicidio.

El caso ha enfrentado a ICE con el Departamento de Policía de Nueva York, que insiste en que no recibió la petición de la agencia de retener a Khan en prisión a la espera de entregarlo a su custodia.

La alcaldía de Nueva York ha acusado al Gobierno de Donald Trump de “politizar esta tragedia”.

El secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Chad Wolf, se ha sumado por su parte a la campaña de ataques contra De Blasio esta semana, al sugerir que su política de santuario derivó en un “colapso de la ley y el orden” en la ciudad.

De Blasio replicó en una serie de mensajes en Twitter que la ciudad ha registrado una baja tasa de criminalidad y que el presidente, Donald Trump, debería “dejar de propagar mentiras” sobre la policía neoyorquina.

Albence señaló hoy que, en 2019, ICE solicitó la retención de 7,526 criminales en cárceles locales de Nueva York -mediante documentos conocidos en inglés como detainers – para que éstos pasarán posteriormente a su custodia. Las autoridades locales rechazaron esos pedidos, dijo.

La mayoría de estos inmigrantes afrontaban cargos criminales o ya habían sido condenados por homicidio, robo, violaciones sexuales, infracciones con armas, ataques físicos, y cargos por conducir borrachos, precisó Albence.

Criticó además los “mitos” que persisten sobre ICE, al insistir en que la agencia federal no hace “redadas” aleatorias, y que el 70% de las personas arrestadas por infracciones migratorias le son entregadas por otras autoridades policiales.

“Casi nueve de cada 10 personas que arrestamos ya han sido condenados, afrontan cargos criminales, o son inmigrantes fugitivos” con órdenes de deportación, insistió Albence, flanqueado por afiches con rostros de criminales que quedaron en libertad porque la policía no colaboró con ICE.

Según Albence, hay 600,000 inmigrantes fugitivos en todo el país,  incluyendo a unos 7,300 que quedaron en libertad porque la policía desoyó las solicitudes de retención de la agencia.  

El funcionario repitió su postura de que ICE continuará entrando a vecindarios, sitios de empleo y sitios públicos en jurisdicciones “santuario”, porque su deber es hacer cumplir las leyes de inmigración.

En octubre pasado, el Departamento de Justicia solicitó a la Corte Suprema que acepte revisar su demanda contra California, para determinar si estatus como “estado santuario”, tras la aprobación de una ley estatal en 2017, interfiere indebidamente con las tareas migratorias de las agencias federales.  

Lea además: 

ICE culpa a Nueva York de la muerte de la ‘señora de los gatos’. El asesino era un indocumentado