Arrestan a dos manifestantes en acto de Trump en Kansas City

Siguen presentándose manifestaciones en los actos de campaña del precandidato republicano.

La policía dijo haber utilizado aerosol de pimienta en dos ocasiones en el exterior de un mitin de Trump en Kansas, Missouri, y dos personas fueron detenidas por negarse a seguir la ley.

 

En un tuit el sábado por la noche, la policía de Kansas City no indicó si se había empleado el aerosol contra personas contrarias a Trump o sus partidarios. Imágenes de televisión mostraban a un manifestante frotándose los ojos y diciendo que lo habían rociado.

 

De igual manera en las redes sociales se publicaron videos del momento en el que la policía utiliza el gas para esparcir a la multitud.

 

 

Aunque un ruidoso grupo de manifestantes se reunió en el exterior del teatro donde habló Trump en el centro de la ciudad, el acto concluyó sin incidentes significativos.

 

Critican "retórica divisiva" de Trump

 

Las declaraciones de Trump se vieron interrumpidas en torno a una docena de veces por manifestantes que lograron acceder al recinto y que luego fueron acompañados fuera.

 

Campaña de Trump origina una serie de momentos insólitos 

 

En una contienda por la nominación presidencial republicana llena de momentos insólitos, un lapso de 24 horas que comenzó la noche del viernes se destaca entre todos.

 

Adversarios de Donald Trump estuvieron tan comprometidos en evitar que hablara en Chicago que se enfrentaron agresivamente con partidarios del magnate, forzando al líder de la contienda a cancelar abruptamente su acto de campaña incluso antes de que iniciara.

 

A la mañana siguiente, dos de los precandidatos aún dentro de la competencia para derrotar a Trump, el senador federal de Florida Marco Rubio y el gobernador de Ohio John Kasich, dijeron que estaban tan disgustados por el caos que quizá no apoyen al multimillonario empresario si consigue la nominación de su partido.

 

Y cuando Trump apareció en otro mitin la mañana del sábado en Ohio, fue jalado súbitamente en medio de du discurso hacia un anillo de seguridad por agentes del Servicio Secreto encargados de proteger su vida cuando un hombre corrió hacia el escenario.

 

 

"Gracias por la advertencia", dijo Trump a la multitud después de reanudar su mensaje político. "Yo estaba listo para ellos, pero es mucho mejor si los policías lo hacen, ¿no están de acuerdo?".

 

Servicio Secreto tuvo que proteger a Trump

 

Ninguno de esos momentos tiene prácticamente precedentes en la política presidencial moderna. En conjunto, hacen patente una vez más la eminente ansiedad que rasga un país que enfrenta abismales cambios económicos y demográficos, así como el descontento dentro de uno de los grandes partidos políticos de Estados Unidos.

Para quienes se horrorizan por la discordia y el imprevisto ascenso político de Trump, no hubo respuestas fáciles el sábado.

 

Sin mencionar a Trump por nombre, Reince Priebus, presidente del Comité Nacional Republicano, dijo el sábado en un comunicado que los líderes políticos de ambos partidos tienen una responsabilidad de asegurar que "el discurso en que nos involucremos promueva lo mejor para Estados Unidos".

 

"Aunque tenemos diferencias, el ejercicio de nuestro derecho a la libertad de expresión debería ser sólo eso: expresión", señaló Priebus. "La violencia nunca es la respuesta. La violencia sólo engendra violencia".

 

Republicanos tradicionalistas siguen musitando en conversaciones privadas respecto a opciones con pocas probabilidades de éxito para detener a Trump, ya sea una convención de impugnación o apoyando a una potencial tercera opción. Trump, mientras tanto, podría poner la nominación presidencial del partido lejos de alcance en las elecciones primarias el martes en cinco estados que proporcionan bastantes delegados.

 

Obama: Los líderes políticos deben "alzar la voz contra la violencia"

 

Los adversarios de Trump han dedicado meses evitando sus comentarios provocadores por temor de distanciarse de sus apasionados partidarios. Incluso en el debate de la noche del jueves, los tres adversarios que continúan en la contienda —Rubio, Kasich y el senador federal de Ted Cruz— evadieron una pregunta respecto a si les preocupaban los arrebatos de violencia en actos de campaña de Trump y sus declaraciones alentando a sus seguidores a actuar agresivamente contra manifestantes.

 

Pero las imágenes surgidas en Chicago de jóvenes enfurecidos enfrentándose entre sí, a menudo divididos por líneas raciales, parecieron ser demasiado.

 

En una entrevista con The Associated Press, Rubio dijo que quizá no sea capaz de apoyar a Trump si se convierte en el candidato nominado por el Partido Republicano, citando la manera en que "dividiendo tan acremente tanto al partido como al país".

 

El senador federal de Florida, quien ganó el sábado las asambleas del partido en Washington D.C., no quiso decir si buscaría un candidato que no pertenezca a los principales partidos para apoyarlo si Trump ciertamente se convierte en el abanderado republicano. "El hecho de que incluso tengan que hacerme esa pregunta muestra por qué (Trump) es un problema".