IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

En imágenes: así celebraron los cristianos la segunda Semana Santa en pandemia

"Insto a toda la comunidad internacional a un compromiso común para superar los retrasos en la distribución [de la vacuna contra el COVID-19] y para promover su reparto, especialmente en los países más pobres", clamó el papa Francisco ante más de 200 fieles.
/ Source: Telemundo

Cristianos de todo el mundo celebraron otra Semana Santa atípica por la pandemia. Por segunda vez los fieles han entonado los cánticos de la misa del Domingo de Pascua cubiertos con mascarillas y sentados más separados de lo habitual.

REUTERS / REUTERS

Este año, al igual que el año pasado, las multitudes están prohibidas en Italia y en el Vaticano. El papa Francisco pronunció su discurso de mediodía sobre asuntos mundiales desde el interior de la basílica, y aprovechó la ocasión para pedir de nuevo que las vacunas lleguen a los países más pobres.

Trabajadores de la salud cantan y rezan este domingo en un hospital de Belem, en Brasil, donde los contagios de coronavirus están fuera de control.AFP via Getty Images

"Insto a toda la comunidad internacional a un compromiso común para superar los retrasos en su distribución y para promover su reparto, especialmente en los países más pobres", clamó el pontífice ante los poco más de 200 fieles presentes. El papa celebró la misa del Domingo de Resurrección dentro de la basílica y no desde el balcón de la fachada de San Pedro como marca la tradición debido a que toda Italia está confinada estos días, así como otros países de Europa.

[Siga nuestra cobertura sobre la pandemia del coronavirus]

El reverendo Jonathan Frost, el decano de York (a la izquierda) y el arzobispo de York, el reverendo Stephen Cottrell, ambos con mascarillas, chocan los codos después de la eucaristía el día de Pascua en York Minster, en York, al norte de Inglaterra el 4 de abril de 2021. OLI SCARFF/AFP vía Getty Images

"Desgraciadamente, la pandemia ha aumentado dramáticamente el número de pobres y la desesperación de miles de personas", señaló, y pidió esperanza "para tantos jóvenes que se han visto obligados a pasar largas temporadas sin asistir a la escuela o a la universidad, y sin poder compartir el tiempo con los amigos".

Antes de la pandemia, miles de personas asistían a la misa celebrada por el papa Francisco, y una multitud se reunía fuera en la Plaza de San Pedro, con más de 100,000 personas a veces reunidas para recibir la bendición de Pascua .

Ciudadanos participan en la representación de la Pasión de Cristo este Viernes Santo, en la alcaldía de Iztapalapa, en Ciudad de México, México. EFE/José Méndez

En México, la fe en superar la pandemia y la resignación por las restricciones sanitarias marcaron este viernes santo el viacrucis de Iztapalapa, el más grande de México y uno de las mayores del mundo, que por segundo año se realizó sin público.

[El presidente de Argentina, Alberto Fernández, anuncia que dio positivo por COVID-19. Ya estaba vacunado]

Sacerdotes con cubrebocas marchan después de la misa del Domingo de Pascua, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el domingo 4 de abril.AP/Oded Balilty

En Tierra Santa, las restricciones de viaje y las normas de cuarentena impidieron a los peregrinos extranjeros acudir a los lugares religiosos de Jerusalén, Israel, durante la Semana Santa, que culmina con las celebraciones de la Pascua. Ahí es donde los católicos creen que Jesús fue crucificado, enterrado y resucitado. La exitosa campaña de vacunación de este país ha permitido la reapertura de muchos lugares, incluidos los religiosos.

Fieles participan en la centenaria procesión de los Cristos, el jueves santo en la localidad salvadoreña de Izalco, en El Salvador.  EFE/Rodrigo Sura

La centenaria procesión de los Cristos regresó este jueves a las calles del municipio con la compañía de cientos de feligreses, principalmente indígenas, después de que se suspendiera en 2020 por la pandemia de COVID-19. Los miembros de diversas cofradías cargaron con 12 imágenes de Cristo crucificado por las calles de Izalco y se sumaron a la Procesión del Silencio, con la que retornarán al templo en el que inició la mañana del viernes.

Sacerdotes con mascarilla son vistos a través de un celular mientras dan una misa de Pascua durante la Semana Santa en la iglesia de Santo Antonio en Mateus Leme, estado de Minas Gerais, Brasil, el 4 de abril de 2021. La celebración fue transmitida por las redes sociales y no hubo presencia de fieles.DOUGLAS MAGNO/AFP vía Getty Images

La apertura de iglesias y templos este Domingo de Resurrección, autorizada la víspera por un juez del Tribunal Supremo, se convirtió en objeto de discusión en Brasil, en momentos en los que el país vive la peor fase de la pandemia y supera ya las 330,000 muertes por COVID-19.

[Pese a récord de vacunación en el país, los casos de COVID-19 siguen en aumento: por qué no es momento de bajar la guardia]

Cultos y misas fueron celebrados este domingo en todo el país tras el aval de Kassio Nunes Marques, uno de los once magistrados de la máxima corte y quien consideró que la prohibición hiere el derecho de libertad religiosa, pese al fuerte avance del virus.

Feligreses celebran al amanecer una misa por el Domingo de Pascua, organizada por la Iglesia Comunitaria de la Esperanza de Manasquan, en una playa en Manasquan, Nueva Jersey, el domingo 4 de abril de 2021.AP/John Minchillo

Las celebraciones religiosas habían sido prohibidas por una parte de los gobernadores y alcaldes de Brasil, en el marco de una serie de restricciones de movilidad impuestas para contener el avance de una enfermedad que sigue fuera de control.

Con información de AP y EFE.