Plan de Obama para cierre de Guantánamo, "muerto" en el Congreso

La dominación de los republicanos en esa cámara, dejará sin fuerza el proyecto que hoy presentó el presidente. Carlos Rajo analiza

la propuesta que el presidente obama envió hoy al congreso para cerrar la prisión que existe en guantánamo, cuba, donde hay decenas de prisioneros extranjeros vinculados a actividades terroristas, tiene pocas o nulas posibilidades de llevarse a la práctica.

sucede que en un congreso dominado en ambas cámaras por los republicanos, la propuesta del mandatario literalmente llega muerta al capitolio.

ver también:

artículo: cuba insiste a eeuu que le devuelva guantánamo y el fin del embargo

el argumento de obama para tratar de convencer a este congreso en manos de sus rivales republicanos tiene básicamente dos vertientes: una, que cuesta mucho dinero mantener esa prisión donde haya ahora 91 detenidos. y dos, que el hecho de que la cárcel esté abierta sirve de propaganda a los enemigos de estados unidos el el mundo musulmán.

ver también:

artículo: el dilema de cerrar la base de guantánamo

la cárcel en guantánamo “socava nuestra posición en el mundo. la cárcel es vista como una mancha en nuestro amplio récord de tener los más altos estándares de respeto a la ley”, dijo obama en un discurso desde la casa blanca al anunciar el plan sobre la controvertida prisión. “como estadounidenses, hacemos honor en ser un faro a otras naciones, un modelo sobre el respeto a la ley”, siguió obama.

en términos de dinero, el plan del mandatario habla de que anualmente habrá un ahorro de entre $65 y $85 millones de dólares al cerrar la prisión y al mantener a los prisioneros en cárceles de máxima seguridad en territorio continental de estados unidos.

además de estos dos elementos del dinero que se ahorraría y la mancha en el prestigio a estados unidos, otra motivación del presidente para intentar cerrar la prisión de guantánamo es que ello fue una de las promesas de su campaña a la presidencia. hoy que obama está en el ultimo año de su mandato no es cosa menor no sólo ver cumplidas esta promesas, sino además ver todo en la perspectiva histórica. los libros de historia ciertamente se leerán de manera distinta si obama puede poner bajo el brazo el logro de haber cerrado la cárcel de guantánamo.

el plan tiene por supuesto problemas prácticos en el sentido de que hay adecuar alguna prisión de máxima seguridad para dar cabida a los entre 40 y 60 prisioneros que seguirán detenidos luego de que se envíe al resto a otros países (estos 40-60 es difícil llevar a juicio, aun a tribunales militares, ya que muchas de las pruebas en su contra se sacaron con torturas o provienen de fuentes secretas).

se habla para el caso de que puede habilitarse una prisión bien en una base naval en charleston, carolina del sur, bien en la prisión hoy ya regenteada por el ejército en el fuerte leavenworth, en kansas o en la prisión ‘conocida como ‘super max’- en florence, colorado. según el plan de obama, se preferiría una sola prisión a varias.

pero la verdad que es que estos asuntos prácticos son secundarios.

el problema de obama y su plan de guantanamo es que simplemente los republicanos no están dispuestos a ceder en un punto que para ellos es central: no admitir gente acusada de terrorismo en territorio continental de estados unidos. para ello incluso lograron pasar hace unos años un ley que hace tal cosa ilegal. ley por cierto, que incluso contó con los votos de varios legisladores demócratas.

para que el plan de obama funcione habrá primero que derogar tal ley, lo que de nuevo, con un congreso dominado por republicanos, es muy difícil que suceda.

“el congreso actuó una y otra vez en una manera bipartidista para rechazar los deseos del presidente de transferir peligrosos terroristas a comunidades aquí en los estados unidos”, señaló en su momento mitch mcconnell, el líder de los republicanos en el senado. “el presidente firmó todas estas prohibiciones y su fiscal general confirmó recientemente que es ilegal para el presidente el transferir cualquiera de estos terroristas a los estados unidos”.

y si en el pasado ya hubo este no rotundo de los republicanos, hoy de seguro será doble ese no cuando se considera que estamos en un año de elecciones. un eventual cierre de la prisión en guantánamo será visto como una victoria no sólo para obama sino para el campo demócrata en general.

si se analizan los argumentos de cada parte -obama por un lado y los legisladores republicanos por el otro- resulta en cierto sentido simple concluir que el mandatario tiene la razón. por qué seguir con la cárcel que cuesta tanto dinero y que ciertamente mancha el prestigio de estados unidos en el mundo musulmán. el argumento republicano de que es peligrosa la presencia de estos detenidos en suelo estadounidense tiene poca fuerza si se considera que nunca nadie se ha escapado de una prisión de máxima seguridad.

el problema es que en estas disputas entre obama y los republicanos -y hoy aun peor en año electoral- no valen mucho los argumentos. lo que pesa es el contexto político. un congreso dominado por republicanos que en siete años y tanto le han hecho la vida imposible al mandatario no cambiará de rumbo en el último tramo de la batalla. guantánamo, que por cierto es territorio que le pertenece a cuba y tema del cual casi nadie habla, de seguro continuará albergando a los que un famoso funcionario del gobierno de george w. bush calificaría un día “como los más malos de los malos”.