Otra avalancha de migrantes fuerza su entrada a México en la frontera con Guatemala

Los migra mexicana los acusó por comportarse de manera "agresiva" y "hostil". Pero así pasaron la frontera estos cientos de migrantes
Miles de migrantes corren hacia México, luego de romper las rejas fronterizas, por el puente de Tecun Uman en la frontera con Guatemala, en esta fotografía de archivo del 19 de octubre de 2019.
Miles de migrantes corren hacia México, luego de romper las rejas fronterizas, por el puente de Tecun Uman en la frontera con Guatemala, en esta fotografía de archivo del 19 de octubre de 2019.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: TELEMUNDO

Un grupo de 350 migrantes provenientes de Centroamérica irrumpió por la fuerza a México después de romper los candados de una reja fronteriza cerca de Tapachula, Chiapas, según reportaron las autoridades mexicanas este viernes.

El Instituto Nacional de Inmigración no identificó las nacionalidades de los migrantes. Aunque forzaron su entrada a México desde Guatemala, ha habido reportes en medios de que entre los grupos de migrantes no sólo hay ciudadanos de El Salvador, Guatemala y Honduras, también viajan de Cuba e incluso de África.

Según las autoridades, los migrantes se comportaban de manera "hostil" y "agresiva" y los acusaron de atacar también a la policía local en Metapa, un pueblo mexicano que se encuentra entre la frontera y la cercana ciudad de Tapachula, reportó la agencia de noticias The Associated Press.

Un enfrentamiento similar sucedió en el mismo puente fronterizo entre México y Guatemala el año pasado.

En esa ocasión, un grupo logró tirar la reja que los mantenía dentro del territorio guatemalteco, tras lo cual miles corrieron hacia el punto de entrada a México como en una avalancha humana.

“¡Somos hondureños, no somos traficantes, somos inmigrantes!”, gritaron varios mientras avanzaron el año pasado. La policía respondió con gases lacrimógenos y algunos tiraron piedras a los oficiales.

Esta vez, los migrantes superaron a los policías que vigilaban el puente y se unieron a un grupo más grande, de unas 2.000 personas, que se dirige a pie hacia Tapachula: la última caravana que ha ingresado a México.

Ya hay varios grupos de migrantes en el estado fronterizo sur de Chiapas que han expresado su frustración por la política de México de desacelerar o detener el proceso de entrega de visas humanitarias y de salida en la frontera.

Un grupo de varios cientos de migrantes cubanos, africanos y centroamericanos han estado esperando en las oficinas de inmigración en Tapachula los documentos que les permitirían viajar a su frontera con los Estados Unidos, donde la mayoría piensa solicitar asilo.

Algunos miembros de ese grupo se han peleado con las autoridades de inmigración y han roto ventanas rotas en las oficinas durante los últimos días, acusando a los funcionarios de hacerlos esperar demasiado por los papeles.

Y otro grupo de aproximadamente 2.500 inmigrantes centroamericanos y cubanos ha estado atrapado durante al menos una semana más al oeste en la ciudad de Mapastepec, en Chiapas, también a la espera de los papeles.