El embarazo: 5 consejos para prevenir las náuseas y el malestar matutino

Si estás embarazada, sigue estos consejos para evitar sentirte mal por las mañanas y prevenir las desagradables náuseas

Sigue estos consejos para evitar el malestar matutino:

¿Sientes que las náuseas se apoderan de tu rutina matutina? No estás sola. Alrededor de un 80% de las embarazadas atraviesan por esa etapa.  Lee aquí como aliviar la molestia.

- Come en cuanto despiertes: come algo, tal vez una galleta, antes de salir de la cama; descansa por 20 minutos y después  levántate lentamente (los movimientos repentinos te pueden hacer sentir peor)

- Come poco y más frecuente: olvídate de las tres comidas al día. Las náuseas se agudizan si estás muy llena o tienes mucha hambre.  Merienda cada tres o cuatro horas, aun cuando no tengas deseos. Así mantendrás algo en tu estómago siempre y tus niveles de azúcar estarán estables.

- Come lo que te apetezca: una de las teorías sobre el malestar matutino explica que es parte del instinto natural de la mamá por proteger a su bebé de comidas contaminadas. Si estas vomitando, no te preocupes por mantener una dieta balanceada. Es importante que puedas sostener algo en el estómago, así que complace tus antojos. Aunque debes tratar de ingerir más  carbohidratos y proteínas, y alejarte un poco del picante y la grasa. 

- Mantente hidratada: las náuseas te pueden causar debilidad, pero esto no perjudicará a tu bebe siempre que te nutras e hidrates lo suficiente. Bebe bastante líquidos y consulta con tu doctor si te sientes deshidratada.  Si vomitas hasta los líquidos, prueba con cubos de hielo o absorbiendo lentamente por un pitillo.  

- El jengibre: de gran valor en la medicina oriental y ha sido usado por astronautas de la NASA para combatir el mareo. Además es muy recomendado por los doctores, sin embargo, a algunas mujeres las hace sentir peor. 

- Relájate: el cansancio y el estrés pueden empeorar las náuseas. Intenta relajarte. Descansa lo más que puedas.  Si no duermes bien de noche, intenta tomar siestas durante el día (no inmediatamente después de comer). Pide ayuda si la necesitas.

- Aromaterapia: los olores fuertes pueden despertar las náuseas, al igual que algunos olores de condimentos en la comida. Abre las ventanas cuando cocines; consume   comidas frías o del microondas para evitar los olores.  Rosea un pañuelo con unas gotas de aceites de cítricos o de menta; huele una bolsita con hierbas de lavanda o hierbas secas.

- Vitaminas B6 y B12: según estudios, estas ayudan a aliviar las náuseas, aunque no se conoce el porqué.  Algunas fuentes de vitamina B6 son, las bananas, nueces, el pescado,  el aguacate y los frijoles. La vitamina B12 se encuentra en el huevo y productos lácteos.

- Acupuntura: muy popular entre los tratamientos de malestar matutino, aunque puede ser un poco costoso.  Los brazaletes de acu presión pueden ser una alternativa (también se usan para mareos en barcos).  Están disponible en algunos supermercados.

 - Hipnoterapia: funciona al crear un estado profundo de relajación, en el cual eres más receptiva a la actitud positiva. Para las embarazadas, se cree ayuda con la digestión, el sueño, el apetito y con olores fuertes.  Los CD de auto hipnoterapia son una alternativa menos costosa.

¿Cuál de estos consejos seguirías? Cuéntanos tu experiencia