Infórmate aquí sobre por qué no debes beber alcohol durante el embarazo

Casi todo el mundo sabe que ingerir alcohol durante el embarazo expone al bebé a nacer con síndrome de alcoholismo fetal

Lee aquí sobre los resultados alarmantes que reveló un estudio sobre el síndrome de alcoholismo fetal.

Fuente: HealthDay News

Casi todo el mundo sabe que ingerir alcohol durante el embarazo expone al bebé a nacer con síndrome de alcoholismo fetal. Un nuevo estudio señala que la última mitad del primer trimestre es crítica en el desarrollo de algunas de las características físicas que revelan el síndrome.

Los investigadores también destacan que no hay cantidad alguna de alcohol que pueda considerarse no dañina durante el embarazo. La cantidad que podría ser dañina varía de mujer en mujer.

“El hecho que no encontramos un umbral de seguridad es importante,” dice Christina Chambers, una investigadora y profesora de medicina en la Universidad en California. “No todos los hijos de mujeres que toman excesivamente tienen las mismas características, entonces hay un factor susceptibilidad, el cual desconocemos.”

El estudio fue publicado el pasado enero en el sitio web por la revista académica Alcoholism: Clinical and Experimental Research. Según los investigadores, es uno de los primeros estudios que examina el impacto de la cantidad, frecuencia y duración del consumo de alcohol en el síndrome de alcoholismo fetal.

Esta enfermedad puede ocasionar trastornos físicos y de comportamiento, además de problemas de aprendizaje. Las personas que padecen de este síndrome presentan rasgos faciales anormales como, un canto liso entre la nariz y el labio superior, cabezas pequeñas, ojos demasiado pequeños y estatura baja por debajo del índice promedio.

En el estudio participaron 992 mujeres, las cuales se registraron en una clínica de investigación de California durante los años 1978 y 2005. La clínica proveo a las mujeres con evaluaciones de riesgo confidencial para detectar toxinas durante el embarazo. Cada tres meses durante el tiempo restante de sus embarazos, se les preguntaba sobre el consumo de alcohol y otras sustancias, incluyendo fechas específicas, cantidad de tragos por día, episodios de intoxicación y número máximo de tragos.

Después del nacimiento de los bebés, se recolectó información sobre su desarrollo y un especialista en malformaciones congénitas examinó a cada recién nacido para detectar evidencia del síndrome de alcoholismo fetal u otras enfermedades. Se detectó una conexión entre altos niveles de alcohol y mayor riesgo de nacer con bajo peso, tamaño anormal, cabeza desproporcionada u otras características ya mencionadas. Las conexiones más relevantes se observaron durante la segunda mitad del primer trimestre del embarazo (entre el 43 y 84 día después de concebir).

Por cada incremento de un trago en el promedio diario de bebidas consumidas durante esta etapa, el riesgo de anomalías aumenta entre 12-25 %. Por ejemplo, un 12 % de riesgo elevado de nacer con la cabeza más pequeña que lo normal, mientras que el riesgo de nacer con un canto liso entre la nariz y el labio superior escala a un 25 %.

“Existen casi 40 años de investigación sobre el síndrome de alcoholismo fetal, pero uno de los retos ha sido identificar las ventanas de riesgo y patrones en la cantidad y la duración del consumo de alcohol; este estudio indaga sobre eso,” dice Tom Donaldson, presidente de National Organization on Fetal Alcohol Syndrome en Washington D.C. “Este artículo claramente demuestra que existe un riesgo con cualquiera cantidad.” agregó.

Los expertos dicen que el consumo de alcohol durante las primeras 6 semanas, cuando muchas mujeres quizás desconocen que están embarazadas, puede ocasionar alto riesgo de aborto espontáneo. Aunque el estudio no incluyó a mujeres que abortaron espontáneamente o cuyos embarazos terminaron en muerte fetal.

¿Qué te parecieron estos resultados? Cuéntanos tu experiencia.