Guía Completa

Seis maneras fáciles de evitar toxinas

Lee aquí seis consejos para reducir el riesgo de contacto con toxinas peligrosas

Entérate aquí cómo evitar algunas toxinas que pueden ser altamente peligrosas para ti y tu bebé

Es indudable que las prenatales, una dieta saludable y el ejercicio son fundamentales para un embarazo sano. Sin embargo, no es lo único que cuenta para la salud de tu bebé. También debes considerar otros factores como, químicos y toxinas a los que estás expuestas sin saber. Por ejemplo, el pescado que contiene mercurio, el cual es peligroso para tu bebé, al igual que productos plásticos que pueden ser dañinos. Esto es lo que March of Dimes aconseja:

Evita estos tipos de pescado: A pesar de ser una fuente esencial de ácidos grasos como Omega 3 y de vitamina B, el pescado también contiene mercurio, un subproducto químico industrial. Según la Asociación de Pedíatras Americanos, (AAP por su sigla en inglés), el consumo excesivo de mercurio puede ocasionar problemas neurológicos. Debido a esto, la administración de alimentos y medicamentos (FDA) recomienda que las embarazadas y lactantes eviten los siguientes pescados: el marlín, el tiburón, el pez espada, la caballa, el pez ojo grande (catalufa) y el atún. También deben limitar el consumo de la lubina chilena, y el pescado azul (anjova), la cherna, el atún blanco en conserva y el atún aleta amarilla. Se recomienda no consumir más de tres porciones de 6 onzas al mes. De los pescados y mariscos bajos en mercurio, se puede consumir hasta dos porciones de 6 onzas a la semana. Estos son alguno de ellos: el arenque, las ostras, el salmón, la sardina, la trucha, el camarón, el calamar, las almejas y el cangrejo.

Control de pesticidas químicos: Estos productos para eliminar plagas o insectos pueden ser muy dañinos durante el embarazo, inclusive hasta provocar un aborto espontaneo, parto prematuro, bajo paso, malformaciones y dificultades de aprendizaje, según March of Dimes. Se recomienda evitar todo tipo de pesticidas en el hogar durante el embarazo, en especial durante el primer trimestre cuando el sistema neurológico del bebé se está formando, según la organización americana de embarazo (APO). Si necesitas eliminar estas substancias de tu casa, pídele a alguien que lo haga por ti.

Sé astuta con los plásticos: los plásticos contienen ftalatos y bisfenol A (BPA). Existen estudios que demuestran que el contacto con estos químicos puede perjudicar el embarazo. De hecho, está asociado con problemas de conducta en los niños, según un estudio realizado por la revista académica Pediatrics en el 2011. Mientras que en Canadá y en Europa se prohibió el uso de BPA en los pomos para bebés, en Estados Unidos aún se permite su uso. Sin embargo, desde el 2009 se eliminó el uso de ftalatos en juguetes y productos infantiles.  Para protegerte a ti y a tu bebé, revisa los recipientes plásticos antes de colocarlos en el microondas; busca la marca del reciclaje, si tiene el número 3, 6 o 7, no uses el recipiente. Al menos, no en el microondas o lavadora de platos, porque las partículas dañinas se desprenden con el calor. Usa pomos de acero inoxidables o busca la marca de “sin BPA” en la etiqueta.  

Piensa dos veces antes de consumir enlatados: Las embarazadas deben limitar el consumo de alimentos enlatados, al igual que bebidas en latas, porque la mayoría de estos contienen una resina epoxi hecha con BPA. Un reporte del 2010 reveló que un 92 % de la comida enlatada se contamina con el químico BPA. La recomendación de evitar enlatados también se extiende a la fórmula de bebé. Aunque es difícil saber cuáles enlatados no contiene BPA,  Eden Foods es conocido por sus enlatados sin este químico.  Recuerda buscar en el sitio web del fabricante para saber su posición al respecto. Si algunos de tus productos favoritos contienen BPA, simplemente elige un sustituto envasado en recipiente de vidrio.

Evita esta docena de alimentos: Una futura mamá y su bebé en camino deben seguir una dieta rica en frutas y vegetales. Sin embargo, estos productos que ofrecen tantos beneficios pueden estar empapados en pesticidas. Para intentar no exponerte a estos químicos, limita el consumo o compra la versión orgánica (siempre que puedas) de los 12 más contaminados: manzanas, apio, fresas, melocotones, espinaca, nectarinas importadas, uvas importadas, pimentón, papas, arándanos, lechuga y la col rizada.

Evita las fragancias florales: Los productos que no contienen fragancia son aquellos que contienen menos químicos. La ley federal no requiere que los fabricantes muestren los químicos que contienen sus fragancias, por lo tanto es imposible saber cuáles están en tu champú o jabón facial. Según el grupo de trabajo ambiental (EWG por su sigla en inglés), las fragancias están consideradas entre los 5 principales alérgenos en el mundo.

¿Qué te parecieron estos consejos? ¿Estás dispuesta a seguirlos?

cerrar