IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La obsesión por comer de tu hijo puede ser síndrome de Prader-Willi: qué es y cómo tratarlo

El Síndrome de Prader-Willi es una enfermedad rara muy compleja. Aquí te explicamos a qué se debe, sus síntomas y cómo tratarla.

El síndrome de Prader-Willi (PWS) es un trastorno genético poco común que provoca varios problemas físicos, mentales y conductuales. Es causado por la falta o defecto de funcionamiento de ciertos genes localizados en el cromosoma 15.

El PWS provoca disminución de la fuerza muscular, bajos niveles de hormonas sexuales y una sensación constante de hambre. Esta última debido a que la parte del cerebro que controla la saciedad o el hambre no funciona como debe, por lo que comen de manera excesiva, causando obesidad.

Mira el video relacionado: Obesidad infantil: Descubre las causas emocionales y cómo resolverlas

Sus síntomas pueden variar en cada persona, pero las señales que pueden estar presentes desde el nacimiento incluyen: poco tono muscular, llanto débil y genitales subdesarrollados, de acuerdo con Mayo Clinic

Mientras que otras características que aparecen durante la primera infancia y permanecen toda la vida son:

  • Antojos de alimentos y aumento de peso.
  • Crecimiento y desarrollo físico deficiente.
  • Deterioro cognitivo.
  • Retraso del desarrollo motor.
  • Problemas del habla.
  • Problemas de conducta.
  • Trastornos del sueño.

Entre sus complicaciones se encuentra la diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, esterilidad, osteoporosis y una disminución de la calidad de vida. Es por ello que la mayoría de las personas con esta enfermedad necesitará cuidados especiales y supervisión constante durante sus vidas.

Su detección casi siempre se realiza con un análisis de sangre y suele tratarse con hormonas y una buena nutrición.

No existe una cura para este síndrome, pero la hormona de crecimiento, el ejercicio y la asistencia nutricional pueden ayudar a generar masa muscular y controlar el peso.

Otros tratamientos pueden incluir hormonas sexuales y terapia conductual, según los National Institutes of Health

Mira también:

Madre es acusada de sobrealimentar a su hijo, pero su peso se debe a otra razón

Incluir probióticos en la dieta de los niños previene la obesidad infantil

4 hábitos sencillos para evitar el sobrepeso y obesidad infantil

Video relacionado: Cómo armar un menú completo para un día escolar, aunque estés en casa