IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La forma en la que preparas el biberón podría hacer que tu bebé coma plástico

Un estudio reciente halló que un par de errores al momento de preparar los biberones podrían hacer que tu bebé ingiera micropartículas de plástico.

Los biberones de plástico son una de las herramientas más usadas en la crianza, y con el tiempo, las empresas y los científicos han creado materiales que reduzcan el riesgo de los bebés de consumir plásticos. Pero, un estudio reciente demostró que un error en la preparación de las fórmulas podría hacer que estén comiendo polímeros.

La investigación, publicada en la revista Nature Food descubrió que, durante los primeros meses de vida, los niños podrían consumir hasta 2 millones de microplásticos, si usan a diario los biberones para comer.

Según el diario The Guardian, los científicos decidieron realizar este estudio por una coincidencia, pues en realidad estaban tratando de encontrar un mejor filtro para retirar las partículas de biopolímeros en las botellas de alimentación.

Sin embargo, mientras hacían las pruebas descubrieron que, una variación en la forma de preparar la fórmula podía alterar la cantidad de macropartículas en la leche. El profesor John Boland, del Trinity College Dublin en Ireland, y uno de los autores principales, aseguró que lo que causa esto es que las mamilas se esterilizan a temperaturas mayores a 200° F, y hay quienes inmediatamente después preparan en ellas la fórmula, usando agua caliente.

El especialista destacó que la razón por la que esto sucede es que el agua caliente puede alterar la composición de los biberones por las altas temperaturas, haciendo que sea más fácil que se liberan las micropartículas. Además, al agitar para disolver la leche en polvo, estas se desprenden con mayor facilidad.

Boland destacó que no hay mucha información previa sobre esto, pues es un proceso que no había sido estudiado anteriormente, por lo que más que querer “espantar o señalar” a los papás que usan este tipo de instrumentos, solo buscan alertarlos para que tomen precauciones.

“Lo último que queremos es alarmar indebidamente a los padres, sobre todo cuando no tenemos suficiente información sobre las posibles consecuencias [para la salud de los bebés]. Estamos pidiendo que se reevalúen las directrices actuales para la preparación de la fórmula cuando usen biberones de plástico”, aseguró.

Asimismo, el doctor Philipp Schwabl, de la Medical University of Vienna in Austria, que no participó en el estudio, pero es experto en el área, dijo a The Guardian, “Esta información representa un gran descubrimiento. La cantidad de microplásticos a los que se exponen los bebés parece alarmante, por su tamaño, pero en la vida real hace falta averiguar los verdaderos efectos [antes de hacer conclusiones]”.

De igual forma, los especialistas señalaron que se pueden tomar algunas medidas para reducir la cantidad de plástico que consumen los pequeños, y para lograrlo se puede cambiar a biberones de vidrio, aunque pueden ser más pesados para los bebés. O bien, simplemente habría que modificar el proceso de preparación de la fórmula.

Para empezar, se debería esperar a que se enfríen, luego de la esterilización, y al momento de diluir la leche, prepararla en un recipiente de cristal a una temperatura tibia, y vaciarlo en el biberón hasta que esté un poco más frío, sin agitarlo.

Mira también:

Consumimos 5 gramos de plástico semanalmente por el agua, comida y aire

¿Es necesario esterilizar el biberón después de cada uso?

El alimento que Kailani Derbez se niega a comer, pero que es importante para la salud de todo bebé

Video relacionado: 10 alimentos que ayudan al crecimiento del cerebro de tu bebé