IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Dopaje sanguíneo: el caso de cinco deportistas arrestados y las consecuencias para la salud

Un oficial captó a un esquiador inyectándose su propia sangre, una práctica que está prohibida, y estas son las consecuencias que podría sufrir.

Nueve personas fueron detenidas en un operativo antidopaje en Seefeld, Austria, entre las que se encuentran los esquiadores de fondo Max Hauke y Dominik Baldauf. A pesar de que salieron en libertad, podrían enfrentar serias consecuencias.

Uno de los agentes del operativo sorprendió a Hauke mientras se inyectaba su propia sangre y el video salió a la luz como prueba del fraude que estaba cometiendo, por lo que el deportista se vio obligado a rendir declaración ante las autoridades, de acuerdo con Infobae.

Los oficiales informaron que una red criminal recurría al dopaje de sangre para incrementar el rendimiento de los deportistas en competencias nacionales e internacionales. El médico Mark S., que anteriormente había sido sospechoso de dopaje, también fue arrestado.

Los cinco deportistas involucrados podrían ser acusados de fraude y pasar hasta tres años en la cárcel, además de que la agencia antidopaje de Austria podría prohibirles participar en competencias hasta cuatro años.

Mira también: Este tratamiento promete quitarte unos años usando sangre de personas jóvenes

El dopaje sanguíneo o autotransfusión de sangre es la administración de glóbulos rojos a un atleta para aumentar su capacidad de transportar el oxígeno por la sangre, para ello, los deportistas extraen su propia sangre y la congelan, para después volver a inyectársela poco antes de competir.

Con esto, los atletas mejoran su capacidad cardiaca y respiratoria, además de que aumentan la entrega de oxígeno a los músculos en situaciones de actividad física exigente, según el sitio Doping Prevention.

Ya que esta práctica tiene como finalidad mejorar de manera artificial e injusta el rendimiento de los deportistas, está prohibida por el Comité Internacional Olímpico, y en varios países se puede considerar como dopaje ilegal cuando se administra en otra persona.

Algunos efectos secundarios de la autotransfusión de sangre son la formación de coágulos en la sangre, la sobrecarga del sistema circulatorio, reacciones hemolíticas agudas y aumento de la viscosidad de la sangre, lo que podría llevar a un riesgo trombogénico.

Video relacionado: Descubre los hábitos saludables que te harán lucir 5 años más joven