IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Cómo saber si mi dieta me ayuda a estar sano o en forma? Esto dicen los expertos

Estar sano y estar en una buena forma no siempre van de la mano. Es por eso que las dietas para lograr cada uno de estos objetivos pueden ser diferentes.

Cuando pensamos en dietas, lo primero que nos viene a la mente es un plan alimenticio que incluye muchas verduras, nada de calorías ni azúcares, y que te ayudará a perder peso. Sin embargo, los expertos quieren recalcar que existen muchos tipos de regímenes de alimentos, y cada uno de ellos tiene un objetivo diferente.

La nutricionista Maryann Tomovich Jacobsen explicó en WebMD, que para saber qué tipo de dieta necesitas, o estas siguiendo, lo primero es entender el por qué se inició. Por ejemplo, los programas restrictivos tienen como primera intención el deshacerte de unas libras, aumentar tu masa muscular o hacer alguna modificación en la apariencia de tu cuerpo.

Por su parte, los modelos nutritivos se enfocan en medir la grasa corporal, mantener los niveles de azúcar, colesterol o insulina en una proporción adecuada y prevenir, controlar o disminuir algunas enfermedades que se padecen.

De igual forma, la doctora detalló que aquellas que son para bajar de peso suelen incluir límites en las porciones, prohibiciones y estar acompañada de complementos como proteínas o fibra, para deshacerte de la grasa. Mientras que las que buscan cuidar de tu salud son más flexibles, contienen sugerencias, y los complementos que se llegan a usar son vitaminas o minerales que le pudieran hacer falta a tu cuerpo.

De hecho, según la Dietary Guidelines for Americans 2015–2020 una dieta nutritiva, que está enfocada en procurar tu salud debe “enfatizar en frutas, vegetales, granos enteros, leche libre de grasas, carnes, pescado, huevo y nueces”, y “baja en grasas trans o saturadas, colesterol, sodio y azúcar añadida”.

Así mismo, para calcular las cantidades se guía por las necesidades calóricas de cada persona según su edad, estilo de vida y trabajo.

Esta guía también mantiene que es posible incluir algunos alimentos de ‘trampa’, es decir, que no tienen gran aporte nutricional, pero se propone tomarlos una vez al mes, en su versión light, en cantidades menores o con algunas modificaciones como evitar el azúcar, los aderezos y los complementos fritos. Estos, suelen reconocerse más como un estilo de alimentación, como el veganismo o vegetarianismo.

Por otro lado, los planes para perder peso suelen tener más restricciones, especialmente con la comida chatarra, las raciones están medidas, y se contempla el índice de calorías mínimo, para permitir que tu cuerpo comience a quemar las grasas almacenadas.

En este caso se incluyen todas los regímenes tipo el fasting, la dieta Sirtfood, la dieta de puntos, entre otras.

Además, hay también otros planes en los que el principal objetivo no es deshacerte de las libras de más, sino ganar peso o masa muscular. Para ello, las proporciones de tus proteínas, vegetales y vitaminas, cambian, de forma tal que tu cuerpo en lugar de recibir energía para gastar, reciba los nutrientes necesarios para seguir desarrollando los músculos.

Para algunos nutricionistas, estos dos tipos de dietas cuyo objetivo es modificar la apariencia, pueden ser saludables por algunos meses, pero para mantener los resultados sin poner en riesgo tu salud, es necesario después acoplarte a un plan alimenticio integral que tome en cuenta tu estado de salud en general, más que tu silueta.

Mira también: 

¿A qué edad se pueden iniciar las dietas en los niños?

Qué es la dieta Ornish y por qué es ideal para pacientes con problemas cardíacos

Esta es la dieta perfecta para salvar el planeta y tu salud, según los expertos

Video relacionado: Dieta inversa, cómo hacerla correctamente para no aumentar de peso