IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

5 ideas para que tu cena de Thanksgiving engorde menos

Elegir el color del plato con astucia, y otras 4 claves para esquivar las calorías extras, en la cena de Thanksgiving.

Llega la temporada festiva y, con ella, nuestros esfuerzos de todo el año por seguir una dieta saludable, tambalean. ¡No permitas que zozobren! Apunta, mejor, estas ideas para hacer tu cena de Thanksgiving, más amigable con la silueta.

1. Olvídate del pavo gigante

Si tendrás una reunión pequeña, en lugar de comprar un pavo entero, prefiere la pechuga, que tiene menos calorías que otras piezas del ave, especifica el sitio All Recipes. Pero, si lo prepararás completo, evita los "self-basting", que suelen tener grasas agregadas.

Descubre cómo tener una cena de Acción de Gracias baja en sodio, en este video que incluye claves de la Asociación Americana del Corazón.

2. Prepara una salsa más saludable

Es uno los ítems más calóricos de la cena de Thanksgiving. Al prepararla, usa aceites vegetales en lugar del jugo del pavo, agrega el portal. Si bien ambas opciones contienen grasas, la primera está libre de colesterol y aporta menos cantidad de las "malas".

3. Elige tu plato con astucia

El color del plato influiría en la cantidad que comemos. Cuanto más parecido sea a los alimentos, más ingeriríamos, aseguran investigaciones de la Universidad Cornell. Así que, si tu objetivo este Thanksgiving es cuidar las calorías, asegúrate de optar por vajilla que contraste con tus comidas.

4. Alíate al yogur

Al igual que la crema agria libre de grasas, el yogur puede hacer tus preparaciones de dips cremosos, puré de papas y guisos de Acción de Gracias, mucho menos calóricos, indica el sitio WebMD.

Otra buena estrategia es reemplazar la mantequilla en el puré por el agua que usaste para hervir las papas, caldo de pollo o leche descremada, sugiere All Recipes.

5. Cuida las calorías de las guarniciones

Deshazte del tradicional guiso de patatas dulces confitadas. En cambio, opta por una guarnición reducida en grasas, endulzada naturalmente. También podrías intentar reemplazar parte del azúcar añadida a la salsa de arándanos, por zumo de frutas o salsa de manzana.

¡Ponte en movimiento!

Recuerda que, como el resto del año, el ejercicio es un gran aliado de la salud, especialmente si nos permitimos alguna "licencia" durante la cena de Thanksgiving. Aprovecha para caminar mientras conversas con los demás invitados, ofrécete a ayudar con la limpieza, y prográmate para hacer actividad física a la mañana siguiente, aconseja la revista Health.

Recuerda consultar a un experto en salud antes de implementar cambios drásticos en tu dieta.

MIRA TAMBIÉN:

5 estrategias para evitar cancelaciones en tus vuelos aéreos, y pasar Thanksgiving en casa

Estas son las fechas para reservar vuelos de Thanksgiving y Navidad a un precio más económico