IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Crea un plan de pago para que puedas liquidar tus deudas más rápido (VIDEO)

No permitas que las deudas te ahoguen y pon en acción un plan para salir de ellas lo más pronto posible. Aquí te decimos cómo.

Todos hemos atravesando por situaciones financieras que salen de nuestro control, pero es importante recordar que no hay problema que no se pueda resolver, y las deudas pueden ser pagadas con un plan efectivo.

De acuerdo con expertos de organizaciones financieras como la Fundación Nacional para la Asesoría de Crédito y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, lo primero que se debe hacer es identificar el tamaño del problema haciendo una lista con todas las deudas.

La lista, ordenada desde la deuda más alta hasta la más baja, debe incluir datos como el monto mínimo a pagar, la tasa de interés y el saldo restante. No solo tomes en cuenta tus tarjetas de crédito, sino también préstamos del banco, préstamos personales y otras deudas.

Decide cuál es la deuda que quieres saldar primero, puede ser la más alta, la más baja o la más urgente para comenzar a trazar las metas.

Mira también: Te damos 5 consejos para prepararte y afrontar la próxima crisis económica (VIDEO)

El siguiente paso es identificar cuál es la cantidad de dinero que tienes para destinar a tus deudas, para ello debes tomar en cuenta tus ingresos regulares y tus gastos imprescindibles. Haz una lista comenzando con los gastos más importantes como tu hipoteca o renta, servicios públicos y pagos regulares.

Lo ideal sería que pudieras separar un 10 por ciento de tus ingresos para destinarlo a tus deudas, pero no sobrepases el 30 por ciento. Aunque es un ajuste drástico de tu presupuesto, será temporal, por lo que no temas reducir tantos gastos como puedas.

Comienza a depositar el dinero ahorrado en la deuda que hayas elegido liquidar primero, pero no dejes de pagar las demás. Cuando te enfocas en saldar uno de los pagos a la vez, una mayor cantidad irá destinada al balance general y menos a los intereses.

Cada que vayas liquidando una deuda, toma ese dinero que pagabas para continuar con la siguiente. Evita pagar el monto mínimo, pues los intereses seguirán creciendo, pero en caso de no poder pagar más, sé constante.

Lo mejor es que cuando hayas terminado de pagar todas tus deudas, puedes ocupar ese 10 por ciento de tu ingreso para comenzar un ahorro, pues estarás acostumbrado a no contar con ese dinero para tu presupuesto y te será más sencillo no caer en excesos de deudas la próxima vez.

Mira también: Nuestros expertos en finanzas nos explican cuándo es bueno tener deudas