IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las nuevas reglas para los salones de belleza tras la cuarentena por coronavirus

Si ya no puedes esperar más para ir a cortarte el cabello, toma nota de las nuevas reglas que aplican los salones de belleza, tras el confinamiento.

Esta sí que es una buena noticia: después de muchos días de confinamiento, ya podrás salir de casa para ir a cortarte el cabello.

Pero, eso sí, tanto tú como tu estilista tendrán que apegarse a las nuevas medidas de higiene que dictan las autoridades para todos estos negocios, pues es indispensable seguir evitando más contagios de COVID-19.

La pandemia de coronavirus nos ha hecho cambiar prácticamente cada uno de nuestros hábitos y costumbres, y aunque poco a poco el mundo comienza a salir de la cuarentena y a reactivar sus actividades no esenciales, necesitamos entender que en la nueva normalidad habrá nuevas reglas que seguir —en las que los cubrebocas y mantener la distancia social son parte crucial.

Hace unos días, los salones de belleza de estados como Colorado y Texas comenzaron a reabrir sus puertas y atendieron a sus clientes únicamente con previa cita, según reporta The New York Times, pues se busca limitar el número de personas que ingresen al establecimiento.

Es normal que, como muchos, sientas la urgencia de retomar tu rutina y quieras ir a consentirte en manos de un experto, por eso, aquí te diremos cuáles son todos esos lineamientos que deben seguir las peluquerías, barberías y otros negocios de belleza para mantener al virus a raya.

Getty Images

Foto: Getty Images

Protección, primero que todo
Todas las personas que se encuentren dentro del local (estilistas y clientes), deberán usar mascarilla. Además, los estilistas deben usar guantes y cambiárselos entre cliente y cliente. 

Si los guantes les impidieran realizar su trabajo, podrán quitárselos, pero tendrán que lavarse las manos justo antes e inmediatamente después de entrar en contacto con un cliente, señala The Texas Tribune.

Rapidito y nada elaborado
En un principio, los salones de belleza y las barberías solo podrán ofrecer a sus clientes servicios que consuman poco tiempo y que no sean complejos, como cortes de cabello y afeitadas. 

Si a un cliente lo van a rasurar, podrá quitarse la mascarilla solo en ese momento, y en cuanto terminen de trabajar en su rostro, deberá volver a cubrirse.

Mantener una distancia prudente
Las estaciones de trabajo en las estéticas, barberías, salones de uñas y salones de bronceado deben estar separadas entre sí por al menos 6 pies. Además, deben desinfectarse después de que se haya atendido a cada cliente (esto incluye las sillas).

Para evitar congregaciones, los clientes no podrán ingresar al lugar con acompañantes, incluyendo niños. De hecho, en varios salones se han retirado ya las zonas con asientos de espera, y cualquier cliente que llegue con anticipación a su cita deberá esperar en su auto.

Usar y descartar, o desinfectar
En la medida de lo posible, estos negocios deben usar suministros desechables (como las capas de plástico que se les ponen a los clientes). Cualquier utensilio o herramienta que no sea desechable (como las tijeras), debe desinfectarse completamente entre cliente y cliente.

Averiguar y prevenir
Al momento de hacer una cita con un cliente o justo antes de permitirle entrar al local, cuyas puertas permanecerán cerradas en todo momento, los estilistas o encargados del negocio podrán preguntarle a la persona si ha estado enferma durante los últimos 14 días o si actualmente presenta algún síntoma sospechoso.

El gobierno de Texas, por ejemplo, recomendó que todos los salones usen termómetros infrarrojos para medir la temperatura de los clientes, antes de permitirles ingresar al lugar. También las autoridades señalaron que se les debe pedir a las personas que ya traigan el tapabocas puesto antes de pasar y que antes de tocar cualquier cosa, se laven las manos y se las sequen con toallas de papel.

De hecho, si un cliente se negara a pasar por cualquiera de estos filtros, o si los empleados de lugar sospechan que alguien puede estar enfermo, pueden negarse a brindarle servicio.

Además de todas estas reglas que aplican en Estados Unidos, es buena referencia saber qué se ha hecho en Europa respecto a los nuevos lineamientos para los salones de belleza, posterior al confinamiento.

De acuerdo con BBC News, en Alemania, por ejemplo, ya no hay revistas disponibles para que los clientes las hojeen mientras les cortan el cabello, ni tampoco se hacen cortes sin antes lavar el cabello. De igual forma, se ha sugerido que, idealmente, los estilistas no usen secadoras de cabello.

Además, aunque tanto el empleado como el cliente llevan puesta un protector facial o tapabocas, cualquier comunicación que tengan entre sí (que debería ser mínima) deberá hacerse a través del espejo, y no frente a frente. 

Ah, y si creías que además de poder salir a cortarte el cabello había llegado también la hora de poder ir a arreglarte las uñas, te equivocas, pues como se ha recomendado desde el inicio de la pandemia, lo ideal es no llevar las uñas largas o pintadas, para tratar de reducir las fuentes de contagio.

Mira también:

Así debes ponerte y quitarte la mascarilla para evitar contagiarte con el coronavirus

Cómo adaptar nuestra forma de vestir en tiempos de coronavirus

Pasos para proteger a tu hijo y regresar a la normalidad cuando termine la cuarentena

Video relacionado: Así deberás preparar tu piel para salir de casa después de la cuarentena