IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Ashley Graham asegura que a veces se siente la mujer más gorda del mundo

La modelo curvy, Ashley Graham, es un ejemplo para muchas mujeres con las que ahora está comprometida. Pero ella también enfrenta serias inseguridades.

La modelo curvy de 29 años se ha convertido en un ejemplo para muchas mujeres alrededor del mundo, y es feliz por ser pionera en un cambio en la industria de la moda, respecto a la diversidad de cuerpos.

RELACIONADO: Ashley Graham protagoniza una sexy campaña de trajes de baño 

Pero aunque Ashley Graham se muestra segura y busca inspirar a otras personas a sentirse felices en su propia piel, la confianza en sí misma la ha ganado mediante el esfuerzo, la aceptación y el amor propio.

RELACIONADO: Modelos plus size o "curvy" están de moda: Tess Munster y Tara Lynn entre las favoritas

En entrevista con Page Six, Graham dijo que ha llegado a sentirse insegura y también como “la mujer más gorda”, pero que todo se trata sobre cómo enfrentar esas reacciones negativas. “Me miro en el espejo y hago afirmaciones… ‘Tú eres valiente. Tú eres brillante. Tú eres hermosa”, declaró la chica curvilínea.

RELACIONADO: La modelo plus size Tess Holliday responde a las críticas de manera contundente

También habló sobre la responsabilidad que conlleva que las mujeres sigan su ejemplo, en camino a sentirse cómodas con su cuerpo.

La modelo suele recibir mensajes sobre mujeres que se atrevieron a usar una prenda porque ella las inspira, y también algunas personas le dejan saber que se han atrevido a cambiar cosas en su vida sexual, como hacer el amor con la luz encendida, gracias a su ejemplo.

RELACIONADO: Las princesas de Disney en versión plus size, modelos de una línea de lencería 

Esos son factores que la ayudan a seguir adelante y darse cuenta de que está ayudando a mejorar positivamente la vida de muchas personas, simplemente siendo ella misma.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

“Quiero ropa que me ayude a lucir mis curvas y no que las oculte”, el reclamo de una modelo plus size

Ashley Graham inspiró la creación de una Barbie con curvas: