IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

7 señales de que tu sarpullido puede ser algo más serio

¿Tu sarpullido te da comezón? Si viene con otros síntomas, puede indicar algo grave como una condición autoinmune o la enfermedad de Lyme.

Por Linda Carrol — TODAY

El sarpullido rojo que da comezón aparece de la nada y no está claro si es algo que necesita un médico o si se puede aliviar con ungüentos de venta libre.

Si bien, puede ser difícil identificar qué está causando el enrojecimiento o la picazón de la piel, la dermatitis de contacto puede ser una reacción alérgica común a los productos para el cuidado de la piel. Como resultado, muchas erupciones responden bien a los remedios de venta libre.

Pero algunos son signo de algo más serio, dicen los expertos.

Una regla general importante es buscar ayuda si el sarpullido viene con otros síntomas.

“La mayoría de los sarpullidos no ponen en peligro la vida”, dijo la Dra. Daniela Kroshinsky, una profesora asociada de dermatología en la Escuela de Medicina de Harvard y directora de dermatología hospitalaria y dermatología pediátrica en el Hospital General de Massachusetts.

“Pero, si te sientes mal en general y tienes sarpullido, esa sería una razón para buscar atención médica. Su médico de cabecera o dermatólogo debería poder ayudarte a determinar si es algo que debe verse y necesita ser con urgencia”.

El sarpullido puede ser una señal de advertencia de un problema médico grave, como una enfermedad autoinmune o la enfermedad de Lyme, explicó la Dra. Laura Ferris, profesora asociada de dermatología en el Centro Médico de la Universidad de Pittsburg. O simplemente puede ser el resultado de una picadura de insecto inofensiva, aunque irritante, o un roce con alguna hiedra venenosa.

[¿Tuviste un sarpullido en el brazo después de vacunarte? Por qué no debe preocuparte]

¿Cómo saber si tu sarpullido es grave?

Aquí hay algunos signos de que tu sarpullido debe ser examinado por un profesional médico:

  • Si está acompañado de fiebre o dolor. Deberías revisarlo, dijo Kroshinsky. Puede ser una señal de que tienes una infección o estás experimentando una reacción alérgica.
  • Si tienes una propagación repentina de lesiones similares a los moretones. Puede ser un síntoma de vasculitis y necesitas que lo revisen porque es posible que tus células de coagulación no estén funcionando correctamente, explicó Kroshinsky.
  • Si sigue sin disminuir. Puedes tener una infección, dijo Kroshinksy. “Algunos sarpullidos comienzan siendo completamente benignos, pero luego se desarrolla una infección secundaria porque la integridad de la piel, que es una barrera contra los patógenos potenciales, se ha interrumpido”, explicó. “Los signos de una infección incluyen calor y dolor, secreción turbia amarilla o verde y mal olor”.
  • Cualquier sarpullido que se ha expandido. Puede ser un signo de una reacción alérgica importante. “Por ejemplo, si esto sucede dentro de las dos semanas posteriores de haber iniciado un nuevo tratamiento, el problema sería una reacción al medicamento”, dijo Ferris.
  • Las erupciones comienzan a formar una ampolla. Deben enviarte directamente al consultorio médico, a menos que tengas una buena razón para sospechar que estuviste en contacto con una hiedra venenosa, dijeron ambos expertos.
Brazo con sarpullido por el roce con una hiedra venenosa
Sarpullido por el roce con una hiedra venenosa.Getty Images
  • Las manchas moradas que aparecen en las manos y los pies. Pueden ser un signo de una infección bacteriana del corazón, dijo Kroshinsky. “Puedes ver la piel como una ventana al interior del cuerpo”, explicó.
  • Si desarrollas un sarpullido en forma circular y se encuentra en un área donde la enfermedad de Lyme es endémica, debe revisarse, dijo Ferris.

Si no estás listo para ver a tu médico, Kroshinsky sugiere tomar una foto de tu sarpullido.

Pierna de un hombre con enfermedad de Lyme
Paciente con enfermedad de Lyme con un sarpullido característico en forma de ojo de buey.Getty Images

“Puede ser útil cuando vengas a vernos, ya que la erupción puede haber cambiado para entonces”, explicó. “Esto nos dirá cómo se veía antes de comenzar a tratarlo. Nos ayudará a tener una idea de su evolución”.

Además, Kroshinsky aconsejó tener en cuenta que los remedios que usas para tratar la afección de la piel pueden empeorar las cosas.

“Una cosa a tener a cuenta es que si usas un remedio con antibióticos tópicos, una cantidad significativa de personas son alérgicas a la bacitracina y la neomicina”, explicó. “Si el área que está tratando comienza a darte comezón o te salen ampollas, es posible que quieras dejar de usarlos y consultar a un médico”.

Y si no estás seguro acerca del sarpullido, no dudes en buscar el consejo médico de un dermatólogo, dijo Ferris.

“Estamos capacitados para distinguir entre sarpullidos preocupantes y no preocupantes y para brindarte el tratamiento adecuado”, agregó.

¡Suscríbete aquí al newsletter de hoy Día y recibe lo mejor del show en tu email!