IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

“Es una forma insidiosa de discriminación”. Así consideran al impuesto rosa, el dinero extra que solo las mujeres pagan

Conocido como ‘Pink Tax’, los elevados costos de productos diseñados para mujeres son tema de debate, sumado a la problemática de la brecha salarial que hay con los hombres.

En su próxima visita al supermercado haga el siguiente ejercicio: compare los precios de los mismos productos en versiones femenina y masculina y notará la diferencia.

Este contraste de precios entre artículos o servicios diseñados con diferencias estéticas, pero con la misma funcionalidad, para mujeres y hombres es conocido comoPink Tax o ‘Impuesto rosa’.

No se trata de una ley impuesta que ordene que los productos con características femeninas deban ser más costosos. Simplemente lo son por estar dirigidos al sexo femenino.

Esta es la premisa que la congresista de California Jackie Speier ha expuesto desde 2015, cuando presentó la Ley de derogación del impuesto rosa. Lo ha hecho cuatro veces, pero, desafortunadamente, hay una escasez de evidencia sistemática para lograr que dicha iniciativa se convierta en una acción legislativa.

Es una forma insidiosa de discriminación de género y aplica a productos y servicios”

congresista Jackie Speier

A pesar de que esta diferencia de precios puede ser evidente en algunos productos, un estudio publicado en 2021, y citado por la Comisión Federal de Comercio, señala que, aunque algunos productos son más costosos para las mujeres, otros como las máquinas de afeitar y los shampoos son más económicos.

Las pruebas

La discrepancia de costos es evidente en artículos como desodorantes, pañales y hasta en osos de peluches. En este caso, la congresista Speier hizo la comparación entre un oso de felpa rosa y uno azul, siendo el de color rosado casi tres dólares más caro.

La experta en finanzas Yahairie Tapia explicó a hoy Día que el género femenino está gastando 1,300 dólares más que los varones.

“En seguros médicos tú lo ves abominablemente extremo, porque la mujer por su fisiología y ADN, como ejemplo de lo que estoy hablando, puede dar a luz, los costos de dar a luz son mayores y el hombre no tiene fisiológicamente esa probabilidad”, explicó.

A pesar de estos hechos, el proyecto de ley que “prohíbe a los fabricantes de productos o proveedores de servicios vender artículos sustancialmente similares a precios diferentes según el género del comprador previsto”, sigue sin avanzar.

Mismo trabajo, menos paga

Uno de los aspectos más preocupantes, es que la brecha salarial entre hombres y mujeres es una realidad. De acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales, por cada dólar que un hombre gana, una mujer recibe solo 85 centavos.

En 2021, la mediana de los ingresos semanales de los trabajadores asalariados que generalmente trabajaban a tiempo completo en Estados Unidos fue de $998. Los ingresos medios de las mujeres fueron de 912 dólares. 

[Cómo reducir gastos tras el regreso al trabajo presencial en medio de la inflación]

El 94,1% de las mujeres negras, el 78,5% de las mujeres asiáticas y el 87,6% de las mujeres hispanas ganó menos que sus homólogas de raza blanca.

De acuerdo con ONU Women, a nivel mundial una mujer gana 77 centavos por cada dólar que recibe un hombre y la diferencia es mayor en el caso de las mujeres con hijos.

¡Suscríbete aquí al newsletter de hoy Día y recibe lo mejor del show en tu email!