IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

“Sentí que algo cambió”. El príncipe William recuerda la experiencia traumática al rescatar a un niño en una ambulancia aérea

“Me fui a casa esa noche bastante molesto”, recordó el esposo de Kate Middleton sobre un día difícil durante su carrera como piloto de ambulancia de helicóptero.

Por Chrissy Callahan para TODAY Show

El príncipe William compartió una experiencia traumática que tuvo mientras trabajaba como piloto de ambulancia aérea.

El miembro de la realeza británica siempre ha sido un defensor del cuidado de la salud mental, y acaba de unirse a Apple Fitness para participar en una nueva serie de podcasts que alienta a los oyentes a estar más en sintonía con su salud física y mental.

Durante un episodio, el príncipe de 39 años recuerda su tiempo trabajando con la ambulancia aérea de East Anglian.

William comenzó a trabajar con el servicio en 2015 y participó en todos los aspectos del trabajo como piloto, incluidas las operaciones médicas. A veces era un trabajo difícil, pero el padre de tres niños explicaba que tenía que controlar sus emociones para poder trabajar lo más rápido posible.

“Ver a los pacientes y sus familias destrozados casi a diario, esa rutina, uno simplemente adquiere el hábito de bajar la cabeza y seguir adelante”, dijo.

William recordó un trabajo en particular que se ha quedado con él todos estos años.

“Todavía recuerdo a la tripulación que estaba allí, grandes compañeros míos. Teníamos un paramédico, un médico y otro piloto volando conmigo. Y la llamada que recibimos fue muy breve, no muy detallada. Así que esperábamos una especie de caso de lesiones menores”, dijo.

[“He sido paciente frente al engaño”. Meghan Markle se suma una victoria legal contra la prensa británica]


Príncipe William piloteando un helicóptero de rescateGetty Images

Pero cuando llegaron a la escena, la tripulación vio que un joven estaba en muy mal estado, había sido atropellado por un automóvil.

“Y, por supuesto, hay algunas cosas en la vida que realmente no quieres ver. Y todo lo que nos importaba en ese momento era arreglar a este chico. Y los padres estaban muy histéricos, como puedes imaginar, gritando, llorando, sin saber qué hacer, ya sabes, y vivían una verdadera agonía ellos mismos. Y eso vive contigo”, explicó William.

El equipo se puso a trabajar, estabilizó al niño y lo llevó en avión a un hospital local para brindarle la atención adicional que necesitaba. Pero la experiencia afectaría a William más tarde.

Me fui a casa esa noche bastante molesto, pero no notoriamente. No estaba llorando, pero por dentro, sentí que algo había cambiado. Sentí una especie de... una tensión real dentro de mí”, dijo. “Y luego, al día siguiente, volver a trabajar, ya sabes, con un equipo diferente. Pasando al siguiente trabajo. Y esa es la cuestión, no siempre estamos juntos. Entonces no puedes pasar un día procesándolo.”

Como resultado, dijo William, se sintió algo reacio a hablar sobre el encuentro con estos otros compañeros de trabajo al día siguiente.

“Tienes que renunciar a hablar de ello porque no quieres abrazar al otro. Tú no quieres, ya sabes, agobiar a otras personas. Tampoco quieres pensar, ‘Oh, ¿soy solo yo? ¿Soy el único realmente afectado por eso?”, dijo.

La experiencia realmente golpeó al príncipe semanas después y dijo que se sentía como si alguien hubiera “puesto una llave en una cerradura y la hubiera abierto sin que yo diera permiso para hacerlo”.

[El príncipe Harry y Meghan Markle acuden a una gala por el Día de los Veteranos]

Sentí que el mundo entero se estaba muriendo. Es un sentimiento extraordinario. Simplemente sientes que todos están sufriendo, todos están sufriendo. Y ese no soy yo. Nunca antes había sentido eso”, recordó.

El Príncipe William en su podcast

William se sintió un poco desconcertado, ya que su vida personal iba bastante bien en ese momento, por lo que no podía entender por qué esta experiencia lo había golpeado tan duro.

“Estaba feliz en casa y feliz en el trabajo, pero seguía mirándome a mí mismo y decía: ‘¿Por qué me siento así? ¿Por qué me siento tan triste?’ Y comencé a darme cuenta de que, en realidad, ‘Te estás llevando a casa el trauma de la gente, la tristeza de la gente y te está afectando”, dijo.

“Pero no puedo explicar por qué me di cuenta de lo que estaba pasando, porque mucha gente no se da cuenta de eso. Y ahí es donde puedes deslizarte desapercibido hacia el siguiente problema. Creo que, hasta que hayas pasado por eso es difícil de entender”, continuó.

Eventualmente, William comenzó a hablar con alguien en el trabajo y dijo que lo ayudó a procesar sus sentimientos. Hacia el final de su podcast, el príncipe alentó a los oyentes a buscar ayuda para cualquier problema de salud mental que pudieran estar enfrentando y explicó que es una experiencia universal.

“Y no estás solo, y está bien. Se trata de lo que hagas a continuación. Se trata de tener esa audacia y esa apertura y esa fuerza para ir, ‘Va a ser un largo viaje. No va a ser fácil, pero voy a llegar allí”, dijo.

¡Suscríbete aquí al newsletter de hoy Día y recibe lo mejor del show en tu email!