IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Christian Chávez escribe un mensaje en el TODAY Show de cómo su traje rosa lo ayudó a sanar en el ‘Soy Rebelde Tour’

15 años después de haber sido delatado por un tabloide, el cantante comparte un conmovedor ensayo sobre cómo la gira de reunión de RBD finalmente lo ayudó a abrazar su yo auténtico.

Por Christian Chávez

Christian Chávez es cantante, actor, activista y defensor de los derechos LGBTQ+. A lo largo de su ascenso a la fama en la telenovela mexicana Rebelde, que se emitió de 2004 a 2006, y su correspondiente grupo pop RBD, el artista encontró su vida llena de altibajos. Después de luchar con su sexualidad y ser chantajeado para que saliera del clóset durante el apogeo del éxito de RBD en 2007, Chávez entró en un período oscuro de su vida. Dos años más tarde, RBD se disolvió tras decidir no renovar sus contratos y centrarse en sus proyectos separados.

No fue hasta 2020 que, Chávez dice que finalmente comenzó su viaje hacia la curación, comenzando interpretando personajes como Patricio de La Casa de Las Flores, y Matías, un asistente que lucha contra los estereotipos gay en La Suerte de Loli.

Después de que la discografía de RBD finalmente se lanzara en plataformas de transmisión en 2020, el fervor de los fanáticos llevó a la banda a anunciar su gira oficial de reunión después de casi 15 años de diferencia. Con el regreso de RBD, Chávez se propuso abrazar su verdadero yo y trabajar para abogar contra la violencia LGBTQ+ y el abuso de sustancias.

En este ensayo exclusivo, contado a Liz Calvario de TODAY.com, Chávez habla sobre cómo la gira Soy Rebelde cambió su vida. También revela que publicará unas memorias el próximo año.

En 2007, hace unos 17 años, un sitio web llamado Latin Gossip me delató.

Me casé cuando tenía 19 años. Fue una boda muy discreta; solo yo, mi prometido en ese momento, su mejor amigo y un juez. De alguna manera, tres años después, alguien consiguió fotografías de la boda. Hasta el día de hoy todavía no sé los hechos reales, solo que las fotos fueron robadas y utilizadas para chantajear a Televisa, la cadena que transmitía las telenovelas que protagonicé, incluida Rebelde. Y, por supuesto, intentaron chantajearme.

Un productor me dio la opción de lo que quería hacer. Podría emitir un comunicado diciendo que esas fotografías eran falsas o me apoyaría en cualquier decisión que tomara. Le expliqué que cuando tenía 16 o 17 años le pedí a Dios que me cambiara porque crecí en una familia católica. Pero el cambio nunca se produjo y sufrí todas las noches. Me hubiera gustado que alguien estuviera ahí para mí.

Si bien luché por mi libertad y decidí salir del armario, al final lo perdí todo"

Christian Chávez

Finalmente, ante este chantaje, decidí salir del clóset en una carta que publiqué en el sitio web de RBD. Fue realmente difícil. Solo tenía 23 años y no tenía a nadie a quien recurrir para que me guiara sobre cómo manejarlo todo. En México me convertí en el primer artista latino en hablar honestamente sobre mi sexualidad; en ese momento ni siquiera Ricky Martin estaba fuera.

Después de que salí del clóset públicamente, la cadena me explicó que no podían seguir adelante con los planes que teníamos para mi próximo proyecto porque sentían que nadie creería que yo era un hombre heterosexual en una telenovela... o cualquier serie. Casi dos años después, RBD se disolvió. Sin más RBD y sin más proyectos como opción con Televisa, me quedé desempleado, además de las abrumadoras críticas y odio que recibía de la gente por mi sexualidad.

De repente, me encontré sin trabajo y deprimido. Me odié a mí mismo. Me culpé, porque si bien había luchado por mi libertad y decidí salir, al final lo perdí todo.

[Christian Chávez reacciona a polémica por usar traje de charro rosa y con tenis]

Mi familia sabía de mi sexualidad, porque les había hablado de ello cuando tenía 17 años. Pero una cosa es hablar con tu familia y otra contárselo al mundo entero. Y como me obligaron a salir del clóset, no estaba preparada cuando lo hice. Eso me afectó psicológicamente de muchas maneras que no sabía en ese momento. Entré en un modo realmente disruptivo: las drogas, relaciones tóxicas. Estaba en un mal, mal lugar.

Cuando me descubrieron, mucha gente (productores, amigos, incluso mi propio padre) solía decirme: “Ahora tienes que ser un tipo muy masculino. Nadie puede ver ninguna parte femenina de ti, porque no te van a aceptar ni a contratarte para nada”. Fue como salir de un armario y luego meterse en otro. Estaba fuera, pero en realidad no estaba siendo yo mismo. Y eso realmente me dolió el alma.

Después de casi una década de lucha y autodesprecio, RBD comenzó a discutir la posibilidad de reunirse. Luego, en agosto pasado, cumplí 40 años. Lo sentí como una oportunidad para un nuevo comienzo. Inesperadamente, con un nuevo capítulo y una nueva década de mi vida, se produjo un hermoso renacimiento.

En el 2020 tuve la oportunidad de interpretar a Pato en la serie La Casa de Las Flores. Ese fue un personaje que realmente me tocó el alma y me hizo aprender muchas cosas sobre mí. Pero creo que fue solo un paso en mi crecimiento.

Cuando empezamos a hablar de la reunión de RBD, hablé conmigo mismo y dije: “Está bien, si vas a hacer esto otra vez, serás tú mismo. Vas a mostrar tu verdadero yo”.

Hablé conmigo mismo y dije: 'Está bien, si vas a hacer esto otra vez, serás tú mismo. Vas a mostrar tu verdadero yo”

Christian Chávez

Recuerdo que cuando era pequeño y solía ir con mi mamá y mi hermana a los grandes almacenes, miraba ciertas cosas que se suponía que eran “para niñas”. Había ciertas cosas que quería comprar o usar, como rosa o morado, y me decían: “No, eso no es para niños”.

Pero con esta gira, seguí experimentando con el uso de cosas como ropa no binaria. Fue solo una de las muchas acciones que sentí como tomar la mano del pequeño Christian y decirle: “Oye, ven conmigo. Vamos a jugar. ¿Qué quieres ponerte? ¿Qué quieres decir? ¿Qué es lo que quieres hacer?”. Todo el recorrido fue como si yo mismo estuviera siendo padre. Fue muy terapéutico y sanador.

La parte más fuerte fue cuando decidí que en la gira quería cantar una versión mariachi de nuestra canción Tu Amor, porque quería hacer algo muy mexicano. Y el equipo de vestuario preguntó: “¿Qué quieres ponerte en el escenario para eso?” Les dije que quería usar un charro, el traje tradicional de los rancheros mexicanos, que a menudo usan los cantantes de mariachi. Me preguntaron de qué color y respondí: “¡Rosa! ¡Rosa neón! ¡Rosa mexicano! ¡Y quiero que crezcan hojas en cada parte del traje!”.

Sentía que no tenía nada por qué disculparme"

cHRISTIAN CHÁVEZ

Cuando salí con el traje, recibí reacciones muy hermosas, pero también críticas muy duras en las redes sociales. En México, Luisa Echeverría, la reina de la Federación Mexicana de Charrería, y todos estos tipos machistas comentaban diciendo que yo estaba faltando el respeto a los charros y burlándome del deporte nacional. De alguna manera, terminé disculpándome en las redes sociales con cualquiera a quien ofendí, aunque realmente sentía que no tenía nada por qué disculparme. Pero, en última instancia, siempre quise que todos me amaran.

Solía ​​esforzarme mucho. Yo era más masculino. Yo era más así, más así. Y luego entendí que complacer a todos nunca iba a suceder. O, como decimos en español, “No soy una monedita de oro para caerle bien a todos”.

[Christian Chávez y sus vestuarios dejan una gran huella en la gira de RBD]

Después de las críticas que recibí por vestir el traje de charro, algo explotó dentro de mí. Fue como, está bien, ahora voy a hacer esto y voy a llegar hasta el final. Ahora voy a cantar Tu Amor no solo con el traje de charro, sino maquillada, porque antes me quitaba el maquillaje para hacer esa canción. Pero ahora voy a volverme mucho más queer con lo que quiero hacer en el escenario y también con lo que digo durante los conciertos.

Después del traje de charro rosa, siempre me emocioné. Siempre estaba superando los límites. Quería la conversación que comenzó; me gustó. Independientemente de lo que dijera la gente, los atuendos me hicieron sentir (en primer lugar, hermosa) y, en segundo lugar, muy orgulloso de mí mismo. Yo estaba como, “Oye, este soy yo. Así que te guste o lo odies. Pero este soy yo”.

Durante los shows de Soy Rebelde nunca preparé ninguno de mis discursos. Solo intenté decir lo que estaba sintiendo en ese momento. En el último concierto de la gira, decidí hacerme cargo de las palabras que me menospreciaban, que me dolían, que me resultaban difíciles de escuchar, especialmente los insultos en español que algunas personas usan para referirse a los homosexuales. Debajo de mi traje de charro llevaba una camisa con una de esas palabras escritas. Mucha gente había sufrido por esa palabra, y para mucha gente, fue lo último que escucharon cuando los mataron. Decidí que quería apropiarme de esa palabra para que otros no pudieran lastimarme más. Y quería que otros hicieran lo mismo.

Christian Chavez
Durante el concierto final del Soy Rebelde Tour el 21 de diciembre, Christian Chávez vistió una camiseta con un término despectivo para los homosexuales. Dice que eligió apropiarse de la palabra para que ya no le haga daño a él ni a todos aquellos que han sido afectados por ella.Courtesy Edwin Rodríguez

Para mí, es literalmente como si fuera una mariposa. Yo era una oruga cuando comencé esto y ahora soy una hermosa mariposa.

El traje de charro rosa realmente encendió mi llama. Es maravilloso oír hablar de personas que encuentran su identidad reflejada en las cosas que hago, especialmente en mi guardarropa. Nunca lo planeé. Simplemente lo hice porque quería ser yo. Quería divertirme y quería ser yo mismo.

Ahora tengo planes. Quiero hacer una línea de ropa para niñas, niños y personas no binarias. Quiero trabajar con mi estilista de la gira porque entendió mis ideas y creamos todos los looks juntos. Ahora queremos hacerlos para que los tengan otras personas.

Hay un Christian antes y después del Soy Rebelde Tour, y estoy muy feliz por eso. Asisto a terapia real, pero durante cuatro meses y medio, esa gira también fue como terapia, todas las noches. Todavía hay mucho trabajo por hacer en mí, pero siento que finalmente estoy cómoda en mi piel.

Yo era una oruga cuando comencé esto y ahora soy una hermosa mariposa".

Christian Chávez

Me emociona compartirles que también he estado trabajando en unas memorias con el escritor de la revista Rolling Stone, Tomás Mier. Eso es algo que realmente me emociona, porque ahora la gente va a aprender más sobre todo lo que me ha pasado desde que era niño. Publicar este libro no se trata solo de contar mi historia; también les brinda a las personas la oportunidad de comprender cosas que, cuando sucedieron en tiempo real, tal vez no hubieran comprendido.

Pero también lo es para mí. Este libro será parte de mi curación.

Me di cuenta de que hay ciertas cosas que, por doler tanto, las había bloqueado. Cuando estaba trabajando en el libro, pensé: “Dios mío. No recordaba esto”. Fue doloroso, pero también es parte de la terapia.

Y sí, todavía tengo más planes. También quiero abrir una organización sin fines de lucro, que espero se centre en ayudar a la tercera edad (personas mayores) en la comunidad LGBTQ+. Hay muchas mujeres y hombres trans que son mayores y nadie los cuida. Tenemos que respetarlos, ayudarlos y recordar que gracias a ellos somos quienes somos ahora. Es muy importante valorar sus vidas cuidándolos de la manera correcta. También quiero producir contenido para la comunidad LGBTQ+.

Hay muchas, muchas cosas que quiero hacer. Pero ahora que la gira ha terminado... primero, es hora de tomarse un mes de vacaciones.

La gira Soy Rebelde comenzó el 25 de agosto y concluyó el 21 de diciembre en el Estadio Azteca de la Ciudad de México. Las memorias de Chávez se publicarán en 2024.

Este ensayo ha sido editado y condensado para mayor claridad.

Si quieres leer la nota en su versión original en inglés ve aquí.