IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las escuelas de Texas envían kits de ADN a los padres para identificar los cuerpos de sus hijos en emergencias

“Esto envía el mensaje de que las armas son más importantes que nosotros”, dice una madre respecto a la nueva medida adoptada por las autoridades luego del tiroteo masivo en Uvalde.

Por Danielle Campoamor — TODAY

El estado de Texas está enviando a casa a los estudiantes de escuelas públicas con kits de ADN diseñados para ayudar a los padres a identificar a sus hijos “en caso de una emergencia”.

En 2021, la legislatura del estado de Texas aprobó la ley del Senado 2158, que exige que la Agencia de Educación de Texas “brinde kits de identificación a los distritos escolares y las escuelas autónomas de inscripción abierta para distribuirlos a los padres o tutores legales de ciertos estudiantes”.

La ley se aprobó después de que ocho estudiantes y dos maestros fueran asesinados a tiros dentro de la escuela secundaria Santa Fe, en Santa Fe, Texas, y casi un año antes de que 19 estudiantes de cuarto grado y dos maestras fueran asesinados a tiros dentro de la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas.

[Así entrena una madre a su hijo de 5 años para enfrentarse a un tiroteo en la escuela: “Enséñame cómo usas tu mochila antibalas”]

El sistema de escuelas públicas de Texas proporcionará huellas dactilares sin tinta y tarjetas de identificación de ADN a todos los estudiantes de K-6 que sean elegibles. Los padres no están obligados a usar los kits.

Los folletos permiten a los cuidadores almacenar el ADN y las huellas dactilares de sus hijos en casa, que luego podrían ser entregados a las fuerzas del orden en caso de una “emergencia”. De acuerdo con la legislación que exige que los kits se entreguen a las familias de Texas que califiquen, los kits de verificación de huellas dactilares y ADN pretenden “ayudar a localizar y devolver a un niño desaparecido o traficado”.

[Maestra de Uvalde describe “los 35 minutos más largos de su vida”]

Luego del segundo tiroteo masivo más mortífero en la historia de Estados Unidos y la respuesta policial fallida que dejó 19 estudiantes y dos maestras muertas, los padres de Texas están preocupados por los kits y el mensaje que algunos dicen que envía a las familias de Texas.

“Los distritos escolares de Texas enviaron un aviso a los padres de que los distritos proporcionarán kits de ADN para que los niños puedan ser identificados en caso de emergencia. El Partido Republicano no aprobará una legislación para proteger a sus hijos de las armas, pero facilitará la identificación de sus cuerpos. Esto es América”, dice una usuaria de Twitter.

Muchos de los niños baleados dentro de la escuela Robb Elementary no fueron fácilmente identificables como resultado de sus catastróficas heridas. Algunos familiares cercanos proporcionaron muestras de ADN para identificar positivamente los restos de los niños.

Tracy Walder, exagente de la CIA y el FBI y actual profesora universitaria que enseñó Historia en la escuela secundaria durante 16 años, dijo que estaba “devastada” cuando escuchó que enviarían a casa con un kit a su hija de segundo grado.


¿Ahora estamos dando a los padres kits de ADN para que cuando su hijo sea asesinado con la misma arma de guerra que yo tenía cuando estaba en Afganistán puedan usarlos para identificarlo?"

tracy walder madre en texas

“Tiene que entender, soy un exagente de la ley”, dijo Tracy, quien ha vivido en Texas durante 14 años, a TODAY Parents.

“Me preocupo todos los días cuando envío a mi hija a la escuela. ¿Ahora estamos dando a los padres kits de ADN para que cuando su hijo sea asesinado con la misma arma de guerra que yo tenía cuando estaba en Afganistán puedan usarlos para identificarlo?”.

[Mochilas antibalas o aprender desde casa: tras el tiroteo en Uvalde, los padres sienten que “no hay un lugar seguro” para los niños]

Tracy dijo que ha tratado de “encontrar las palabras correctas” para expresar cómo se siente, pero no cree que pueda “porque a veces va más allá de la comprensión”.

“Esto envía dos mensajes: el primero es que el Gobierno no va a hacer nada para resolver el problema. Esta es su forma de decirnos eso”, dijo Walder. “La segunda es que nosotros, los padres, ahora nos vemos obligados a tener conversaciones con nuestros hijos para las que quizá no estén preparados emocionalmente. Mi hija tiene 7 años, ¿qué le digo?”.

[“Les ruego que hagan algo”: la hermana de una de las niñas asesinadas en Uvalde exige seguridad en las escuelas]

Brett Cross, cuyo hijo de 10 años, Uziyah García, murió en el tiroteo en la escuela primaria Robb, compartió en las redes sociales su frustración por los kits.

“¡Sí! ¡Impresionante! Identifiquemos a los niños después de que hayan sido asesinados en lugar de solucionar los problemas que en última instancia podrían evitar que sean asesinados”, publicó Brett en Twitter.

Today Parents se puso en contacto con la senadora estatal de Texas, Donna Campell, quien proporcionó la ley del Senado 2158, y del gobernador de Texas Greg Abbott, pero no recibieron respuesta de ninguno de los dos al momento de la publicación.

Un portavoz de la Agencia de Educación de Texas dijo en una declaración escrita proporcionada a TODAY que “la ley 2158 del Senado estableció el Programa de Identificación de Niños, un subsidio para suministrar kits de identificación de huellas dactilares y ADN de niños a los sistemas escolares para proporcionar a las familias en sus respectivas comunidades escolares, y agregó que “los padres pueden solicitar voluntariamente estos kits”.

“Para cumplir con esta obligación legal, la Agencia de Educación de Texas está colaborando con la Fundación Safety Blitz, el Programa Nacional de Identificación de Niños (ID), los Centros de Servicios Educativos y los sistemas escolares para brindar a las familias que tienen hijos desde preescolar hasta sexto grado durante el año escolar 2021-2022 y preescolar durante el año escolar 2022 con kits de identificación de huellas dactilares para niños”, agrega el comunicado.

[“Vivieron algo terrible que ningún niño debería vivir”: el crudo testimonio de una maestra baleada en la masacre de Uvalde]

Algunos padres dicen que se sienten incómodos enviando el ADN de sus hijos a cualquier persona por razones de privacidad. Y tras la tragedia de Uvalde, los kits están haciendo que muchas mamás y papás se sientan aún más ansiosos por enviar a sus hijos a la escuela.

“Me enferma físicamente”, dijo a TODAY Parents, Wendi Aarons, madre de dos hijos que ha vivido en Texas desde 1999.

“Me cuesta lidiar con esto como algo real que está sucediendo. Los padres de niños en edad escolar deberían preocuparse por las hojas de registro y las calificaciones (de la organización de padres y maestros) y si a sus hijos les gusta lo que están sirviendo en la cafetería ese día no el asesinato de su hijo y, si reciben tantos disparos, su cuerpo no puede ser identificado”.

Wendi tiene dos hijos, de 18 y 20 años, que acudieron a escuelas públicas de Texas desde que estaban en preescolar hasta que se graduaron de la escuela secundaria. Dijo que está agradecida de que sus hijos no sean enviados a casa con kits de ADN y huellas dactilares, y dijo que “no puede imaginar el pánico y la ansiedad que enfrentan los padres al enviar a sus hijos a la escuela todos los días sin saber si regresarán”.

[Un juez de Texas elimina la medida estatal que prohibía llevar armas de fuego a los adultos de entre 18 y 20 años]

“Es asombroso darse cuenta de que el estado de Texas no solo no ha hecho absolutamente nada para proteger a nuestros niños y maestros, sino que ha tomado la medida insensible, despiadada y cruel de enviar kits de prueba de ADN para que podamos identificar sus cuerpos o cuando son víctimas de una masacre”, agregó Wendi. “Envía el mensaje de que las armas son más importantes que nosotros”.

Me enfurece que estos kits se envíen a las familias en lugar de cualquier acción concreta para evitar que ocurran tragedias tan aterradoras"

Emily Westbrooks madre de dos hijos que vive en texas

En junio, Emily Westbrooks y su familia se mudaron a Texas desde Irlanda, donde dijo que “la violencia armada es insignificante y enviar a los niños a la escuela no era un terror diario”.

“Me enfurece que estos kits se envíen a las familias en lugar de cualquier acción concreta para evitar que ocurran tragedias tan aterradoras”, dijo Emily, que tiene un niño de 5 años en preescolar y otro de 7 años en primer grado. “Creo que la única forma razonable en la que puede enviar a sus hijos a la escuela es simplemente decirse a sí mismo que esto no les sucederá a sus hijos, lo cual, por supuesto, es solo mentirse a sí mismo”.

[Arrestan a un estudiante de Uvalde que lanzó amenaza a solo 5 meses de la masacre escolar que dejó 21 muertos]

Emily agrega que los kits destruyen esa mentira y son un “recordatorio increíblemente desencadenante y descarado de que nuestros niños corren el riesgo de ser aniquilados por armas automáticas hasta el punto de que no sean reconocibles”.

“Los funcionarios electos, tanto nacionales como tejanos, se han dado por vencidos”, añadió. “Han decidido que no vale la pena restringir las armas, pero nos ofrecen esto como una especie de consuelo. Es repugnante que no puedan hacer nada mejor que admitir que no protegerán a nuestros hijos”.

Si quiere leer la nota en su versión original en inglés vaya aquí.

¡Suscríbase aquí al newsletter de hoy Día y reciba lo mejor del show en su email!