IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Cómo frenar el impacto negativo de las clases online en los niños?

Las clases en línea han tenido un impacto negativo en el desempeño académico de muchos estudiantes y un panel de expertas aclara a 'hoy Día' cómo podemos frenarlo.

El aprendizaje a distancia y la crisis por la pandemia han afectado al sistema escolar y los niños han sido los más perjudicados, pues más de 1,500 millones de estudiantes en todo el mundo han sido obligados a dejar de acudir a la escuela. Es por ello que hoy Día habló con un panel de expertas para aclarar cómo podemos frenar el impacto negativo de las clases en línea en los más pequeños de la casa.

Según los últimos estudios, el número de niños a quienes estudiar en casa les cuesta mucho trabajo sobre todo a través de la computadora, no solo está incrementando, sino que los está retrasando en su aprendizaje con malas calificaciones y afectando en su desarrollo social.

Y es que los estudiantes no solo han bajado su rendimiento académico, sino que el impacto en su salud mental continúa siendo una de las mayores preocupaciones de muchas familias. Por ello, hablamos con Lucía Báez, miembro de la junta escolar de Miami-Dade, la psicoterapeuta Lina Acosta, la maestra Desirée Uztáriz y Adrianna Foster, madre de dos hijas, para profundizar en el tema.

Por ejemplo, Lucía Báez, considera que los alumnos están sacando malas calificaciones debido al confinamiento y a que muchos estudiantes no tienen la fortuna de disponer de un equipo de cómputo que les permita tomar sus clases online. Sin embargo, destaca que esto es algo que ya existía desde antes de la pandemia, pero la crisis sanitaria ha empeorado este problema.

"Para unos la educación en línea no ha sido ideal, pero también lo más importante es que tenemos que acordarnos que muchos estudiantes ya estaban vulnerables y no tenían soporte emocional y académico antes de la pandemia. Lo que ha hecho es empeorar es su situación académica", asegura.

Es por esto que las autoridades escolares están llevando a cabo un plan para identificar a los estudiantes más necesitados y devolverlos a las clases presenciales de una forma segura.

"Para los que van a volver en agosto, tenemos un cuidado intensivo de tutoría, de conferencias con padres y de organizaciones que están listas para ayudar a los estudiantes a volver a la normalidad", explicó.

Mira el video relacionado: El rendimiento escolar de los niños hispanos, entre los más afectados por el cierre de las escuelas 

Por su lado, Adrianna Foster considera que la parte social ha sido la más afectada en sus hijas. Esto debido a que pasan mucho tiempo detrás de una computadora, algo que a su vez cree que ocasiona un bloqueo entre el aprendizaje y desarrollo de sus niñas.

"Yo creo que es importante tener en mente que esto es una situación muy delicada para los niños y que hay que adaptarse. Hay que ayudarlos a que ellos también encuentren su forma de adaptación y que encuentren la manera de generar una nueva normalidad a través de esto", contó.

Ante ello, Lina Acosta recomienda a los papás y a los maestros tener en cuenta que este no es un año académico sino un año en el que la parte emocional debe cobrar mayor peso. De hecho, aconseja que se debe enseñar a los estudiantes a entender cómo lidiar con la incertidumbre y el estrés.

"Mi consejo número uno es dejemos de pensar en lo académico. Empecemos a ayudar a los estudiantes en su desarrollo socioemocional y que entiendan como lidiar con la incertidumbre y con el estrés. Es más importante poner eso en forma. Este problema ya existía, esto lo único que hizo darle fuego a lo que ya estaba mal", afirma.

Algo con lo que concuerda la maestra Desirée, quien destaca que los padres deben entender que este ciclo escolar no va a ser igual al de otros años, pues el apoyo emocional es más importante que nada.

"El sistema escolar va a tratar de tener disposición para nivelar a nuestros niños, pero definitivamente el padre debe de entender que es un año que académicamente no va a ser regular y que el apoyo emocional es mucho más importante", comentó.

Además, aconseja que los papás deben perder el miedo, pues eventualmente los niños podrán volver a las aulas y, de esta forma, frenar el impacto negativo de las clases en línea.

Video relacionado: Polémica en Los Ángeles ante posible reapertura de los centros escolares