IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Grupo criminal mataba caballos y vendía su carne en hamburguesas

Arrestan a un grupo que vendió unas 1,764 libras de carne de hamburguesas y filetes que provenían de la matanza clandestina de caballos.

Al menos seis personas fueron detenidas en una operación contra un grupo criminal que mataba caballos de forma clandestina y vendía su carne, a veces podrida, a restaurantes en el estado brasileño de Río Grande do Sul, en el sur del país.

La investigación de la Fiscalía reveló que la banda suministraba a establecimientos del municipio de Caxias do Sul “grandes cantidades de carne, en forma de hamburguesas y filetes”, que provenían de la “matanza clandestina de caballos”.

Las autoridades brasileñas confirmaron sus sospechas a través de una serie de pericias en dos hamburgueserías de Caxias do Sul, en cuyos productos “se encontró la presencia de ADN de caballo”, mezclado con carnes de pavo y cerdo.

MIRA TAMBIÉN: QUALITY SAUSAGE: ACTIVISTAS Y EMPLEADOS DEMANDAN A LA EMPACADORA DE CARNES

“Eran distribuidos en torno a 1764 libras semanales”, señaló el fiscal Alcindo Luz en la nota. Escuchas telefónicas realizadas en el marco de la investigación también permitieron descubrir que el grupo utilizó “carne podrida, lavada para quitar el hedor y mezclada con otras para la confección de las hamburguesas”.

“Hay indicios de que algunos de los animales abatidos por el grupo serían substraídos de conductores de carruajes, quienes se estarían robando los caballos los unos a los otros para entregarlos al matadero del grupo criminal”, apuntó el Ministerio Público.

En el operativo bautizado como “Hipo”, participaron 70 agentes del Ministerio Público, la Brigada Militar y las Secretarías de Salud y Agricultura de Río Grande do Sul, que además de detener a seis personas, cumplieron 15 órdenes de allanamiento. 

(Con información de EFE)

RELACIONADOS:

CRISIS EN EMPACADORAS DE CARNE PODRÍA GENERAR DESABASTECIMIENTO

RESTAURANTES Y TAQUERÍAS REABREN SUS PUERTAS EN MEDIO DE ESCASEZ DE CARNE