IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Esposa asegura que planificó con su marido enfermo que lo mataría

Ellen Gilland, de 76 años, asegura que ella y su esposo Jerry, enfermo terminal, planificaron que ella lo mataría si su condición de salud empeoraba.
/ Source: The Associated Press

El plan llevaba semanas preparándose: Ellen Gilland, de 76 años, dispararía mortalmente a su marido Jerry, enfermo terminal de 77 años, y luego se privaría de la vida. Pero después de dispararle en la cabeza en una habitación de hospital del piso 11, no pudo llevar a cabo el resto.

En lugar de ello, Gilland, aún armada, se enfrentó a la policía durante cuatro horas hasta que los agentes pudieron utilizar un explosivo no letal para distraerla y detenerla.

Así relata la policía el tiroteo y sus consecuencias en una planta para enfermos terminales de AdventHealth Daytona Beach, cerca de la costa central de Florida.

MIRA TAMBIÉN:

La pareja tramó el plan hace tres semanas, según explicó el jefe de policía de Daytona Beach, Jakari Young, en una rueda de prensa. Durante una conversación, dijo, decidieron que, si la enfermedad no identificada de Jerry Gilland empeoraba, “él quería que ella acabara con esto”.

“Al parecer, el objetivo era que lo hiciera él, pero él no tenía fuerzas, así que ella tenía que llevarlo a cabo”, dijo Young.

Así que recurrieron a “un suicidio con asesinato en el que ella se suicidaría”, dijo el jefe de policía. “Pero ella decidió que no podía llevarlo a cabo”.

MIRA TAMBIÉN:

Tras oír un disparo procedente de la habitación 1106, dos trabajadores del hospital entraron y vieron a Ellen Gilland sentada junto a la cama con su marido sin responder en un charco de sangre. Apuntó con el arma a la pareja y les dijo que salieran de la habitación, que olía a pólvora quemada, según un informe policial. Otro miembro del personar también entró y fue conminado a salir a punta de pistola.

Los empleados empezaron entonces a desalojar a la gente de las habitaciones cercanas, según el informe. El jefe de policía lo calificó de “pesadilla logística”, ya que la mayoría de los pacientes del piso 11 estaban conectados a respiradores.

Cuando llegaron los agentes, se alinearon en el pasillo con las armas desenfundadas hacia la puerta abierta de la habitación 1106. La policía gritó repetidamente: “¡Suelte el arma!”, según el vídeo de la cámara corporal de un agente grabado unos 10 minutos después del tiroteo.

MIRA TAMBIÉN:

Dime qué está pasando. No queremos hacerte daño”, gritó un agente. Otro le dijo a un compañero: “Retrocede. Atrás. Tenemos tiempo. Solo tenemos tiempo”.

Al cabo de unas cuatro horas, los integrantes del equipo SWAT utilizaron un artefacto explosivo no letal para distraer a Ellen Gilland y entraron en la habitación. Intentaron utilizar una pistola aturdidora, pero no consiguieron someterla y disparó un tiro al techo. Entonces soltó el arma y fue detenida, según el informe policial.

Gilland fue acusada de asesinato premeditado en primer grado y dos cargos de agresión con un arma mortal con intención de matar, y permaneció encarcelada sin fianza. 

MIRA TAMBIÉN:

Es una circunstancia trágica”, dijo el jefe de policía, “porque demuestra que ninguno de nosotros es inmune a las pruebas y tribulaciones de la vida”.

Para manejar cualquier situación de salud emocional, la línea PAS está disponible las 24 horas del día y los 365 días del año en el 1 (800) 981-0023.

Este servicio gratuito ofrece ayuda a individuos de comportamiento suicida seguidos de otros problemas de salud mental como: depresión, violencia doméstica y trastornos de ansiedad, entre otros.

RELACIONADOS:

ARRESTAN A TRES PERSONAS ACUSADAS DE ESTAFAR ABUELOS CON TARJETAS DE REGALO EN TEXAS

ACUSAN SOLDADO DE MATAR A SU ABUELO Y BISABUELA EN EE.UU.

CONDENAN ABUELA QUE INTERCAMBIÓ DIAMANTES MILLONARIOS POR PIEDRAS EN LUJOSA JOYERÍA