Violinista símbolo de la represión en Venezuela lucha por obtener su asilo en EEUU

Wuilly Arteaga llegó a Estados Unidos hace más de un año y aunque aún se encuentra en un limbo migratorio, busca reconstruir su vida en el país.
En esta foto del 18 de mayo de 2017, Wuilly Arteaga toca su violín durante una marcha antigubernamental en Caracas, Venezuela. (Foto AP / Ariana Cubillos)
En esta foto del 18 de mayo de 2017, Wuilly Arteaga toca su violín durante una marcha antigubernamental en Caracas, Venezuela. (Foto AP / Ariana Cubillos)AP / AP

wuilly arteaga, el joven violinista que se convirtió en símbolo de la lucha contra la represión en venezuela, todavía lucha por obtener su asilo en estados unidos.

arteaga, de 24 años, es el protagonista de un mini documental de nbc news, que presenta su vida en nueva york, las relaciones con sus compatriotas, y las aspiraciones del artista.

{iframely-embed-html}

en 2017, arteaga se convirtió en el rostro de las protestas contra el gobierno de nicolás maduro. los videos que lo mostraban tocando el violín con vestido con los colores de la bandera venezolana en medio de las escenas de caos se volvieron virales y se compartieron en venezuela ampliamente entre manifestantes y sus simpatizantes.

en mayo de ese año, la policía le rompió el violín. fue reemplazado por otro que recibió como regalo, y en junio volvió a las calles. ese mismo mes viajó a estados unidos, invitado al congreso por el congresista de maryland jamie raskin, pero a su regreso a caracas resultó herido en una manifestación. estuvo encarcelado 22 días en medio de protestas que dejaron un centenar de muertos.

relacionado: liberado un violinista que participó en las protestas en venezuela

invitado en octubre de 2017 a estados unidos por la fundación de derechos humanos, decidió asilarse en el país.

"fue difícil tomar esa decisión, pero las circunstancias de la vida me llevaron a pensar que lo mejor era que yo me quede aquí por un tiempo y por eso decidí meter el asilo político", dijo en declaraciones a nbc news.

aunque su caso podría parecer fácil, todavía no ha obtenido ese permiso. según cifras oficiales, desde 2014 se han presentado 101 182 peticiones de asilo político en eeuu cada año; en promedio se aprueban 13 241 anualmente.

"no voy a estar tranquilo hasta que me salga mi asilo", dice el músico.

arteaga ha recibido ayuda de muchas personas, cuenta javier el-hage, de la fundación de derechos humanos. aun así, el músico vive de tocar en el metro y otros lugares públicos de nueva york. es un rostro conocido y el documental de nbc muestra cómo en una hora logró ganar 100 dólares.

también es fácilmente reconocido por sus paisanos, que a menudo se toman fotos con él.

"cada vez que veo un venezolano aquí yo me alegro, porque yo digo, wow, es otra persona que también tuvo la oportunidad de salir de venezuela…es una familia más que va a tener ayuda de alguien que está acá", aseguró.

su popularidad también lo hace blanco de constantes pedidos de dinero de sus compatriotas, como se puede apreciar en el mini documental, así como de críticas y ataques en las redes sociales.

arteaga lee comentarios negativos: “tú te hiciste la víctima, todo fue un plan", le dice alguien que luego lo compara con una prostituta.

"sí me pega [duele], sí me pega un poquito, pero yo pienso que les pegó mucho el hecho de yo pasar de estar en una cárcel a estar en un país libre, donde puedo hacer lo que no podía hacer en venezuela”, reflexiona.

el equipo de nbc news también viajó a valencia, venezuela, donde viven los padres de arteaga en condiciones de pobreza. él les manda dinero con frecuencia, y sueña con comprarles una buena vivienda. con un teléfono celular, padres e hijo se ven las caras por primera vez en más de un año, y de ambos lados fluyen las risas y las lágrimas.

"quisiera que estuvieran mejor, así como yo, sabe?, pero no es culpa mía que ellos no estén mejor", dice el violinista.

sus padres están preocupados por la posibilidad de que no obtenga el asilo.

"sería demasiado tormentoso para nosotros que él regrese a venezuela. automáticamente caería preso”, comentó el padre.

pero wuilly arteaga está preparado para cualquier escenario. “donde la vida me tenga que poner allí yo voy a estar. si en algún momento a mí en venezuela me va a pasar algo, es porque dios lo va a permitir así. yo no lo voy a buscar. y yo voy a hacer lo posible para que eso no pase. pero en el peor de los casos yo voy a venezuela otra vez”.