Venezuela se despide de la versión impresa de El Nacional, último periódico independiente del país

El presidente editor del medio asegura que más adelante esperan volver para publicar en primera página “Venezuela regresa a la democracia”.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Con el titular en primera plana “El Nacional es un guerrero y seguirá dando la batalla”, uno de los principales diarios de Venezuela anunció el viernes a sus lectores el cese de la impresión, luego de 75 años, debido a trabas en el suministro de papel importado.

El Nacional, último de circulación nacional impresa en Venezuela crítico del Gobierno de Nicolás Maduro, se sumó a una larga lista de diarios que han dejado de circular. De acuerdo con el Sindicato de Prensa venezolano desde que Maduro llegó al poder en 2013 se han aplicado políticas que castigan a los medios que mantienen líneas editoriales independientes y por las que más de 100 han tenido que cerrar, entre ellos 70 periódicos.

Al expresar su pesar por el fin de la edición impresa del diario que fundó su abuelo y su padre, el presidente editor del medio, Miguel Henrique Otero, afirmó en un mensaje grabado que se difundió el viernes ante un centenar de personas en la redacción que “no han podido con nosotros, ni van a poder”.

Otero, quien desde hace varios años se encuentra exiliado fuera del país debido a un proceso judicial que emprendieron autoridades en su contra, dijo que el cese de la impresión de El Nacional será “por un tiempo”, y que más adelante esperan volver para publicar en primera página “Venezuela regresa a la democracia”.

El directivo anunció la víspera que a partir del sábado el diario dejaría de circular debido las trabas en la venta de papel que impone la corporación estatal que tiene a su cargo la importación de este insumo.

“Nicolás (Maduro) nos vemos en la web”, indicó a la prensa el gerente general del diario, Jorge Makriniotis, al anunciar que a partir del sábado el diario comenzará un proceso de reinvención y concentrará su personal, de unos 80 periodistas más otros 80 que laboran en las rotativas, en la edición digital que vienen desarrollando desde hace varios años.

Makriniotis dijo que el diario mantendrá su postura crítica hacia el gobierno pese a las amenazas y los cinco procesos judiciales que enfrenta, entre ellos uno que emprendió el presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, que señaló al periódico de difamarlo por difundir un informe sobre supuestos vínculos con el narcotráfico.

Las autoridades no han ofrecido comentarios sobre el caso del diario.

La salida de circulación del diario generó numerosas reacciones de pesar en las redes sociales donde algunas figuras como el expresidente colombiano Andrés Pastrana indicó que los “demócratas de América Latina y del mundo los seguiremos acompañando en su lucha por el regreso de la democracia”.

El presidente Nicolás Maduro, al igual que su antecesor Hugo Chávez, ha mantenido tirantes relaciones con los medios, a los que acusa frecuentemente de promover complots contra el gobierno y publicar noticias falsas.