Una investigación periodística revela que Trump heredó 413 millones gracias a un fraude fiscal

Cuando heredó más de 1.100 millones de sus padres, debería haber pagado el 55% en impuestos. Pagó sólo el 5%, según el diario 'The New York Times', gracias a maniobras fiscales irregulares

Una investigación periodística del diario The New York Times ha concluido, a partir de registros oficiales y entrevistas, que el ahora presidente, Donald Trump, recibió al menos 413 millones de dólares durante los años 90 del imperio inmobiliario de su padre, en gran medida gracias a una trama fraudulenta de evasión fiscal.

Trump ha presumido de ser un millonario hecho a sí mismo que apenas recibió ayudas de su padre, el constructor Fred C. Trump. Sin embargo, los registros fiscales y financieros consultados por el diario revelan, según esta investigación, que Trump sí recibió 413 millones de su padre, y que gran parte de ese dinero le llegó a través de una corporación fantasma creada para ocultar millones de dólares en donaciones de sus padres.

El ahora presidente ayudó además a su padre a beneficiarse de deducciones fiscales irregulares valoradas en millones de dólares, y, siempre según el diario, diseñó una estrategia para minusvalorar el imperio inmobiliario de su familia, reduciendo así enormemente los impuestos a pagar cuando pasó a manos suyas y de sus hermanos.

 Fred y Mary Trump transfirieron más de 1.000 millones de dólares a sus hijos, por lo que tendrían que haber pagado al menos 550 millones de dólares en impuestos (con una tasa del 55% para estas herencias). Sin embargo, pagaron 52,2 millones, es decir, el 5%, según informa el diario.

El abogado de Trump, Charles J. Harder, ha negado estos hechos, calificándolos de “falsos y extremadamente inexactos”. Al mismo tiempo, ha indicado que ni el presidente ni su familia era consciente de estos asuntos, que quedaban, según ha dicho, en manos de profesionales.

Expertos consultados por el diario indican que resulta improbable que Trump pueda ser perseguido criminalmente por evadir impuestos, puesto que los supuestos delitos habrían prescrito; sin embargo, sí podría ser multado por ello.