Un reportero de habla hispana lucha contra la deportación

Manuel Durán estaba haciendo su trabajo cubriendo una protesta contra las políticas de inmigración cuando lo arrestaron.
Oficial de inmigración escolta a un sujeto afuera de un centro de detención en Los Ángeles, California
Oficial de inmigración escolta a un sujeto afuera de un centro de detención en Los Ángeles, California.AP / AP

El reportero de habla hispana que enfrenta un proceso de deportación dijo este martes que lo arrestaron de manera injusta mientras cubría una protesta de inmigrantes en Tennessee y que corre peligro si lo regresan a El Salvador, reportó la agencia de noticias Associated Press.

Manuel Durán habló sobre su caso después de varios meses de silencio desde su arresto en el mes de abril. Cubría un rally para protestar en contra de las políticas migratorias del presidente, Donald Trump, un día antes del 50 aniversario de la muerte del reverendo Martín Luther King, héroe de la lucha por los derechos civiles asesinado en Memphis.

Durán es originario de El Salvador, pero ha vivido en Memphis durante años. Dirige el centro de noticias digital Memphis Noticias, donde cubre temas relacionados con la inmigración y los efectos de que éstas políticas tienen en la comunidad hispana local. La abogada de Durán, Michelle Lapointe, dijo que su cliente llegó a Estados Unidos sin permiso luego de que en 2006 recibiera amenazas de muerte por reportar sobre la corrupción en su país.

“Regresar a mi país es peligroso para mí”, dijo Durán a reporteros de Associated Press durante una llamada telefónica.

En sus reportajes, Durán ha sido crítico de las autoridades migratorias. Activistas defensores de los derechos humanos han dicho que el arresto y deportación son represalias por su labor. La policía de Memphis, sin embargo, ha negado que este sea el caso, puesto que a Durán lo arrestaron después de que ordenaran la evacuación de la calle.

“Estaba haciendo lo correcto”, dijo Durán.

En octubre, la Junta de Apelaciones de Inmigración en Virginia rechazó una apelación del caso. La abogada de Duran dijo que podría ser deportado dentro de dos semanas si la Corte de Apelaciones del 11º Circuito en Atlanta no acepta demorar su expulsión y reabrir su caso de deportación. La sentencia está pendiente.

Lapointe, quien trabaja con el Southern Poverty Law Center, dijo que solicitará asilo para Duran si el tribunal acepta abrir su caso porque los reporteros enfrentan un empeoramiento de las condiciones en El Salvador.

Duran recibió una orden de deportación en 2007 después de que no se presentó a la corte. Sus abogados han dicho que no recibió una notificación para presentarse ante el tribunal antes de que se emitiera la orden de deportación.

Después del arresto de Duran el 3 de abril, los cargos por conducta desordenada y obstrucción de la vías públicas fueron retirados. Pero las autoridades de Memphis lo entregaron luego a Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés).

"No estaríamos en esta situación si él no se hubiera convertido en un blanco por ejercer sus derechos de la Primera Enmienda al informar de manera crítica las noticias sobre las políticas locales y las políticas de ICE que perjudicaron a su comunidad", dijo Lapointe.

Duran fue trasladado de Memphis a una instalación de ICE en Louisiana. Dijo que ha experimentado malas condiciones, incluyendo mala comida y baños sucios y sin papel higiénico, en las instalaciones de ICE en Louisiana.

Un portavoz de ICE, Bryan Cox, negó las acusaciones de Duran. Cox dijo que la instalación donde está detenido en Jena, Louisiana, ha sido inspeccionada por varios grupos y ha pasado la inspección.

Los abogados de Duran han buscado su liberación de la custodia de ICE mientras luchan contra su deportación. La pareja de Duran, Melisa Valdez, dijo que los últimos meses sin Duran han sido "una pesadilla".

Ella dijo que Duran no es un criminal y no es un peligro para la comunidad de Memphis.

"Su arresto y detención sólo muestran que el gobierno ha desplazado las prioridades", dijo Valdez durante la conferencia telefónica. "Me parece extremadamente injusto que alguien pueda ser encarcelado indefinidamente sin cometer un delito".