Un juez amenaza a oficiales de ICE por querer llevarse a un inmigrante mexicano

"¿No tiene algo donde haya un peligro mayor para el público?". Un juez libera a un inmigrante y amenaza a ICE con desacato si intentan llevárselo. Le contamos lo qué le dijo a los agentes de la Migra.
Oficiales de inmigración durante operativo en Los Ángeles
Oficiales de inmigración durante operativo en Los Ángeles.AP / AP

Este miércoles, un juez federal del distrito norte del estado de Ohio amenazó a agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) con considerarlos en desacato de la Corte si se atrevían a deportar a un hombre que él liberó bajo fianza.

César Veloz Alonso es un inmigrante mexicano de 39 años que fue detenido en junio por ICE. Veloz trabaja en la construcción, tiene una familia y una casa que casi termina de pagar. ICE lo arrestó por haber reingresado ilegalmente al país, luego de que en 2009 fuera deportado.

El juez James Gwin concedió la libertad bajo fianza el miércoles a Veloz por no considerarlo un peligro para la comunidad ni creer que fuera probable que escapara a su siguiente audiencia en la corte.

Gwin está en desacuerdo con que ICE se lleve a Veloz antes de la siguiente fecha en que éste debe presentarse ante la corte, en el mes de enero. En su opinión, ICE debería retirar los cargos que ha presentado en contra del señor Veloz antes de poder deportarlo o bien esperar a que el juez Gwin dicte sentencia en enero.

"Si ICE quiere llevárselo, probablemente buscaré una sanción de desacato contra ICE por violar la autoridad de la Corte para tratar un caso criminal como la Corte lo considere apropiado", dijo Gwin, según una transcripción de la audiencia que examinó el portal de noticias Cleveland.

Gwin fue nominado a la corte por el presidente Bill Clinton en 1997 y, según Cleveland, tiene una reputación de confrontar a los abogados que se presentan en su corte.

El miércoles, el juez hizo honor a su reputación al cuestionar el hecho de que cinco representantes legales del gobierno de los Estados Unidos estuviesen presentes en la audiencia del señor Veloz, incluido Robert Bullford, jefe de la División Criminal de la Oficina de la Fiscalía de los Estados Unidos.

"Quiero decir, dada la cantidad de casos criminales, ¿no tiene algo donde haya un peligro mayor para el público que gastar la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos en un caso de este tipo?" preguntó el juez.

El defensor público de Veloz escribió en su petición de libertad bajo fianza que los vecinos, amigos y jefe durante 13 años de su cliente abogaban en su favor.

Gwin estableció que Veloz debía pedir una fianza amparada en el valor de su casa y permanecer en su hogar bajo vigilancia electrónica.

La Oficina del Procurador de los Estados Unidos apeló el fallo del juez ante el 6º Tribunal de Apelaciones de Circuito el jueves, y tiene la intención de pedirle que suspenda el fallo de Gwin, reportó Cleveland.

El desafío del Juez Gwin sucede en el contexto de la política de cero tolerancia que el Departamento de Justicia, presidido por el Fiscal General Jeff Sessions, ha puesto en marcha con el objetivo de aplicar las leyes de inmigración con la mayor severidad posible.

El fiscal Danielle Angeli respondió negativamente a la petición de Gwin de retirar los cargos en contra de Veloz.

Angeli también dijo que no había condiciones ni fianza que pudiera asegurar la presencia de Veloz en su próxima audiencia, puesto que probablemente sería deportado tan pronto fuera puesto en libertad. 
"Parece que estás metiendo tu pulgar en el ojo de la Corte y diciendo que los jueces no tienen autoridad para tomar una decisión sobre la fianza", dijo Gwin.