Un inteligente truco permite desenmascarar a peligrosos individuos: la avaricia y el miedo fue su perdición

Ofrecieron hasta 1.100 dólares por ayuda para identificar a peligrosos activistas. Pero era una trampa: “Gracias por este regalo de Navidad adelantado”
Imagen de archivo de una exposición en Leipzig (Alemania).
Imagen de archivo de una exposición en Leipzig (Alemania). AP / AP

Una organización alemana ha engañado a miembros de la extrema derecha y simpatizantes con el Partido Nazi para que les desvelen sus nombres y los de sus compañeros de andanzas apelando al miedo y la codicia. Les tendió una trampa de “tarro de miel”, y consiguió así que ellos mismos se delataran. Así lo hicieron:

El Centro para la Belleza Política, que así se llama la organización, creó una página de internet en la que publicó fotografías de 1.552 asistentes a una manifestación de la extrema derecha. A algunos de ellos dijo haberlos identificado, pero quiso contar con ayuda pública para poner nombre y apellido al resto, así que ofreció entre 50 y 120 euros (entre 60 y 140 dólares) a quienes colaboraran.

Esa cantidad se elevaba hasta los 600 y 1.100 dólares si alguna de las personas identificadas resultaba ser miembro de la policía y los servicios secretos, respectivamente.

Pero su intención era que la extrema derecha “entregara toda su red sin darse cuenta”. Para ello, cada vez que alguien entraba a la página, sólo podía ver 20 fotos, algunas de ellas ya identificadas con nombres y apellidos; si quería acceder a más, debía haber una búsqueda.

Así, seis de cada 10 visitantes rastrearon la página introduciendo nombres y apellidos para comprobar si esas personas habían sido identificadas: así, sin ser conscientes, proporcionaron sus identidades o las de familiares o amigos que podrían ser identificados como de extrema derecha.

Con esos datos, la organización asegura haber identificado a cientos de extremistas, incluyendo sus lugares de residencia. “Gracias por este regalo de Navidad adelantado”, asegura en la página web, una vez desvelado el truco.