Un aspirante a gobernador denunció a 300 migrantes ante ICE durante su campaña electoral, pero no sirvió de nada

Kris Kobach, ferviente seguidor de Trump, envío una lista con casi 300 nombres a las autoridades migratorias. Esto fue lo que sucedió.

Kris Kobach, exsecretario de estado de Kansas conocido por ayudar en la redacción de una ordenanza que prohibía rentar viviendas a inmigrantes indocumentados en Fremont, Nebraska, le envió una lista con casi 300 nombres de inmigrantes al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), ha informado el diario The Kansas City Star.

Kobach, un político republicano que convirtió las posturas de línea dura en contra de la inmigración ilegal en una de las bases de su carrera política, actualmente está disputando una silla en el Senado después de perder la elección para la gobernación de Kansas en 2018.

La ordenanza requería que los propietarios obtuvieran una licencia de ocupación de cualquier persona que quisiera rentar una propiedad. En la licencia, que tenía un costo de cinco dólares, los inquilinos debían marcar si eran ciudadanos estadounidenses o no ciudadanos.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) de Nebraska interpuso una demanda un mes después de que los residentes de Fremont aprobaran la medida en las urnas en 2010, alegando que la ordenanza fomentaba la discriminación racial en contra de los latinos.

En 2014, el Tribunal de Apelaciones del Octavo Circuito dictaminó que la ordenanza no estaba precedida por la ley federal. El tribunal dijo que la ordenanza no "remueve a los extranjeros de este país (o incluso de la ciudad), ni crea un proceso local paralelo para determinar la remoción de un extranjero".

Pero la victoria fue finalmente vacía. La solicitud de alquiler no incluía la información necesaria para determinar el estado de ciudadanía. Aunque la ordenanza entró en vigor en 2014, fue considerada inaplicable tiempo después.

En 2017, siete años después de su colaboración en la redacción de la medida, Kobach le envió por email a ICE una lista con 289 nombres de personas que habían aplicado para una licencia de ocupación en Fremont, donde cerca del 15% de los 26.000 residentes son hispanos.

Con el email Kobach pretendía saber si las personas en la lista estaban en el país legalmente, y fue así como le pidió a ICE que “verificara el estatus de inmigración” de cada individuo incluido en el registro entregado.

Según el diario, Kobach fue más allá, dando a entender que si la información dada llevaba a que alguien fuera arrestado o deportado el estaría de acuerdo con ello.

"La ordenanza de Fremont permite que la ciudad comparta cualquier información sobre la solicitud de un extranjero con ICE para los propios propositos de ICE", le escribió Kobach al director interino de ICE, Thomas Homan, en ese momento. "Entonces, si sus agentes quieren usar esa información para las operaciones de cumplimiento de ICE, la ordenanza contempla eso".

Sin embargo, Homan parecía escéptico con el email y la información. En su respuesta, Homan le advirtió a Kobach sobre los riesgos de sacar conclusiones sobre el estado de inmigración de un individuo basado en una licencia de ocupación.

ICE terminó por no emprender ninguna acción basado en el email de Kobach.

Los correos electrónicos intercambiados muestran a Kobach presionando a ICE para que ayudara a Fremont, años después de que se determinara que la ordenanza era inaplicable.

Los emails fueron obtenidos a través de una solicitud basada en la Ley de Libertad de Información hecha por el organismo de control estadounidense American Oversight.

Los correos demuestran el preocupante nivel de acceso de Kobach a los principales funcionarios de inmigración en la Administración del presidente, Donald Trump, afirman algunos críticos agregando que el intercambio entre Kobach e ICE podría reabrir un litigio anterior que cuestiona la constitucionalidad de la ordenanza de Fremont.

"Kris Kobach ha hecho una carrera de alarmismo en torno a los inmigrantes indocumentados que votan y utilizan los servicios públicos, y ha impulsado las políticas públicas de manera que no coinciden con la evidencia real", ha dicho Austin Evers, director ejecutivo de American Oversight. "En este caso, usó el poder del gobierno para compilar una lista de individuos y, si se salía con la suya, hacer que ICE hurgara entre ellos".

En un correo electrónico a The Star y The Eagle, Kobach ha indicado que cuando contactó a ICE en 2017 estaba trabajando para cumplir con los requisitos de la ordenanza bajo la dirección de los funcionarios de la ciudad de Fremont.

"La ordenanza ha tenido mucho éxito para reducir el amparo a extranjeros ilegales en Fremont y en la protección de los ciudadanos estadounidenses contra la competencia ilegal por sus trabajos", ha señalado Kobach. "De hecho, la ordenanza ha tenido tanto éxito que los votantes de la ciudad de Scribner, Nebraska, adoptaron una ordenanza prácticamente idéntica en noviembre de 2018".