Trump y AMLO ganan un 'anti Nobel', el premio a lo absurdo, por su manejo de la pandemia de coronavirus

Varios presidentes ganaron este reconocimiento humorístico por creer que tienen mejor juicio que los científicos y médicos que estudian durante años.
Imagen del premio a los ganadores del IG Nobel 2019, y que este año 2020 fue virtual.
Imagen del premio a los ganadores del IG Nobel 2019, y que este año 2020 fue virtual.AP

Ni el coronavirus pudo detener la entrega de los premios IG Nobel o anti Nobel, que reconocen las investigaciones más absurdas y descabelladas, y que este año premiaron, entre otros, a un grupo de mandatarios, entre ellos Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador, por su manejo de la pandemia de coronavirus. 

El IG Nobel de Educación Médica fue entregado a los presidentes de Estados Unidos y México, además de a Jair Bolsonaro, presidente de Brasil; Boris Johnson, primer ministro británico; y Vladimir Putin, presidente de Rusia, “por usar el COVID-19 para enseñarle al mundo que los políticos pueden tener un efecto más inmediato en la vida y la muerte que los científicos y médicos”, dijeron los organizadores.

[Así ha sido la respuesta de Trump a la pandemia de coronavirus y la secuencia de errores que lo llevaron a ignorar la urgencia]

"Estos son individuos que se dieron cuenta de que tienen un mejor juicio que gente que ha estado estudiando toda su vida", indicó Marc Abrahams, organizador principal del evento.

Una de las investigaciones más absurdas, y que ganó el IG Nobel de Ciencia, fue la que realizaron un grupo de científicos de Estados Unidos y el Reino Unido para comprobar la efectividad de los cuchillos fabricados con heces humanas congeladas.

La leyenda sobre un anciano que usó sus heces congeladas para fabricar un cuchillo con el que mató a una bestia y logró sobrevivir pese a no tener ninguna otra herramienta a mano fue el motivante para que estos expertos de la ciencia pusieran todos sus conocimientos a prueba. 

Metin Eren, profesor asistente de Antropología de la universidad de Kent en Ohio, usó heces reales congeladas a -58 grados para crear un cuchillo afilado e intentar cortar carne con él. 

"Fue un fracaso miserable", dijo, echando por tierra la veracidad del relato.

 

 

Los IG Nobel fueron ideados por la revista Anales de Investigaciones Improbables para reconocer los 10 estudios más absurdos, descabellados e increíbles que se hayan llevado a cabo en el último año.

Su lema es "investigaciones que primero hacen reír y luego pensar".

Este año, la entrega de los premios se realizó de manera virtual sin la habitual ceremonia en la Universidad de Harvard. Pese a ello, mantuvo la tradición de que fueran los ganadores de los premios Nobel quienes entregaran el reconocimiento a estas investigaciones alternativas.

"Fue una pesadilla, nos tomó meses organizarlo, pero lo hemos hecho", dijo Abrahams, quien es editor de la revista.

Otros de los reconocimientos de este año se entregaron a una investigación sobre por qué a algunas personas les molestan los ruidos que realizan otras cuando comen.

Y también ganaron investigadores de varios países, entre ellos colombianos y chilenos, que trataron de establecer la relación entre la inequidad de ingreso de algunos países con el promedio de veces que sus ciudadanos se dan besos en los labios.

A cada ganador se le envió por correo un documento que podían imprimir con instrucciones sobre cómo armar su propio premio en forma de cubo.

Para que la ceremonia fuera lo más real posible, los premios Nobel entregaron los trofeos fuera de la pantalla y el ganador extendía su mano fuera de la pantalla para sacar el que ellos mismos ya habían ensamblado.