Trump vuelve a culpar a "ambos bandos" de la violencia en Charlottesville

“Tenías un grupo en un lado que era malo, y un grupo en el otro lado que también era muy violento”, dice el presidente
El presidente, este martes en la Torre Trump de Nueva York.
El presidente, este martes en la Torre Trump de Nueva York. AP / AP

El presidente, Donald Trump, ha vuelto a poner este martes al mismo nivel al grupo de nacionalistas, supremacistas blancos, neonazis y racistas que el pasado fin de semana participó en una protesta en Charlottesville (Virginia), y a los manifestantes que acudieron a mostrar su rechazo: “Tenías un grupo en un lado que era malo, y un grupo en el otro lado que también era muy violento”.

Un simpatizante de los grupos radicales de ultraderecha está detenido acusado de asesinato en segundo grado tras embestir con un coche a varias personas, entre ellas una mujer de 30 años, Heather Heyer, que perdió la vida. En opinión de Trump, “hubo culpa por ambas partes”.

Insiste así el presidente a su tesis del domingo, cuando condenó “en los términos más contundentes” el fanatismo, odio y violencia mostrado “por varios bandos, por varios bandos”, pero no se centró específicamente en los nacionalistas blancos que organizaron la protesta y en los neonazis y racistas que participaron.

Esa declaración provocó críticas generalizadas incluso entre congresistas republicanos.

El lunes, Trump sí condenó explícitamente el “odio, fanatismo y violencia” de los organizadores del acto. “El racismo es malvado, y aquellos que causan violencia en su nombre son criminales y matones, incluyendo al KKK, neonazis y supremacistas blancos y otros grupos de odio que son repugnantes para todo lo que amamos como estadounidenses”, dijo entonces en una declaración oficial en la Casa Blanca.

Protesta el pasado sábado en Charlottesville. AP / AP

Protesta ultraderechista en Charlottesville. (Foto: AP)

“Voy a decirles algo”, señaló este lunes el presidente a los periodistas reunidos en el vestíbulo del rascacielos que lleva su nombre en la Quinta Avenida de Nueva York, “he seguido esto mucho más de cerca que ustedes, gente, ustedes ponen que un lado es malo pero el otro también es muy violento”. Cuando un periodista le lanzó una pregunta, le despachó diciendo: “Espera un minuto, no he terminado, noticias falsas”.

Y continuó: “Tienes un grupo en el otro bando que vino cargando y eran muy, muy violentos”, dijo en referencia a los manifestantes que protestaban contra los racistas. Sobre estos últimos, apostilló: “No toda esa gente eran neonazis, supremacistas blancos, esa gente estaba allí porque quería protestar contra la retirada de una estatua”. El monumento en cuestión honra al general Robert E. Lee, que comandó las fuerzas de la Confederación sureña durante la Guerra Civil.

“Esta semana es Robert E. Lee”, dijo Trump, “¿Serán Washington y Jefferson la semana que viene? Tienes que preguntarte dónde va a parar”, añadió. Poco después explicó: “George Washington era propietario de esclavos, así que ¿perderá George Washington su status? ¿Van a retirar las estatuas de George Washington? ¿Y qué pasa con Thomas Jefferson, te gusta? ¿Vamos a retirar su estatua también porque era uno de los principales propietarios de esclavos?”.

George Washington fue el primer presidente de Estados Unidos. Jefferson, uno de los autores más destacados de la Declaración de Independencia, fue el tercer presidente del país. Ambos forman parte de los Padres Fundadores de la patria.

Trump insistió en la equidistancia entre racistas y manifestantes: “Tenía un grupo a un lado y se enfrentaron y fue violento y horrible. Hay un grupo en este lado al que puedes llamar la izquierda que atacó violentamente al otro grupo, puedes decir lo que quieras pero eso es lo que es. Creo que ambos tienen la culpa, hay que mirar a ambos bandos, creo que ambos tienen la culpa y no hay ninguna duda de ello”. “Había gente muy mala en ese grupo”, añadió, presumiblemente al respecto de los neonazis y racistas, “pero también tienes gente estupenda en ambos lados”.

En su opinión, no cabe duda de que habría que condenar a nazis y nacionalistas blancos, pero en la protesta “también había otra gente a la que la prensa ha tratado de forma injusta”. La protesta fue organizada por nacionalistas blancos y participaron individuos con indumentaria del Ku Klus Klan y neonazi. Durante la vigilia del sábado, portaron antorchas encendidas. “En ese grupo había también gente estupenda, pero también personas problemáticas”, añadió. Aparte de la mujer que perdió la vida, otras 19 personas resultaron heridas, cinco de ellas de gravedad, al ser embestidas por el coche conducido por el ultraderechista James Alex Fields, de 20 años. Otras 14 personas resultaron heridas en los enfrentamientos entre manifestantes y ultraderechistas.